EXPLORANDO

Jenny Lavarda encadena Solo per vecchi guerrieri (8c+/9a)

Con su encadenamiento a Solo per vecchi guerrieri (8c+/9a), Jenny Lavarda se ha ganado por derecho el acceso al minoritario club de los Viejos Guerreros de la Roca, presidido por Maurizio Zanolla Manolo.

Jenny Lavarda en Solo per vecchi guerrieri (8c+/9a)  (Col. Jenny Lavarda)
Jenny Lavarda en Solo per vecchi guerrieri (8c+/9a)
| No hay comentarios |

¿Quieres formar parte de esta selecta logia? Sólo hay que encadenar esta ruta de Dolomitas, de cuatro largos, una tirada de 8b y un remate de 8c+/9a.


En Placche Zebrate, cerca de Arco (Italia), una niña de siete años acostumbrada a caminar por las montañas cercanas a su casa escala su primera vía acompañada por sus padres. Estamos en 1984 y Jenny Lavarda acaba de descubrir la gran pasión de su vida. A partir de ese momento comienza a labrarse su carrera como escaladora de roca y competición.

Con 10 años compite por primera vez, en los campeonatos juveniles de su país. Tuvo que pelearse con las vías de los chicos, ya que no había más competidoras de su edad. Un año después, en 1995 vence en el Master de Argentière-la-Bessée en la categofría juvenil de bloque. Atención a las victorias que vinieron después:

Campeonato del Mundo Juvenil, Imst (Austria), en 2001. Campeonato del Mundo (combinada), Avilés, en 2007. Campeonato del Mundo de Hielo, Saas Fee (Suiza), en 2007. Campeonato del Mundo de Hielo (búlder), Valle di Daone (Italia), en 2007. Copa del Mundo de Hielo en 2007 y 2008. Campeonato de Italia en 1998, 1999, 2000, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008 y 2009  Campeonato de Búlder de Italia en 2004 y 2009

En roca, destacan Encore (8a+), en Cëusse (Francia), y Fracca Fracca (8a+), en Boscoverde (Italia), a vista. “Este año estuve a punto de hacer mi primer 8b a vista, pero me caí en la última cinta”, nos dice. En 2006 encadenó Claudio Caffè (8c/8c+), en Terra Promessa (Arco); en 2008, Reini’s vibes (8c/c+), en Arco, y Highlander (8b+/c) en Boscoverde. En octubre de 2009 encadenó la vía de largos Solo per vecchi guerrieri (8c+/9a) en Vette Feltrine (Dolomitas).

¿A qué te dedicas, Jenny?

Soy escaladora profesional. Pertenezco al equipo deportivo militar del Corpo Forestale dello Stato, así que mi trabajo es escalar y, sobre todo, competir. Estoy muy feliz porque mi trabajo es mi pasión. He hecho realidad un gran sueño.

Eso requerirá una gran dedicación y mucho entrenamiento.

Depende de la época. En invierno hago escalada sobre hielo, mucho dry-tooling. Durante el comienzo del año preparo la forma física de forma general: resistencia,musculación, fuerza y, cuando llegan las competiciones, entreno la calidad, tanto en roca como en rocódromo, probando vías duras. Depende de lo que me diga mi entrenador, que es mi padre.

¿Te gusta la escalada indoor?

Me gusta mucho. A solo una hora de mi casa, en Verona, tengo un gimnasio enorme donde entrenar. Es perfecto combinarlo con mi pequeño plafón. Y, cuando puedo, viajo a Innsbruck para entrenar en el rocódromo Tivoli.

¿No haces búlder?

Sí, claro. Me gustan todos los estilos de escalada. Es verdad que no me gusta mucho hacer búlder en roca, por eso sólo lo practico una vez al año, en la concentración Melloblocco, donde me lo paso muy bien. Si no, prefiero hacer vías largas en una buena escuela.

¿Qué música te gusta oír cuando vas a escalar?

Oigo de todo, pero cuando voy a escalar prefiero rock y Eminem, mi cantante preferido.

¿Cómo es la “escena” escaladora en Italia? ¿Os lleváis bien?

Actualmente, no es demasiado buena. Falta gente joven y eso es un gran problema. Mi padre entrena a tres chavales jóvenes muy fuertes, pero no tienen el apoyo de la familia… De todas formas, en Italia hay bastante nivel, aunque casi todos prefieren la roca. Yo lo tengo claro: si quieres ser un campeón tienes que escalar en el roco. Aquí la mentalidad es aún muy tradicional.

¿Y en cuanto a la escalada femenina en Italia?

Un gran desastre. Llevo 11 años seguidos ganando el Campenato de Italia y… ¿después de mí?… Pues nada. Quizá un par de chicas. Ya veremos en el futuro.

