EXPLORANDO

Luka Krajnc y Matic Obid abren ‘Miss Acopan’ en Venezuela

Los escaladores eslovenos realizaron varias repeticiones más en el venezolano tepuy Acopan en diciembre y enero, entre las que destaca la célebre Purgatory (7b, 700 m).

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

La selva venezolana y sus tepuys están más de moda que nunca entre los escaladores de medio mundo. A las noticias llegadas las últimas semanas desde Venezuela, hay que sumar otra más. Es decir, a la apertura de Kids with guns al tepuy Amuri por Mason Earle, Siebe Vanhee, George Ullrich y Sam Farnsworth; las dos nuevas líneas del equipo belga formado por Nico Favresse, Sean Villanueva, Stephane Hanssen y Jean-Louis Wertz al mismo tepuy Amuri; el The Yopo Wall de Leo Houlding, Stan Leary, Jason Pickles, Alastair Lee, Yupi Rangel y Alejandro Lamus, también en el Amuri; y la más reciente apertura de MadinaWei al tepuy Acopan por parte de Adolfo Madinabeitia y José Carlos ‘Wei’ Delgado… hay que sumar ahora Miss Acopan (7b, 250 m), obra de Luka Krajnc y Matic Obid en este último tepuy.

Según informan los escaladores eslovenos en Planetmountain.com, su expedición partió hacia Caracas en el mes de diciembre, integrada por Andrej y Tanja Grmovsek, además de los citados Krajnc y Obid. Su plan original era seguir los pasos de Stefan Glowacz y Kurt Albert, cuando viajaron por la selva en bote para acercarse al Acopan, donde abrieron Purgatory en su pilar norte. Sin embargo, el retorno precipitado de los Grmovsek motivó el cambió de bote por avioneta para llegar hasta Yunek e iniciar su actividad escaladora.

En libre y a vista

Esa actividad fue mucho más intensa de lo que habían previsto inicialmente. Después de bajarse de una primera vía por culpa del mal estado en que encontraron la roca, se hicieron con las repeticiones de Hasta luego taurepan (6c+, 300 m), Gardineros de las grandes paredes (7b, 300 m) y Italian route (6c, 300 m), donde añadieron un último largo. Durante esos primeros días divisaron una línea virgen sobre roca perfecta que escalaron en libre con material de escalada tradicional.

“La llamamos Miss Acopan, por su belleza y la gran escalada que ofrece”, señala Krajnc en su crónica. Sólo dejaron en la pared 5 pitones y 3 empotradores para los rápeles. “Ambos tuvimos una caída en nuestro primer intento en el largo más duro durante la primera ascensión (el 26 de diciembre), pero después escalamos toda la vía en libre en un día (el 28 de diciembre)”, cuenta el escalador esloveno.

De hecho, esa caída fue la única que tuvieron durante toda su expedición, “ya que conseguimos escalar todo lo demás en libre y a vista”. El día antes de Fin de Año, todavía tuvieron tiempo de hacerse con la repetición de El placer de la abstinencia (7b+, 260 m).


 

Repetición de Purgatory

Ya con el Año Nuevo, y todavía con tiempo, decidieron enfrentarse a los 20 largos del Purgatory (7b, 700 m) de Glowacz, Albert y compañía. “No disponíamos del croquis de la vía, sólo de una foto del muro con una línea dibujada en él, así que inicialmente estábamos bastante intimidados, también porque habíamos leído la crónica de Dempster y Libecki, pero mientras ascendíamos, nos dimos cuenta de que nuestra experiencia sería algo diferente a la de los americanos. Ningún largo de selva necesitó ser fijado, no hubo escorpiones, y con unos 15 anclajes a lo largo de toda la ruta de 20 largos y dos en cada reunión, Purgatory ciertamente no puede ser clasificada como una vía deportiva. Considerándolo todo, lo pasamos en grande y escalamos la vía en dos días, resolviendo a vista todos los largos alternándonos como primero y pasando dos noches en la pared (una de subida y la otra de bajada).

Finalmente, completaron su viaje con la primera repetición de Takamajaka (7a+, 310 m).

 

Fuente: Planetmountain.com

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.