ENTREVISTA

Siebe Vanhee: “Hay muchas cosas de la escalada que pueden ayudar a las personas”

Aprovechamos una reciente visita del belga para conocer la filosofía de este versátil escalador, compañero de cordada de Sean Villanueva y Nico Favresse, cuyos proyectos se dirigen a indagar en las múltiples facetas de la escalada, incluyendo su vertiente más social.

Autor: | 1 comentario | Compartir:
  Col. Siebe Vanhee

La entrevista se desarrolla cara a cara en un más que decente español que Siebe ha aprendido en sus muchos años de escalada por España: “He escalado mucho por el sur”, nos cuenta, “sobre todo cuando estuve estudiando en Málaga unos cinco meses, y también desde los 14 a los 18 años pasé casi todos los veranos escalando en Cataluña”.

En Málaga estuvo haciendo prácticas de sus estudios de Trabajo Social, una elección que está muy presente en sus pensamientos, tal y como nos va desgranando en esta conversación.

A Siebe (27 años) le pusimos cara sobre todo tras la liberación de la vía ‘El regalo de Mwono’ en la Torre Central del Paine que realizó en febrero de 2017 junto a Sean Villanueva y Nico Favresse, aunque en su carrera como escalador ya existían escaladas a Groenlandia, aperturas en Madagascar, duras vías de escalada limpia y, años antes, unos inicios como exitoso competidor (fue cuatro veces seguidas campeón de Bélgica de escalada Juvenil), aunque abandonó pronto la resina por la llamada de la aventura…

Naciendo en un país como Bélgica, imagino que tu inicio en la escalada fue en rocódromo…
Sí, empecé en rocódromo y después fui saliendo a viajar y escalar. A los 18 años hice un viaje de escalada a EEUU donde estuve siete meses y encontré todo lo que es escalada de aventura, en granito, vías largas de autoprotección… y poco a poco he ido evolucionando.

¿Desde entonces has mantenido ese estilo de vida de escalar y viajar?
Sí, antes no tenía mucho dinero y la forma de viajar era simplemente viajar a un lugar y escalar allí viviendo en furgoneta y gastando poco. Aquel primer viaje de escalada a EEUU fue maravilloso, descubrí un montón de sitios y de gente, fue cumplir un sueño que tenía desde niño. Después he hecho muchos otros viajes por diferentes sitios y ahora, gracias a patrocinadores como The North Face, tengo más medios para viajar y poder desarrollar proyectos con más visión de futuro.

¿Hace cuánto que puedes vivir como escalador profesional?
Hace solo dos años que soy profesional pero todavía tengo que trabajar un poco para poder mantenerme, no vivo solo de los patrocinadores.

¿Supone presión trabajar con patrocinadores?¿Sientes que te ha quitado un poco de libertad?
Sí y no. A veces tienes más libertad para hacer lo que quieres porque tienes más herramientas y más medios, pero por otro lado ahora no puedo decir, por ejemplo, “voy a empezar con el surf”. Yo elijo mis escaladas por mí mismo, pero la verdad es que ahora estoy buscando otra actividad que sea compatible con la escalada, es decir, algo en lo que pueda desarrollar mi creatividad, mis energías y mis capacidades, por ejemplo algo relacionado con el trabajo social, que es lo que he estudiado. En Málaga estuve trabajando en este tema y fue genial; estuve trabajando con jóvenes en situación desfavorecida, fue una gran experiencia.

¿Te genera conflicto viajar a un país pobre en el que la gente a lo mejor no tiene ni para comer y tú vas “solo” a escalar y pasarlo bien?
Sí, es cierto que me genera conflicto; antes de entrar a este mundo de escalador profesional me lo planteé como una prueba, dedicarme un tiempo para mí. Pero, a veces, sobre todo cuando llevo un tiempo dedicándome solo a la deportiva, me cuestiono qué estoy haciendo. Esto lo he hablado con otros escaladores profesionales que reconocen que si quieres ser un atleta, tienes que ser egoísta y mirar por tus intereses. Visto así, yo no soy atleta.

«Ser una inspiración para otros no es algo que me llene»

Hay muchos que encuentran la justificación en que, al disfrutar ellos con lo que hacen, inspiran a los demás a ser felices…
Esa es la justificación de muchos escaladores y es lo que he intentado creer durante un tiempo, hasta es lo que decía en algunas charlas que he dado, pero ya no lo creo. Ser una inspiración para otros no es algo que me llene. Me gustaría influir en la gente, no me importa si son tres mil personas o si son diez, pero si puedo ayudar a cambiar la vida de alguien, con eso me basta. También pienso que el trabajo social puede estar conectado a la aventura, hay muchas cosas de la escalada que pienso que pueden ayudar a las personas, les puede ayudar por ejemplo a tener confianza en ellos mismos, a dirigir sus vidas como quieran; eso sería un objetivo genial para mí.

Al final la escalada también te enseña mucho sobre la vida…
Eso es, la escalada te enseña a enfrentarte contigo mismo, con todos tus fallos, tus miedos… Es algo a lo que te enseñan todos los deportes en general, pero la escalada lo hace de una forma muy directa, tienes que estar muy bien de cuerpo y mente para rendir bien escalando. Son cosas que me planteo desde hace tiempo y en las que ahora tengo proyectos. Llevo dos años siendo “solo” escalador y este verano he sentido que no podía más, que tenía que cambiar algo en mi vida. No estoy diciendo que vaya a dejar la escalada, ni puedo hacerlo, porque es algo que me encanta, que me da mucha energía, es solo que estoy buscando algo más sobre cómo llegar a la gente. No tiene que ser entrenando o enseñando escalada, puede ser con otra cosa que no esté relacionada pero sin duda me basaré en la experiencia que tengo de la escalada.