¿Te preocupa eso, el futuro?

Para nada. Ahora solo pienso en escalar y competir porque me encuentro fuerte. Más adelante me gustaría dirigir el Equipo Juvenil, para transmitir muchas cosas y mi experiencia. Quiero intentar que no cometan mis errores y que ellos sean mejores. En un futuro, me gustaría escalar más en roca, viajar por el mundo: Kalymnos, las escuelas españolas, EEUU. Ahora, con la competición, no me queda demasiado tiempo, así que cuando acabe este periodo me dedicaré más a la roca, y a escalar montañas, otra de mis pasiones. Pero eso es el futuro y lo importante es cumplir con todo lo que me he propuesto en el presente.

¿Cómo es Solo per vecchi guerrieri?

Una ruta de varios largos de Vette Feltrine (Dolomitas). Tiene una dificultad de 8c+/9a. La vía fue abierta por el gran escalador Maurizio Zanolla Manolo, y la encadenó en 2006. Para mí es una vía muy especial: vertical, con muchos movimientos muy físicos y con dos lanzamientos a dos manos en el último largo que me resultaron especialmente duros. El encadenamiento me ha dado muchas satisfacciones, ya que me encanta escalar en la montaña y poder encadenar la vía era un sueño. Los seguros en los dos primeros largos están muy alejados. Calcula: en 35 m solo encuentras cuatro chapas… Así que es duro para el coco la primera vez que te metes allí. En los siguientes dos largos los seguros ya no alejan tanto, pero sigue resultando psicológicamente exigente. Luego lo asumes y todo ok.

¿Cuándo comenzaste a probar la vía?

En octubre de 2006, con Mauro Bole Bubu, pero llegó el invierno y tenía muchos compromisos con la competición. El pasado año encontré encontré un hueco para ensayar los largos con Marco, el compañero perfecto.

¿Cómo te fue en el primer pegue, sacaste todos los movimientos?

Fue muy duro por lo que te he contado de lo que alejan las chapas en los dos primeros largos. Los movimientos del largo de 8b y los del 8c+/9a me resultaron imposibles. No me enteraba de nada. Después, con calma y ensayo de cada movimiento, finalmente encontré la solución correcta hablando con Marco. Juntos dimos con la clave.

¿Cuál fue vuestra estrategia para trabajar cada tirada?

La primera vez probé los pasos con la cuerda por arriba, movimiento a movimiento. Cuando me salieron todos, empecé a probar de primera siempre empezando por el primer largo.

Tiene que hacer mucha gracia caerse en el último largo…

Pues sí, y me caí varias veces en la mitad del largo, en los lanzamientos a dos manos. Y la caída no es muy bunea porque el muro es muy vertical. Uf, y luego volver a casa con los ánimos por los suelos después de haber encadenado “sólo” los tres largos de abajo. No era fácil.

¿Hiciste algún “entrenamiento” mental?

En octubre comencé un programa de entrenamiento mental para rendir más en competición durante los próximos años, pero en una vía de largos las circunstancias son muy diferentes. Tienes que estar tranquila y muy concentrada, tener autocontrol, y necesitaba sentirme a gusto con Marco. Para mí el secreto fue tener mucha complicidad con el compañero porque si liberas la mente puedes escalar bien y dar el máximo.

¿Conoces a Manolo?

No mucho, habré coincidido con él un par de veces. Me emocionó recibir un sms suyo felicitándome por el encadenamiento. Es un escalador muy fuerte y famoso que ha hecho mucho por la escalada.

¿Comparando con otras rutas duras que has encadenado, qué piensas de la graduación de Solo per vecchi guerrieri?

Es difícil hablar del grado. El último largo es muy difícil para mí por ese estilo tan a bloque, vertical, físico con ñapas muy pequeñas, saltos a dos manos… Y el 8b también es duro, con muchos bidedillos. No puedo hablar del grado. Solo puedo decir que ahí está la vía, así que a los que mucho bla-bla-bla les digo: ¡venid y probadla!

¿Qué tal con los escaladores españoles cuando has venido por aquí?

Me gusta mucho España: sus escuelas, la roca, la gente… todo. Hace dos años estuve en Santa Linya y Terradets, y también en Baltzola. Son sitios fantásticos. Tengo muchas ganas de volver. En cuanto a la gente, reconozco que los españoles son mis escaladores favoritos, y están muy fuertes. Patxi, Ramón, Edu, Dani y otros muchos, todos ganas importantes competiciones. Pero lo importante es que siempre son amables y tienen una sonrisa en la boca y, sobre todo, una gran motivación. Patxi me enseñó algo importante: ¡SIEMPRE A MUERTE!

Lecturas relacionadas

 

 

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.