EXPLORANDO

Hansjörg Auer abre en libre Tingeling (400 m, 7c+)

El escalador austriaco traza la nueva línea en la torre granítica de Blamann junto a su compatriota Much Mayr. Las condiciones no permitieron enlazar la primera ascensión continua de esta combinación de Bongo bar y Atlantis.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Hansjörg Auer.Foto:Reinhard Fichtinger.Hansjörg Auer.Foto:Reinhard Fichtinger.

La cordada austriaca formada por Hansjörg Auer y Much Mayr acaban de encadenar en libre Tingeling (400 m, 7c+), en la torre granítica de Balmann, situada en la isla noruega de Kvaloya.

Auer ya conocía el lugar desde 2007, cuando se anotó la primera ascensión de Arctandria (8b) en el día junto a Markus Haid. Fue entonces cuando vislumbró la posible nueva línea que ha venido a encadenar ahora. Los dos escaladores austriacos trabajaron la ascensión durante varios días lluviosos, en los que consiguieron la combinación de dos vías de artificial preexistentes: Bongo bar y Atlantis. Auer y Mayr consiguieron encadenar todos los largos individualmente, bautizando el conjunto como Tingeling; sin embargo, no tuvieron la oportunidad de intentar la vía completa por culpa de la continua lluvia.

Much Mayr.Foto: Reinhard Fichtinger.Much Mayr.Foto: Reinhard Fichtinger.

Hansjörg Auer reconoce que había viajado a Noruega para intentar liberar Bongo bar (A3), abierta en 1990 en la parte izquierda de la pared. “Sabía que la calidad de la roca no sería nada buena, pero que este sector alberga un inmenso potencial de difíciles vías alpinas de varios largos”, comenta el austriaco. Una vez allí, y tras dos días de escalada, se encontraban algo frustrados: “el tercer largo de Bongo bar, un pronunciado desplome, estaba completamente mojado”.

Así fue como decidieron variar sus planes y lanzarse a terreno desconocido, una travesía a la izquierda para enlazar con Atlantis, abierta hace unos diez años. “Y funcionó”, señala orgulloso Auer, quien puntualiza que “sin embargo, tuve que instalar un parabolt; no podríamos haberla hecho sin ponerlo”. El escalador explica que “desafortunadamente, las esquinas y las grietas de más arriba estaban extremadamente sucias y a menudo mojadas; la escalada en esas condiciones era muy exigente y necesitamos un par de días más para completar la primera ascensión y encadenar el resto de largos”.

Hansjörg Auer es uno de esos escaladores con vocación liberadora. Valgan como ejemplo algunas de sus actividades recientes, como la primera repetición de los diez largos de Pan Aroma (8c) en la Cima Oeste de Lavaredo junto a Barbara Zangerl; la primera en libre de los 14 largos de Vogelfrei (400 m, 8b/+) en la cara sur del Schüsselkarspitze; o, un poco más allá en el tiempo, la primera en free solo de los 33 largos de la mítica The Fish (900 m, 7b+) en la Marmolada.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.