PLANES PARA UNA RUTA HISTÓRICA

Jorg Verhoeven: «Intentaremos repetir el Dawn Wall con Adam Ondra en otoño»

El campeón de la Copa del Mundo de Dificultad 2008 es un escalador polivalente, que también destaca en búlder y big wall. Hablamos sobre sus planes y mucho más en esta entrevista.


Isaac Fernández | No hay comentarios |

Jorg Verhoeven es un escalador holandés de 30 años que en 2008 se proclamó campeón de la Copa del Mundo de Dificultad y que ha subido a podios en el Campeonato de Europa y el Campeonato del Mundo. En búlder, ha resuelto problemas de hasta 8C, como la legendaria The wheel of life en Grampians, siguiendo la exigente variante directa de James Kassay. En big wall, fue el primer no estadounidense en escalar en libre The nose (900 m, 8b+) en Yosemite, tras Lynn Hill, Tommy Caldwell y Beth Rodden. Y en escalada alpina se encordó con David Lama para liberar la cara oeste del Monte Brento con Brento Centro (1.100 m, 8b). Incluso ha tenido algunas inquietudes de alpinista, como demostró en la travesía en solitario de la Zillertaler Hauptkamm que hizo en 2013. Puede que sea la mejor definición del escalador total y polivalente.

Coincidimos con él en el rocódromo Sharma Climbing de Barcelona durante la concentración de escaladores Petzl y aprovechamos para charlar con tranquilidad acerca de su carrera y de sus proyectos actuales. Nos sorprende desvelando un plan bien emocionante: en otoño regresará a Yosemite, esta vez acompañado de Adam Ondra, para intentar la primera repetición del Dawn Wall (900 m, 9a), la vía de largos más dura del mundo. Lleva años viviendo en Innsbruck (Austria), donde estudia Ciencias de la Tierra.

«Ganar la Copa del Mundo me liberó y después de eso tuve tiempo para otros proyectos»

¿Sigues participando en competiciones?
Sí, cambié de dificultad a búlder y eso ha hecho posible que disponga de mucho más tiempo en verano y otoño para otros proyectos como escalar en Yosemite u otras vías.

Porque tú empezaste como escalador de competición, pero cuentas con un amplio rango de actividad…
Yo empecé a escalar en Holanda, donde sólo existe la escalada en rocódromo, así que empecé en un rocódromo. Poco a poco fue entrando más y más en contacto con la roca y los entornos alpinos de las montañas. Fue entonces cuando me di cuenta de que mis intereses eran muy amplios; me gusta ir en muchas direcciones, la cual cosa es un problema pero a la vez es muy bonito. No puedo ser bueno en todo, tengo que intentar centrarme.

Pero llegaste a ser campeón de la Copa del Mundo.
Sí, me centré durante mucho tiempo en la escalada de competición de dificultad y gané la Copa del Mundo mucho tiempo atrás. Fue un enorme objetivo conseguido para mí y me liberó. Después de eso, tuve mucho más tiempo para otros proyectos.

«Todavía siento la misma alegría y motivación que antes cuando escalo en competiciones»

¿Cómo has visto la evolución de la competición?
Está creciendo y se hace cada vez mayor. La primera vez que participé en la Copa del Mundo fue hace 15 años y fue una competición muy pequeña y principalmente en Europa. Ahora está en todo el mundo; siempre hay un par de competiciones en Asia, América del Norte… y probablemente veremos competiciones en América del Sur muy pronto. Las competiciones se han expandido y los participantes vienen de todas las partes del mundo… mi sensación es que esto ha explotado, que hay mucha más gente y que el nivel es altísimo.

Tú, como competidor de búlder, debes ser uno de los mayores, ¿cómo lo llevas?
Sí, creo que lo soy… Estoy contento de que siempre hay alguno mayor que yo… En realidad, no me importa. Me resulta divertido ver llegar a las nuevas generaciones, porque yo una vez también fui una nueva generación que llegaba, y ahora soy uno de los mayores. Constantemente pienso en si todavía me gusta ir a las competiciones, pues ya no estoy entre los mejores –termino el 20º o alguna vez el 10º, cuando solía acabar el 4º o 5º–. Por supuesto a veces es frustrante, pero en realidad no es lo que me importa. Todavía siento la misma alegría que tenía cuando escalo en competiciones, y la misma motivación. Y si eso no cambia, continuaré haciéndolo.

