EXPLORANDO

Halupca 1978 (9a) para Adam Ondra al segundo intento

Después de su encadenamiento de Open air, el checo logra la primera repetición de la línea de Klemen Becan, tras Matej Sova, en Osp. Confirma el grado, 9a, a pesar de su veloz ascensión: Adam la encadenó al segundo pegue.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Adam Ondra repite Halupca 1978 (9a), en Osp, casi sin pensárselo.- Foto: desnivelpress.comAdam Ondra repite Halupca 1978 (9a), en Osp, casi sin pensárselo.- Foto: desnivelpress.com

Hay una parecido razonable entre éste joven checo y el alemán más revolucionario de la deportiva (sin menospreciar a Kurt Albert, Bernd Arnold, Stephan Glowacz y al impronunciable Sepp Gschwendtner): Wolfgang Güllich. Reservados ante el contacto humano, su carácter en pared torna en imponente (e insolente ante las vías más duras). Con poco más de 16 años alcanzan la máxima dificultad del momento, y aunque Adam todavía no ha llegado al 9b, cota actual que marca el límite de los esfuerzos en libre, no tardará mucho, si se lo propone, en hacerlo. Ambos, además, comparten el gusto por coleccionar lo más exigente de las zonas que visitan y por dejar que su pelo caiga más allá de las orejas. Güllich terminó por abandonar ese afán de llenar la libreta, para buscar muros vírgenes donde dar rienda suelta a su potencial, lo que elevaría el listón de este deporte. Adam aún no ha alcanzado esa fase creativa, pero pronto tendrá que hacerlo, sobre todo porque se le acaban las opciones. Ondra acumula ya 15 novenos (dos de ellos con plus); el último lo lograba esta semana en Osp. Halupca 1978 (9a) caía en el saco del «chico-maravilla»… ¡al segundo intento!

Halupca 1978 fue soñada y probada por Klemen Becan, pero su dificultad reservó el primer encadenamiento para un veterano del noveno grado como Matej Sova (en octubre de este año). Adam, que llegaba a la escuela eslovena tras hacerse con la codiciada repetición de la vía de Alex Huber, Open air (9a+ para Adam), en Schleierwasserfall (Austria), iba a poner todo su empeño en hacerse con la tercera línea confirmada en la novena dimensión de Eslovenia, pero iba a encontrarse con un rotpunkt «sencillo» y extremadamente fugaz. Adam solo necesitó de dos pegues para tumbar Halupca 1978, completando la trilogía eslovena (como también hiciera Sova), que incluye Martin Krpan (primer 9a para Ondra en 2006) y Sanjski par extension, una «pesadilla» con la que se hacía a principios de este año.

«No pensaba encadenar la ruta al segundo intento, pero de repente me encontré en el descuelgue» reconoce Adam en 8a.nu. «No voy a opinar sobre el grado. ¿Realmente estoy tan fuerte o es que tengo mucha suerte últimamente. En cualquier caso, es una gran vía», concluye el checo.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.