Helena Alemán encadena ‘T1 – Full equip’ 8c: “No me lo esperaba”

La escaladora de Sant Boi se hace en Oliana con el quinto 8c de su carrera. En esta entrevista habla de esta vía y hace balance de una temporada difícil para ella, con más competiciones que roca.

Autor: | 6 comentarios | Compartir:

El 2010 fue el año de Helena Alemán. Hace un año celebraba sus cuatro primeros encadenamientos de vías de 8c (Peti qui peti e Inuït en Sant Llorenç del Munt y L’espiadimonis y Aitzol en Margalef), además de los títulos de Campeona de España de Dificultad y de campeona de la Copa de España de Escalada. El 2011 se presentaba como el de su confirmación como una de las escaladoras más fuertes del mundo en roca, y con el reto competitivo de confirmar su supremacía en España e ir adquiriendo experiencia para dar alguna sorpresa en Copa del Mundo. Pero todo ha sido más difícil de lo previsto y las cosas no han funcionado como ella quería, ni en las compes ni en roca.

Sin embargo, para acabar el año, Helena Alemán ha recuperado su mejor nivel y confianza, y lo ha demostrado en Oliana este mes de diciembre, con el encadenamiento de T1 – Full equip 8c en Oliana. La escaladora de Sant Boi no esperaba una realización de este calibre a estas alturas de la temporada, que le da una gran dosis de moral de cara al futuro.

Para la curiosidad, esta vía de Oliana ya había sido escalada anteiormente por dos mujeres, Daila Ojeda y Nina Caprez. Esta última levantó cierta polémica por su propuesta de grado bastante a la baja.

Acabas de encadenar T1 – Full equip en Oliana. ¿Cómo describirías esta vía?
T1 – Full Equip es una vía que equipó el año pasado Víctor Fernández y que Chris Sharma hizo la primera mundial a vista proponiendo 8b+, pero que luego ha quedado reseñada de 8c. El nombre de la vía homenajea a la tienda de escalada de Manresa T1, que le regaló a Víctor Fernández todo el material para equipar la ruta.

Son nada más ni nada menos que 35 metros de placa gris semi-desplomada de roca perfecta, toda de regletas, cantos laterales, sin chorreras ni bidedos… Hay gente que dirá que es fácil, pero para mí la vía es muy exigente no solo técnicamente sino mentalmente, básicamente porque no soy muy dada a escalar en placas y las regletas no se me dan muy bien. Además, si los pies son escasos, los movimientos de placa de canto a canto con amplitud, y la roca como no haya tacto y condición te deja la piel al rojo vivo… no veas…

La vía puede dividirse en dos secciones diferentes que enlazas con un bloque ultra-fanático. La primera parte es la más a bloque. Tiene un bloque físico y de fuerza de arqueo en la tercera chapa que es común con China crisis y que te pone a tono para entrar en la vía. Por suerte, hay un reposo en la cuarta cinta que te permite afrontar el bloque de la sexta chapa con un poco más de chicha, aunque sea más técnico y de fuerza de dedos que físico. Después, la escalada es de ir haciendo hasta que llegas al bloque clave de la vía. Estás de una barra y tienes que coger un lateral de derecha para levantarte e ir a buscar con izquierda una regleta de hombro, hacer un talón en la mano y sentarte para poder alcanzar otra regleta muy alta de derecha y coger una lateral con izquierda de la que chapas. Pero a mí no me salía el paso así, no alcanzaba la regleta de derecha, y resolví la sección yendo a buscar directamente con derecha desde la regleta de izquierda la lateral. La putada es que luego me costaba muchísimo no solo el chapaje sino juntar manos para acabar cogiendo el lateral con mano izquierda y continuar. Es una secuencia de feeling y apoteósica. Has de confiar en el talón que haces en la mano, y el chapaje puede restarte fuerza para afrontar un paso largo a un romo al que del tirón cuesta la recepción y continuar escalando porque tienes que subir mucho los pies. Y es que esta segunda parte puede que sea la más técnica de la vía y la más psicológica. Todo son regletas, pasos de laterales con amplitud, pies precarios y tiene una resis brutal. Además, no te deja relajarte en ningún momento; porque no solo llegas cansado, sino que vas teniendo pasitos que como te equivoques con los pies… pero he de confesarte que para mí el final de la vía es lo mejor, la roca es perfecta y los movimientos muy estéticos.

¿Cómo te sentiste atraída por ella?
La verdad es que lo que se dice atracción a primera vista no fue… Recién llegaba de Frankenjura (Alemania) y las vías más largas que escalé alcanzaban apenas los 20 metros. También hacía dos años que no pisaba Oliana, y no recordaba la espectacularidad del muro. Y el primer día plantada debajo de la pared me sentí un poco hormiguita… las vías eran muyyyy largaaas y yo no tenía resis. Hubiera preferido empezar con algo más corto para coger forma y confianza, pero cuando fuimos a Oliana coincidió que había estado lloviendo bastante las semanas anteriores y las vías que estaban completamente secas eran las fáciles de calentar y T1 – Full Equip. El resto de vías del muro tenían las chorreras empapadas o las partes finales mojadas. Y como las referencias que tenía de la vía eran muy buenas, quería apretar y ponerme fuerte, y no tenía ganas de estar probando solo tramos de vías… valoré que la vía podía aportarme mucho técnicamente y físicamente. Y si a eso le sumas la calidad de la roca, la línea… ¡ya tenía el proyectazo perfecto! Y ya cuando la probé, a pesar de la arrastrada, me motivé muchísimo con las secuencias de movimientos. Era un verdadero reto, ¡35 metros de regletas!

