EXPLORANDO

Iker Pou hace dos primeras a novenos de Margalef e Ilarduia

El escalador vitoriano saca partido a su excepcional estado de forma para hacerse con dos primeras a vías de noveno grado. Encadena Enemigo público n-1 8c+/9a en Margalef y Harroputza 9a en Ilarduia.

Autor: | 2 comentarios | Compartir:

Iker Pou continúa demostrando estar al máximo nivel este invierno, y ya van… De hecho, ha sacado todo el partido posible al pico de forma conseguido con el encadenamiento de Nit de bruixes 9a+ para hacerse con dos nuevas primeras ascensiones a vías para las que propone grados situados en el abanico de la novena dimensión.

Sin demasiado descanso después de su última gran demostración en el sector Balcó de l’Ermita, Iker se trasladó al vecino sector de Margalef conocido como Les Espadelles para intentar resolver un proyecto equipado por él mismo a finales de diciembre. “Se trata de una ruta súper explosiva, con agarres muy duros para el tendón, sin apenas pies, que surca uno de los desplomes más bonitos del lugar”, comenta el propio escalador vitoriano en su blog.

Para el pequeño de los Pou, lo más difícil de este itinerario “se concentra en los cuatro primeros parabolts, pero después de esto, aún nos queda una placa gris desplomada con un paso de monodedos bastante duro, donde caí unas cuantas veces”. Según su propia definición, Enemigo público n-1 puede ser una de las vías más características de la popular escuela tarraconense: “es sin duda una de las líneas más explosivas y bonitas de Margalef”.

Su idilio con esta escuela lo ha llevado a escalar mucho allí este invierno. En los últimos días se ha hecho también con las primeras ascensiones de Cocaína pura y dura 8c (“preciosa vía de desplome y fuerza resistencia que equipé este pasado enero”, dice); Fil de parrande 8b+ (“corta y explosiva en placa desplomada”) y El tango del jabalí 8b+ (“muy a bloque”). Así como el encadenamiento de la “vía larga de continuidad” Para el este 8c.

Harroputza 9a, 42 m de regletas

Cerrado el periplo de Margalef y de vuelta a casa, Iker Pou no se puso a descansar, sino que mantuvo el nivel de fanatismo en la escuela de Ilarduia. Allí consiguió resolver otra vía equipada por él mismo y que todavía no estaba encadenada. Lleva por nombre Harroputza y una definición rápida llevaría a describirla como “42 metros de perfectas regletas, que rondará el 9a”, según su propio aperturista.

Iker reconoce que esta es “una de las vías que más ilusión me ha hecho realizar en los últimos tiempos”, ya que para él ha constituido “un reto físico y mental, tras caerme en numerosas ocasiones a un movimiento de la cadena”. Una experiencia dura, habida cuenta la longitud del recorrido. De hecho, él mismo advierte que “se trata de una vía de pura fuerza-resistencia, con lo más difícil en los últimos 10 metros”. Eso sí, también asegura que es “¡una auténtica joya para los buscadores de tesoros!”.

En la misma zona de Ilarduia, Iker Pou completa su lista de últimos encadenamientos con Los puntos sobre las X, que propone como de 8c u 8c+.

 

Fuente: Blog de los Hermanos Pou

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.