«Mi motivación para la competición viene de la roca y viceversa; la variedad es importante»

¿Qué te aporta la competición?
Para mí la escalada siempre ha tenido dos caras: por un lado la competición y por el otro la roca. Yo entreno para ambas, pero mi motivación por una cara viene de la otra. La variedad es muy importante. En referencia a la competición, siempre he sido una persona muy competitiva; me gusta sentir la presión y tener que escalar bien en un momento determinado. Para mí, la escalada de competición siempre ha sido bonita, aunque entiendo a la gente que la odia completamente.

Lo que te hace un caso único es que, por un lado participas en competiciones de búlder y por el otro te embarcas en grandes aventuras, alpinismo…
Es más bien un problema. Quiero hacer tantos tipos de proyectos diferentes… pero eso mantiene mi motivación muy alta. La temporada de competiciones es muy corta para mí, sólo unos meses, y mi entrenamiento no va dirigido sólo a esos pocos meses de competición, sino para otros proyectos durante el resto del año.

«Me casé en verano y de luna de miel hicimos una vuelta al mundo de la escalada»

Cuéntanos tu última aventura, que ha tenido lugar en Tasmania.
Mi novia [la escaladora austriaca Katharina Saurwein] y yo nos casamos el pasado verano y después hicimos un largo viaje, en una especie de luna de miel extendida. Viajamos alrededor del mundo e hicimos varias paradas en lugares como Sudáfrica, América y también dos meses en Australia, de los cuales dedicamos dos semanas a Tasmania, que fue una aventura increíble, muy diferente de todo lo demás. Estábamos haciendo bloque en los Grampians y de repente nos encontrábamos en Tasmania escalando esos preciosos pilares por encima de las aguas del mar… fue algo totalmente nuevo para nosotros, y los dos nos sentimos muy sorprendidos y felices por esas dos preciosas semanas en esa bonita pequeña isla con muy mal tiempo.

Aparte del tiempo, algo estupendo.
No puedo imaginar un mejor día de escalada que los que tuvimos en Tasmania. Además, con un escenario natural increíble, viendo animales extrañísimos… Escalamos justo por encima del mar y veíamos pequeños canguros saltando por los alrededores… todo muy raro, especialmente viniendo de Europa. Luego la escalada en sí misma es algo que no había experimentado antes: justo por encima del mar, con el viento que te azota constantemente, las olas debajo de ti, la roca… Es precioso, esos finos y esbeltos pilares. Fue una grata sorpresa.

Has hecho una especie de vuelta al mundo de la escalada. ¿Cómo han sido esas diferentes etapas?
Hemos estado cinco meses y medio. Dedicamos los primeros dos meses principalmente a la escalada en búlder en Sudáfrica y Colorado (Rocky Mountains), dos zonas que se encuentran entre las mejores del mundo. La mayoría de la gente conoce Rocklands, pero es que es una zona tan bonita… A continuación, fuimos a hacer también buenas vías de escalada deportiva en Australia. Básicamente, había algunos destinos a los que queríamos ir. Nos daba igual si era búlder o escalada deportiva. En Sudáfrica, probablemente está el mejor búlder y escalamos en búlder, y en Grampians y las Blue Mountains, la escalada de vías es probablemente mejor, así que hicimos principalmente escalada de vías. Fue un viaje muy variado. Creo que cinco o seis meses sólo de escalar en búlder hubiera sido un poco aburrido. De esta manera, nos mantuvimos muy motivados ya que estuvimos haciendo siempre algo diferente.

