Laura Rogora se consuela de Tokyo 2020 con ‘Camo’ 9a

La escaladora italiana fue decimoquinta en los Juegos Olímpicos y no consiguió pasar a la final. Nada más regresar a Italia, se anota su duodécima vía de 9a o más superando el jet lag.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Laura Rogora en Tokyo 2020.
Laura Rogora en Tokyo 2020.   Col. L. Rogora

Laura Rogora no tuvo su mejor actuación en los Juegos Olímpicos de Tokyo. La escaladora italiana, que es una de las mejores especialistas actuales en escalada de dificultad, no fue capaz de pasar de la decimoquinta posición en la clasificatoria. Fue penúltima en velocidad, séptima en búlder y décima en dificultad. Un resultado decepcionante para ella, como reconocía en sus redes sociales el mismo 5 de agosto tras concluir su participación:

Esperé este momento durante dos años y ahora se ha acabado dejando un gusto amargo. Sabía que las finales eran un sueño extremadamente ambicioso para mí, pero lo que realmente quería de los Juegos Olímpicos era disfrutar la competición y dar mi máximo. Desgraciadamente, no fue así, la presión no me permitió escalar bien y encontrar el flow correcto. ¡Enhorabuena a todos quienes estuvieron allí y buena suerte a todos los finales que hoy y mañana lucharán por el primer título olímpico!

El fin de semana, una vez terminada la competición de escalada deportiva en Tokyo 2020, Laura Rogora viajó de vuelta a casa. Aterrizó en Italia con la misma desilusión con la que había partido de Japón y decidió buscar consuelo donde mejor se siente, en la roca. Según contaba a UPclimbing.com, decidió ir con su padre a la escuela de Grotti (Lacio), donde hace un par de años dejó un trabajo a medio hacer.

Jet lag y 36ºC

Se trataba de Camo, una vía de 9a equipada por el veterano Fabrizio Peri, quien también realizó la primera ascensión en septiembre de 2018. Ni el invalidante jet lag que sufría la joven escaladora italiana después del largo viaje, ni los sofocantes 36ºC de temperatura que se registraban en los alrededores de Roma fueron obstáculos suficientes para hacerla desistir de su intención de escalar.

Cuando probó anteriormente la vía, había un movimiento en la quinta chapa que era demasiado largo para ella en aquella época. Desde entonces, no obstante, la libreta de Laura Rogora ha experimentado un cambio notable, con la adición de una decena de vías de 9a o más duras.

Después de una primera ascensión para refrescar los movimientos, la somnolencia provocada por el jet lag le hizo caer muy abajo en su primer pegue del día. “Desciendo, me activo un poco y diez minutos después vuelvo a salir”, narra ella misma. Y esta vez nada salió mal. Consiguió elevarse hasta la cadena y llevarse el encadenamiento de su duodécima vía de 9a o más.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº 416 Especial Material de montaña. Guía de material 2021/22

Desnivel nº 416

Número especial sobre material de montaña, con test a 27 productos. Má…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

Novedades editorial

Últimas noticias