VÍDEO

Mar Álvarez se lleva con «Era Vella» el segundo 9a femenino español (quinto del mundo)

Ni el calor de agosto ni la barrera psicológica han podido con la determinación de Mar álvarez, que ayer mismo chapaba la cadena de «Era Vella», el noveno más repetido del mundo, haciéndose así un hueco en el exclusivo listado de mujeres que encadenan 9a.

Autor: Desnivel.com | 19 comentarios | Compartir:

Los encadenes veraniegos no son algo extraño para Mar Álvarez (34) quien el pasado agosto ya nos surtió de noticias con su encadenamiento de Fish eye (8c) y poco después de Mind control (su primer 8c+), ambas en Oliana, así como sendos 8b+ en Rodellar el verano anterior. Catalana aunque afincada en un pueblo de Huesca desde hace un par de años y bombera de profesión, Mar confiesa que el frío no es lo suyo; en invierno se dedica a sembrar en el plafón, pero su alta tolerancia al calor le permite hacerse con la cosecha en agosto.

Así ha sido con su último y más ambicioso objetivo, Era Vella, el noveno más repetido del mundo, que desde la primera ascensión de su equipador, Chris Sharma, hace cuatro años, suma ya otras 25 repeticiones, incluyendo la primera femenina por Sasha DiGiulian en la primavera de 2012.

Robamos unos minutos a Mar, que aún sigue por Margalef con la emoción del encadene a flor de piel, para que nos transmita sus primeras sensaciones:

¡Enhorabuena! ¿Cómo te sientes?
Bueno, ahora mismo todavía no soy muy consciente, para mí es una vía más, me ha costado un esfuerzo, la he trabajado, lo he conseguido… El grado es importante hasta cierto punto, pero como te digo aún no soy muy consciente de ello.


 

«Me puse a escalar bien, sin presión, y si sale bien y si no pues otro día…»

De nuevo subes tu grado máximo en pleno agosto… ¿Cómo fue el día de ayer?
Yo veía que era una vía que tenía posibilidades de hacerla, aunque tampoco me hacía muchas ilusiones; en julio tuve una progresión muy grande pero luego tuve unos días fuertes de bajón que no me había pasado nunca, así que no quería hacerme muchas ilusiones, simplemente me puse a escalar bien, sin presión, y si sale bien y si no pues otro día… Ayer habían dicho que igual había lluvia, así que me planteé ir a escalar sin más, solo que luego se quedó un buen día, me noté con fuerzas… ¡y salió!

¿Desde cuándo la estás probando y cómo ha sido la evolución?
Empecé a finales de junio, en realidad tenía un proyecto en Rodellar pero lo fui a probar y no me acabó de motivar, así que me fui a Margalef a por esta otra vía. Desde entonces ha sido julio y agosto yendo y viniendo, compaginándolo con nuestros horarios de trabajo y con algunos días que nos hemos juntado de vacaciones… Prácticamente todos los días libres que he tenido en estos dos meses he venido a probarla.

«Se me da mal leer las vías, y lo que más me cuesta es encontrar mis propias secuencias»

¿Desde el principio la viste posible?
No, qué va… Como siempre mis primeros pegues en las vías son malos, se me da mal leer las vías y lo que más me cuesta es encontrar mis propias secuencias. Los primeros días no me vi nada bien, pero como los amigos me insistían, me veían capaz… David –mi compañero– me decía que me veía bien desde fuera, así que me animé a darle más pegues, ¡por lo menos me iba a poner fuerte! Luego la fui probando y sí que vi un progreso rápido, aunque también como te decía he tenido unos días de bajón que veía que no era capaz y pensé en abandonarla, hasta que poco a poco fui recuperando la confianza.

«Tenía que elegir una vía que estuviera relativamente cerca de casa, pues sabía que un 9a me iba a costar muchísimo»

¿Te influyó a la hora de escoger este proyecto que fuera el noveno más repetido del mundo?
No, la verdad es que esa no fue la razón; la principal fue que tenía que elegir una vía que estuviera relativamente cerca de casa, pues sabía que un 9a me iba a costar muchísimo, así que necesitaba un 9a al que pudiera ir y venir fácilmente. Unos amigos me comentaron que creían que esta línea me iba a ir bien, y como al verla me pareció espectacular, pues me decidí a probarla; al probarla me gustó y eso me acabó de convencer.

Con tus 1,54 m de estatura, ¿has tenido que sacar muchos métodos propios para esta vía?
Esto es algo que me suele pasar en muchas vías, que tengo que hacer métodos que la gente no hace. Ésta es una vía que tiene bastantes bloqueos, que es algo que se me da muy mal, pero a la vez tiene la ventaja de que tiene pequeños apoyos y variedad de pies, que es lo que yo necesito para hacer mis secuencias, mis rebotes… y esto sí que me lo ha dado esta vía.

«No soy una escaladora profesional y no pensaba que estuviera dentro de mi alcance…» 

¿Habías probado antes algún otro 9a?
No, ha sido el primero, antes ni se me pasaba por la cabeza probar este grado. No soy una escaladora profesional y no pensaba que estuviera dentro de mi alcance… Ha influido los ánimos que me han dado los amigos, y también que con el entrenador que estuve este invierno al final vimos que había ganado mucha fuerza y me convencí para simplemente probarlo a ver qué era.

Entonces, ¿te has preparado específicamente para este encadene?
Bueno, a mí siempre me gusta superarme, entrenar duro… El año pasado conseguí unas vías y este año me propuse entrenar mejor, y si luego conseguía resultados en el verano pues perfecto, pero si no en todo caso es que a mí lo que me gusta en el invierno es entrenar (como no me gusta escalar cuando hacer frío…), y si luego obtengo resultados pues mejor que mejor.

¿Tienes planes para lo que queda de verano?
De momento seguir disfrutando y escalando, pero ya vías que me permitan un encadene más rápido, y ya habrá tiempo para nuevos proyectos.

Mujeres novenogradistas

La incomparable Josune Bereziartu abrió esta lista en 2002, con su Bain de sang (Suiza), repitió en 2004 con Logical Progresion (Japón), y ninguna otra escaladora ha logrado todavía igualar su encadenamiento del primer 9a/+ femenino, Bimbaluna (Suiza), en 2005. Hubo que esperar hasta 2011 para ver otro noveno femenino, que llegó con la francesa Charlotte Duriff y su PPP en Verdon, no exenta de polémica. Al año siguiente le siguió la norteamericana Sasha DiGiulian con Pure imagination, en Red River Gorge (posteriormente decotada a 8c+) y con la primera femenina de Era Vella (Margalef). La francesa Alizée Dufraisse estuvo a punto de unirse a la lista también en 2012 con su encadenamiento de La reina mora, en Siurana, si bien sus repetidores han coincidido en dejar la línea en el limbo del 8c+/9a. La belga Muriel Sarkany fue la última en incorporarse a la lista con Punt-X (en Saint Loup, Francia) en noviembre de 2013, siendo la mujer de más edad (39) en lograr un 9a. Mar Álvarez pasa a ser pues la quinta en la lista internacional y la segunda en la española.

Mar da así la campanada, dejando con pocos o ningún acierto las apuestas que planteábamos hace solo unas semanas en un artículo sobre las mujeres con más probabilidades a ocupar este puesto.

En los siguientes días ampliaremos esta noticia con más reflexiones de la protagonista, fotos y un vídeo que Mar tiene en el horno.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.