Tu actividad más conocida es la liberación de la vía “El regalo de Mwono” que hiciste junto a Sean Villanueva y Nico Favresse el año pasado en la Torre Central del Paine. ¿La consideras tu escalada más importante?
Supongo que sí, ha sido la más grande, pero también he disfrutado mucho de unos viajes que hice a Groenlandia en los que pudimos liberar otras vías, o también cuando escalé en Venezuela, o en Madagascar… Aquí abrimos una vía equipados con taladro, aunque no queríamos poner muchas chapas, y al final conseguimos liberarla. Fue genial.

Cuando buscas una escalada de big wall, ¿qué tiene que tener para que te atraiga?
Siempre busco algo nuevo, no tengo la costumbre de ir siempre al mismo lugar y ese también es mi punto débil porque no puedo dedicarme a un mismo estilo para dominarlo. Tengo que elegir si quiero hacer un poco de todo o centrarme en un proyecto más tiempo. En los últimos años he escalado un poco de todo, muchos estilos, pero ahora estoy buscando algo a largo plazo, por ejemplo para motivarme los próximos tres a cinco años.

«Para mí es fundamental el equipo para embarcarme en un proyecto»

¿Te atrae la escalada de dificultad en altitud? ¿Tienes experiencia en este campo?
Sí que me atrae, pero, conectando con lo que preguntabas antes, para mí es fundamental el equipo para embarcarme en un proyecto. Por ejemplo, hace poco he cancelado una expedición que tenía a Karakórum porque no me llevaba muy bien con un chico del equipo, y para mí eso es algo muy importante. El equipo era de escaladores fuertes individualmente pero juntos no funcionábamos bien. Ha sido una decisión muy dura para mí, el Karakórum era mi sueño desde hace mucho y había estado trabajando en la organización y preparativos del viaje, pero a la vez sintiendo la tensión. Un amigo me dijo que si me sentía mal con ese equipo era como ir a escalar con la pierna rota; no puedes ir, es muy peligroso. Me ha costado, pero me he sentido fuerte con esa decisión y pienso que ha sido lo correcto tanto por mí como por los otros.

¿Siguen siendo un objetivo para ti esas paredes?
Claro, no se fueron, ahí siguen. Hay un montón de amigos que quieren ir. Ya coincidiré con alguno.

En cuanto a escalada deportiva, ¿te has centrado alguna vez en alguna vía difícil?
No he trabajado demasiado tiempo ninguna vía de deportiva, el grado máximo que he hecho es 8c+. Mi problema es que hago un poco de todo, no estoy demasiado tiempo en un mismo sitio.


 

¿Normalmente entrenas o solo escalas?
Tengo épocas que entreno, pero el último año y medio no lo he hecho porque he estado viajando mucho tanto escalando como presentando la película en festivales. [La película Notes from the wall, que relata su escalada de “El Regalo de Mwono” en el Paine, estrenada en enero de este año].

¿Para ti es importante comunicar lo que haces o lo haces un poco por obligación porque eres profesional?
Me gusta comunicar con charlas, mostrando un peli, de esta forma en una conversación… También es genial poder exponer tu creatividad, poner tu mente y espíritu en una película que transmite una idea, una forma de ver las cosas, una perspectiva. Para mí es importante ser sincero, decir la verdad cuando siento que algo me está costando. Lo difícil no es malo, pero parece que la gente ahora solo quiere escuchar cosas buenas, pero las cosas no son solo buenas o malas, no es blanco o negro. Por ejemplo en Notes From the Wall se filmó una conversación súper personal y para mí era duro mostrarlo, pero al final decidimos incluirla, porque el tema también es comunicar estas sensaciones. Por eso la peli es muy diferente, hay acción, hay emoción, hay ambiente, hay mucho humor…

¿Hay algún escalador que admires en especial?
Sí, los belgas. Sean Villanueva y Nico Favresse me gustan un montón. Ahora son mis amigos pero antes no los conocía mucho. Fue después de 2012. Antes yo estaba más en la deportiva, en competición, conocía lo que hacían pero yo estaba en mi mundo. Luego empezamos a coincidir escalando, en algún viaje. Con Nico la primera vez que he escalado ha sido en Patagonia, pero con Sean he escalado mucho…

¿Cuál es tu zona de escalada favorita?
De pared me gusta Yosemite y también Dolomitas. He estado escalando en Dolomitas hace poco con los hermanos Pou y estuve también en agosto, no está lejos de mi casa. Después de deportiva me gusta Céüse. También me gusta el desierto porque es muy calmado y simple.

¿Cuáles son tus próximos planes?
Estoy pensando ir a México. Ahí hay un proyecto que se llama «Escalando fronteras» que llevan a escalar a niños en situación de exclusión, que me parece interesante. Pero también tengo proyectos de trabajo social en Bélgica, hay una asociación que hace proyectos interesantes en la naturaleza y en octubre voy a empezar a hacer cosas con ellos a ver cómo funcionan. Tengo muchas ganas de participar en este tipo de proyectos.


 
Comentarios
1 comentario
  1. Mira que son majetes los belgas estos…y encima escalan que no veas. Envidia.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias