EXPLORANDO

MacLeod, primera ascensión de Echo Wall

Dave se apunta el que supone el éxito más importante de la escalada tradicional británica, su proyecto Echo Wall, en Ben Nevis. Sus nuevos 100 metros podrían alcanzar el E11 y la novena dimensión.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Dave superando el último movimento duro de Echo Wall.- Foto: Claire MacLeodDave superando el último movimento duro de Echo Wall.- Foto: Claire MacLeod

El escocés lo ha vuelto a hacer. Ha aceptado el miedo y ha roto sus límites. «He finalizado mi proyecto en Echo Wall», confirma Dave MacLeod. «Ha sido un día perfecto y una escalada perfecta, uno de esos en los que los disparatados ingredientes para una buena actuación se mezclan en la rara ocasiones en que alcanzas el éxito».

MacLeod, tras un arduo entrenamiento, llegando a probar el 8c sin cuerda, cosa que hacía en España al resolver Darwin dixit en solo, se sentía mentalmente preparado para afrontar uno de esos itinerarios tradicionales en los que el cerebro recula con horror. «Más dura que Rhapsody y que cualquier otra vía que haya hecho», dice Dave, de 29 años. Rhapsody esta cotada como E11 y 8c+, la mayor exposición y dificultad propuesta hasta el momento para la escalada británica. ¿Superable?. «He tenido que olvidarlo todo, concentrarme en la belleza de mi alrededor, no aspirar a nada. Dos días en la roca después, era capaz de conocer mi auténtico nivel psíquico para afrontar el desafío».

El lunes 28 de julio, a las 8 de la mañana, Dave amanecía, encontrándose con una ventisca que en nada iba a favorecer sus intenciones. Esperó y esperó «hasta que la fricción con la roca fuera perfecta», algo que ocurría exactamente una hora después. «La preparación de todos estos meses iba a cristalizar en esta ruta que ejecute en una especie de trance».

Todo «coco»

Dave MacLeod en la travesía clave de Rhapsody, primera propuesta de E11.- Foto: Paul Diffley/Hotaches.comDave MacLeod en la travesía clave de Rhapsody, primera propuesta de E11.- Foto: Paul Diffley/Hotaches.com

Mucha cabeza, así Dave afrontó el reto más duro de su extensa y experimental carrera: «No tenía ese sentimiento de preguntarme por qué no iba a intentar la vía, al contrario, solo pensaba en por qué no iba a intentarlo. No podía perder la oportunidad».

Luego estaba la cuestión del problema clave de búlder a 20 metros y con seguros pobres, en el que Dave cayó varias veces probando en top rope. «Si caes, aterrizas en el suelo», asegura el escocés que completó los 100 metros de su proyecto colocando todos los seguros durante el pegue bueno. «El riesgo era grande, pero la ruta era memorable».

La atracción que Echo Wall ejercía en Dave superaba todas sus motivaciones anteriores y era compartida por su pareja, Claire, y su amigo, Kev. «El sentimiento más puro de la escalada, los movimientos perfectos y la compañía eran mi seguro de vida. Es difícil para mí describir los sentimientos de libertad que experimenté, demasiado intensos, y necesitaría recrear todos aquello ingredientes, uno por uno, para acercarme».

Sobre el grado, Dave, no se pronuncia demasiado. «Terrible, lo más duro que he hecho», repite. Suena el noveno grado y asusta la exposición. ¿E11/9a?, eso parece, lo que supone el mayor hito de la historia del hard grit.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.