«Cuando liberé The nose me quedé triste porque ya se había acabado»

Y antes que eso, hace como año y medio, hiciste tu incursión en Yosemite y la liberación de The nose. ¿Cómo fue aquello?
Fue un proceso muy largo. Entonces también dedicamos un mes a escalar en bloque en Colorado y luego conduje hasta Yosemite con cinco semanas de tiempo. Mi objetivo principal era escalar The nose. Nunca había visto Yosemite antes, así que no sabía lo que se necesitaba y cómo podía atacar este proyecto. Todo funcionó muy bien, fue un tiempo muy provechoso. Me quedé un poco triste cuando se acabó la escalada. Fue algo en lo que trabajé muy intensamente durante tres o cuatro semanas; me lo pasé muy bien durante todo el proceso; y fue como si echara algo de menos cuando me marché de nuevo a Colorado y a casa. Pero por supuesto siempre hay nuevos proyectos: volveré este otoño.

«Quiero ver si el Dawn Wall es factible para mí y si el esfuerzo merece la pena «

Hay muchos grandes proyectos por hacer allí… ¿Has pensado en alguno en particular?
Solía decir que el Dawn Wallno era algo que quisiera probar, porque sería demasiado trabajo, pero las cosas han cambiado ligeramente y creo que este otoño le echaré una ojeada para ver cómo es… Es una de las mejores líneas de El Capitan y se ve increíble. Al menos quiero intentarla y si veo que es factible para mí y si vale la pena el esfuerzo. Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson invirtieron años y años de trabajo hasta que la escalaron, así que no sé si es posible para mí… ir a Yosemite una y otra vez… ya veremos. Adam Ondra estará allí también y la quiere intentar, así que haremos cordada y veremos si podemos trabajarla un poco.

Ese es un proyecto muy interesante…
Sí, creo que podemos pasar un muy buen tiempo trabajándola.

¿Qué sientes sobre la vía? Todos seguimos la ascensión de Tommy y Kevin…
Sí, y yo también. Vi las fotos y los vídeos y me impresionó. El muro es tan tieso y tan alto, y parece como si fuera completamente liso. En The nose hay grandes fisuras y repisas, y este es sólo un gran muro de minúsculas regletas. Yo creo que de alguna manera puedo saber cómo es la escalada, puesto que ya he estado en Yosemite dos o tres veces, pero tengo que ver cómo de duros son cada uno de los largos. Especialmente al principio, creo que hay mucho trabajo incluso para probar la vía, ya que es una antigua vía de artificial liberada, así que lo primero es que no será muy fácil simplemente subir allá arriba. También he oído que algunos de los bolts ya no están, así que quizás tendremos que reemplazar algunos de los bolts que puso Tommy… No lo sé, no puedo decir mucho más sobre cómo irá, yo daré lo mejor de mí y creo que dispondremos de cuatro o cinco semanas para intentarla.

«Si me enamoro de la vía, no me importa si tardo cinco o diez años en hacerla»

¿O sea que le vais a dedicar un tiempo suficiente para poder realizar un buen intento?
Sí. También para The nose mi estrategia fue verla como un proyecto de larga duración. No esperaba escalarla esa temporada y estaba dispuesto a volver por él varios años. Esa vía es algo que quería hacer, pues me había atraído desde siempre. En realidad, daba igual el tiempo que me fuera a llevar. Y el Dawn Wall es probablemente similar: si realmente me enamoró de ella, no me importa si tardo cinco o diez años, si vale la pena y es un buen proyecto.

También es algo que ya forma parte de la historia de la escalada.
Sí, ha sido un gran avance, especialmente en la escalada en libre en big wall. Algo que va a ser recordado por mucho tiempo.

¿Has escalado antes con Adam Ondra?
Hemos coincidido de vez en cuando. Algunas veces viene a visitarnos a Innsbruck, porque hay un rocódromo muy guapo y él entrena también para las pruebas de Copa del Mundo… También coincidimos hace unas semanas escalando en Cataluña… El mundo de la escalada no es tan grande.

También escalaste vías alpinas con David Lama… eres una especie de buen compañero, ¿no?
Sí. Él ha evolucionado más hacia el alpinismo y yo elegí entonces quedarme en la escalada de competición. Ahora, mi motivación radica más en proyectos como El Capitan y cosas similares. Las montañas altas siempre me han parecido interesantes, pero prefiero esperar. Dentro de 20 años todavía podré escalar una montaña, pero no creo que pueda escalar el Dawn Wall cuando tenga 50 años.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.