EXPLORANDO

Hansjörg Auer libera ‘Hallucinogen Wall’

Una pared preciosa. Una línea majestuosa. Grandes alejes, un tramo ¿inescalable en libre?, meteorología caprichosa y todo el romanticismo aventurero que se imagine fue el contexto en el que Hansjörg Auer conseguía la primera liberación de la ruta Hallucinogen Wall.

Autor: | 1 comentario | Compartir:

Algunos han calificado Hallucinogen Wall como uno de los biggest walls de Norteamérica, que no es decir poco. Y seguramente no les falte razón. La vía fue abierta en artificial por Bryan Becker en 1980, en una gesta avanzada a su tiempo y que suscitó la admiración de escaladores e incluso saltó a los periódicos de la zona. Desde entonces, se convirtió en una de las clásicas del país. Graduada inicialmente en A5 por su aperturista, posteriores repeticiones fueron asentando el grado hasta el 5.10/6a, A3+ de la actualidad.

Seducido por la portada de una revista

Hansjörg Auer se dejó seducir por el magnetismo de esa pared a través de la portada de una revista de escalada americano de hace años. Una portada que, durante años, había conducido a docenas de escaladores al lugar. La vía recorre de forma directa una de las secciones de roca más limpia y empinada de Black Canyon y ha sido escalada y repetida en numerosas ocasiones, tanto en artificial normal como sin martillo, en solitario, en invierno o del tirón. Pero nadie la había escalado en libre hasta ahora.

El intento más cercano a la liberación fue protagonizado por Jared Odgen y Ryan Nelson en 2005, cuando escalaron en libre toda la ruta excepto la sección más difícil, en la que utilizaron una técnica híbrida de dry tooling, con piolets sin dragoneras a la vez que pies de gato. La cotaron en D10+. Auer comenta en su blog que “ese fue un paso adelante en la búsqueda de un nuevo estilo de escalada libre en grandes paredes, que exige tanto fuerza mental como física, aunque usar el dry tooling para liberar una vía no tiene sentido para mí”.

El austriaco se puso en contacto con Odgen para explicarle su plan de intentar el encadenamiento en libre y reconoce que “su respuesta por email fue lo que me convenció para empezar: ‘Hola, Hansjörg, Hallucinogen Wall es escalable en libre al 99%. Largos alejes entre seguros en muchos sitios y en varios largos sólo usamos el antiguo material de artificial como protección, así que son posibles largas caídas. Te recomendaría que llevaras los piolets e intentaras liberarla. Nosotros intentamos liberar sin éxito una corta sección en la que hay una línea de chapas. Buena suerte’”.

Contra la lluvia y la nieve

Así las cosas, se preparó a conciencia para acometer su objetivo. Viajó hasta el Black Canyon de Colorado dejando en casa los piolets y, con Ben Lepesant como segundo, se lanzó a por Hallucinogen Wall. “Diez metros, todavía diez metros en el 13º largo para ser escalados en libre” reflexionaba Hansjörg Auer en su blog, comentando que “en la oscuridad del Black Canyon, todo lo que tienes que hacer es mirar una foto para entender cómo recibió su nombre… No hay mucha información sobre lo que es el Hallucinogen Wall y lo que significa para los escaladores”.

Dedicó cinco días a explorar la ruta desde arriba y comprobar las opciones de liberación, antes de ponerse a escalar. Según su propia descripción de la ascensión, “escalé durante tres días desde abajo; tuvimos algunas buenas sesiones de hamaca, gran escalada y algunos momentos emocionantes con picantes alejes que nos lo hicieron pasar bien”. Pero tras 15 largos, y a sólo uno –y fácil- de la cumbre, empezó a llover, frustrando sus sueños de liberación para ese intento. “La lluvia duró tres días, durante los que intenté recordar los movimientos”, cuenta Auer.

Al cuarto día, el tiempo pareció mejorar y lo aprovecharon iniciando la escalada a las 5 de la mañana. A los diez minutos empezó a nevar, pero los dos escaladores no se dejaron intimidar y decidieron seguir adelante: “bajamos el Cruise Gully y empezamos a subir por la vía”, especifica, y comenta que “escalé en libre todos los largos al primer intento, y llegamos al punto en el que habíamos dejado la hamaca lo suficientemente pronto como para no necesitarla. Encadené al primer pegue el largo clave: un movimiento dinámico lateral realmente guapo al final, después de una sección inferior exigente”. De este modo, completaron la liberación tras 8 horas y 41 minutos, superando en 18 minutos el récord de velocidad de Jared Odgen y Ryan Nelson y evitando la entrada de un nuevo frente de mal tiempo. Finalmente, le otorgó una propuesta de grado 5.13+/R (8b).

Un personaje a tener en cuenta

Hansjörg Auer es uno de los personajes a tener muy en cuenta en el ámbito de las grandes paredes a nivel internacional. Desde que tocó por primera vez una vía larga en caliza allá por el año 2000, se ha dejado apasionar por el mundo vertical de varios largos, escalando en medio mundo. Alpes y Dolomitas han sido el principal campo de juegos de este austriaco, que empezó a sonar en los medios especializados por sus ascensiones rápidas en solo integral en la Marmolada (Don Quixote 6a, Tempi moderni 27 largos, 6c+ y especialmente Il pesce 900 m, 7b+).

En Patagonia, escaló la vía del Compresor del Cerro Torre en 12 horas y se llevó la primera de Waiting for Godot (750 m, 7b, M6) a la Torre Central de las Torres del Paine. En el valle de Trango, en el Karakórum pakistaní, hizo la primera ascensión en estilo alpino del Little Shipton (ca. 5.400 m) a través de la nueva vía Winds of change (550 m, 7a+, 14 largos) por su cara Este; escaló en estilo alpino Eternal flame (7c+ o 7b, A2, 28 largos) a la Torres Sin Nombre (6.239 m); y realizó la primera repetición y primera hasta la cima de Woman and chalk (1.200 m, 8a, 90º hielo, 36 largos). Noruega, Omán y Chile figuran también con varias vías en su currículum, además de Yosemite, donde escaló la Nose al Capitán en 10 horas, Alien en Rostrum, El Niño 8b en el Capitán y North West Regular 7b a vista en el Half Dome. También en la meca estadounidense del big wall sufrió el peor momento de su carrera, con una mala caída que desembocó en una grave lesión en 2008.

Tras una larga recuperación, Auer volvió a las paredes en 2009, para iniciar una línea de calidad ascendente en sus actividades, que le ha llevado a conseguir sus mejores realizaciones. Ese mismo año liberaba la vía Vogelfrei (400 m, 8b/+) en el Schüsselkarspitze, Wetterstein. Y en verano de 2010, llegaría la que seguramente es su escalada número 1 hasta el momento, con la primera repetición de Pan Aroma (10 largos, 8c) en la Cima Oeste de Lavaredo.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias