EXPLORANDO

Patxi Usobiaga: ‘Nunca he compartido el secretismo de los entrenamientos’

Después de un par de años completamente alejado de la escalada y la competición, Patxi Usobiaga vuelve al ruedo para transmitir lo aprendido durante toda una vida de escalador y muchos años de máximo nivel.

Autor: | 13 comentarios | Compartir:

Patxi Usobiaga (Eibar, 1980) fue campeón de la Copa del Mundo en los años 2006 y 2007 y campeón del mundo en 2009, también fue galardonado con el título al Mejor Deportista Vasco en 2006. Aparte, ha pasado a la historia como el primer escalador que encaden un 8c+ a vista, con Bizi euskaraz (Etxauri) en 2007. Debido a una lesión y a otras cuestiones que a continuación nos contará Patxi, abandonó la escalada en 2010. Ahora vuelve a ella, pero con otra aspiración: la de transmitir todo lo aprendido en una vida de roca, resina, triunfos y fracasos.

Patxi, ¿cómo llevas tu retiro de la escalada?
Lo llevo bien. La verdad es que hace un par de años no hubiese podido imaginar mi vida sin escalar, entrenar etcétera. Pero está claro que se puede vivir sin esa dependencia y que sigue siendo tan interesante o más de lo que era.

¿No te has encordado desde que decidiste dejar la competición?
He escalado varias veces desde entonces, es cierto que no muchas, pero sí que lo he hecho, sobre todo últimamente, para enseñar a amigos que nunca antes han escalado. Lo que sí es cierto es que no he ido a escalar ni a probar nada, exceptuando un día en enero que fui a Araotz y, después de llevar seis meses sin escalar, repetí Hiena (8a), pero al igual que antes, el cuello se resintió.

De alguna forma, ¿te sentiste “vacío” al dejar atrás algo a lo que habías dedicado la mayor parte de tu vida?
Pues no, tuve suerte de empezar a surfear y automáticamente mi energía se focalizó por ese camino, al igual que lo hacía antes con la escalada, no importando el nivel, sino la pasión y motivación con las que practicas. Por lo que no ha habido ese bajón generado por el vacío que te puede llegar tras dejar lo que has estado haciendo durante tantos años.

Aparte de las lesiones, ¿influyeron más circunstancias en tu decisión de dejar la competición y la escalada?
El principal motivo fue la lesión. Está claro que se me estaban terminando los cartuchos para la competición pero no para la escalada ni para intentar las vías que por falta de tiempo no pude probar ni escalar. Y no sé cuánto tiempo más hubiese seguido compitiendo, quizás un año o dos más… Pero la verdad es que me pilló de sorpresa esa decisión. En el periodo que estuve luchando por recuperar y poder seguir entrenando me di cuenta de que no era lo único en la vida y que esa energía que estaba derrochando frente a un callejón sin salida era mejor usarla para crear un nuevo camino, es decir una nueva vida, ya que me di cuenta de que aquella fase de mi vida como escalador profesional había llegado a su fin. No por eso dejó de ser triste, había dedicado toda una vida a escalar.

¿Cómo es el mundo del surf? ¿Hay analogías con el de la escalada?
El surf y la escalada tienen mucho en común como deporte. Se practica en la naturaleza, dependes de las condiciones, por lo que cuando las hay disfrutas mucho más, es un deporte muy difícil técnicamente y te obliga a tener una condición física adecuada. El único problema o diferencia es que es muy urbano con lo que ello conlleva: se ha puesto de moda y las playas y los spots se están masificando, incluyéndome en esa masificación. La conciencia de muchos surfistas es muy diferente a los escaladores frente a la naturaleza por ser muy urbano. Aunque también es cierto que mucho/as de las nuevas generaciones de escaladores no respetan nada. Será porque estos deportes se están poniendo de moda sin control alguno.

Ahora regresas a la escalada como entrenador, ¿por qué?
Es un proyecto en el cual llevo pensado mucho tiempo. Durante los últimos años recibí muchas propuestas para entrenar a gente y en aquella época no tenía tiempo, pero ha llegado el momento en el que quiero compartir todo aquello que aprendí. Nunca he compartido el secretismo de los entrenamientos como hacen otros entrenadores.

¿Qué entrenadores te han aportado más a lo largo de tu carrera?
Considero que Jon Iriberri, entrenador entre 2003 y 2005 fue el que me enseñó casi todo lo que sé, ya que desde 2006 hasta 2010 fui autodidacta basándome en las bases de Jon y mejorando año tras año la calidad de los entrenamientos.

¿Cómo vas a hacer el seguimiento de gente que quizá viva muy lejos de tu casa?
Tras la experiencia con Jon, que nunca estaba presente en mis entrenamientos, mi propuesta como entrenador viene a ser la de planificar de un modo personalizado los entrenamientos de cualquier escalador. Al igual que con Jon, la comunicación será telefónica o vía e-mail, pudiendo así entrenar a escaladores de todo el mundo sin necesidad de trasladarse a ningún sitio, desde su rocódromo. Sé que es una apuesta difícil por el hecho de no haber un contacto personal-físico, pero de esta manera, sin un entrenador encima suyo todo el día, a la vez que mejoran adquirirán un control y una percepción que de ninguna otra manera podrían conseguir.

¿Cuál es tu método o filosofía del entrenamiento que quieres transmitir?
El método que voy a utilizar estará basado en el que yo he utilizado, siempre muy personalizado, dependiendo del nivel, de la disponibilidad y de los objetivos. Y de alguna manera quiero ensaeñar un método eficaz, disciplinado y divertido.

¿A quién va dirigido?
Estará dirigido a todo tipo de escaladores y niveles, a un público muy general, que quiera evolucionar y aprovechar más cada sesión que realice.

Comparado con otros deportes con más tradición en la competición, ¿la escalada dónde se encuentra?
Se puede decir que los últimos diez años el entrenamiento en la escalada está convirtiéndose en algo normal, muchísimos escaladores ya van con su planing y no es raro, y es por ello también que el nivel general ha dado un vuelco muy importante.

¿Vas a trabajar también con cuestiones mentales, o solo físicas?
Aparte de lo que es la cuestión física intentaré encaminarles en el tema de la alimentación y el aspecto psicológico, ya que para mí son partes fundamentales en todos los deportes, sobre todo para rendir al máximo y que los entrenamientos den sus frutos.

Para acabar, ¿nos desvelas el secreto?
No hay secreto alguno, el truco consiste en confiar en uno mismo, en confiar en lo que está haciendo, mucha disciplina e ilusión por la escalada.

 


 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.