¿La trabajaste durante mucho tiempo?
Han sido cinco días de ensayos muy repartidos a lo largo de finales de noviembre y principios de diciembre.

¿Cómo fue el día del encadenamiento?
Yo iba sin pretensiones, ni se me había pasado por la cabeza encadenarla. Ese día aspiraba a intentar enlazar todo el tramo final de resis del tirón. Y ya si empalmaba el bloque de las primeras chapas común con China crisis con el segundo bloque de entrar a la vía y llegaba al paso clave de en medio, ¡fiesta! Porque de veras, es que todavía sentía que me faltaba mucho para el rotpunk. No entiendo qué pasó. Sé que disfruté, apreté como nunca y, mira, salió. Pero ya te digo, no me lo esperaba.

Aunque ahora que lo pienso… la buena nueva del día del encadene es que estaban en el sector Marieta, Esteve y Oriol de Reus, además de los locales Daila, Chris, Víctor, María Torres, Pelón… y me hizo mucha ilusión encontrármelos, porque hacía mucho tiempo que no coincidíamos. Me acabé de motivar viendo apretar tanto a Marieta y a Oriol, que justo probaban China crisis. Dieron unos señores pegazos y dejaron el listón muy alto, así que ¡había que apretar!

¿Qué sentimiento te queda después de haber hecho esta vía?
Estoy muy feliz y satisfecha. T1 – Full Equip me ha enseñado muchas cosas…  Entre ellas, la máxima de Andoni: “querer es poder”. Lo importante que es no tener prisa, disfrutar en todo momento del proceso de aprendizaje, no frustrarse si las cosas no salen y relativizar. Me ha enseñado que la vida, o lo que uno es, no se resume en anotarse en la libreta un grado o una vía. Llevaba todo un año llorando y diciendo que quería hacer 8c porque creía que así estaría bien y me sentiría mejor, y a la hora de la verdad me doy cuenta de que la cosa no va así… Porque sobre todo, lo que he aprendido con T1 – Full Equip es que para escalar es básico estar bien con uno mismo, tener la cabeza bien asentada. La escalada es un reflejo de lo que somos, de cómo estamos, aunque no nos demos cuenta. Y cuando he aprendido eso, cuando me he relajado, me he olvidado del grado, y he disfrutado… mira tú por dónde creo que he escalado como hacía mucho tiempo que no escalaba y, de regalo, encadene.

Una manera fantástica de terminar el año, ¿no?
¡¡¡¡¡Síííííí!!!!

¿Qué balance haces de este 2011 en general? ¿Un año difícil?
Un año difícil, sí, pero ya se sabe que en esta vida no te regalan nada… Pero bueno, vivo para contarlo y eso es lo importante. Además, todavía no se ha acabado el año… Como siga así, igual acaban gustándome más las regletas que los bidedos y los monos. ¡Noooo!, eso nunca… je, je.

Y no puedo quejarme. Aunque no he igualado o superado los resultados que hice en compes y en roca en el 2010, el balance final que hago es positivo. En las compes con las niñas me lo he pasado de puta madre, y escalando en roca he probado vías buenísimas, de mucha calidad y he estado en sitios increíbles. No he encadenado “números ni letras”, pero qué quieres que te diga, he podido escalar y siempre en compañía de buena gente y de amigos, y eso no tiene precio.

A parte de este encadenamiento y de las experiencias que comentas, quizás una de las mejores cosas ha sido Encordades, ¿qué participación has tenido?
Lo de participar en el documental de Encordades ha sido un privilegio. He compartido protagonismo con Carme Romeu, Elisabeth Vergés, Mònica Vergé y Ester Sabadell. Unas pioneras del deporte aquí en Cataluña y unas bellísimas personas que nunca han dejado de creer en lo que hacían ni de luchar. He disfrutado mucho durante los rodajes. El equipo: Pau, Ferri, las dos Annitas, Aniol, Lluís, Jordi, etc… son unos currantes y siempre lo hacían todo fácil. Gerard Montero, el director del documental, nos ha tratado a todas como “reinas”. Han trabajado muy duro y ahora recogen sus frutos… Encordades ya ha sido galardonado con el premio a Mejor Documental de Montaña en el Kendal Mountain Festival y con el premio a Mejor Documental Nacional de Montaña 2011 de FEDME en el Festival Unnim de Cinema de Muntanya de Torelló. Y del 12 al 20 de diciembre se presenta en el Mendi Film Festival en Vitoria-Gasteiz. ¡Cruzaremos los dedos y a ver si hay suerte!

¿Qué propósitos te haces para el 2012?
¡Seguir disfrutando y escalar todo lo que pueda y más!

 


 
Lecturas relacionadas
Portada de la revista Escalar nº77 (noviembre-diciembre 2011) en ALTA  ()

Escalar nº77

En este número: especial escalada en chorreras con las mejores…

6 comentarios

  1. Yo creo que la Rambla no es 9a, una vez conseguí quedarme 5 segundos de las dos primeras presas.

  2. @Barrilaquen: ??? Si no sabes hablar español utiliza Google Translate, que seguro se entiende un poco mas.

  3. Lo importante. MI niña con dos ovarios!!!! LR felicidades campeón! Eres un decotón!

  4. Felicidades por el encadene! Obviamente no tengo ni idea lo que es escalar a ese nivel pero no os parece que tal vez Nina Caprez tenga algo de razón despues de todo? Digo, ella sintió que la vía era 8b, Chris Sharma 8b+, y aunque Helena no habla del grado, deja entrever que le pareció mas sencilla de lo esperado, sobre todo al decir que no se esperaba el encadene. Las personas mas cualificadas para revalorar o confirmar un grado son aquellas cuyo grado máximo es similar al de la vía en cuestión.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.