EXPLORANDO

Bernabé Fernández, se hizo con la vanguardista Orujo, su propuesta de 9a

A golpe de machete, tensión y fuerza de voluntad, Bernabé lleva una década liderando a un tropel de escaladores que buscan ansiosos su mítico Eldorado

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

A los 23 nadie puede llamarte veterano, pero tras 11 años escalando y 9 resolviendo los más complejos problemas de continuidad, búlder y resistencia, son pocos los que se atreverían a negar que Bernabé se encuentra entre los escaladores deportivos de dificultad con más rodaje de nuestro país. Desde los 14 años, este joven malagueño ha permanecido en la cresta de la ola y siempre se ha encontrado entre los pioneros en alcanzar las más altas cotas de dificultad: fue el primer español en encadenar un 8c (Harakiri, en 1991); en ofrecer un 8c+ que, pese a los intentos de decotación de algunos, aún no ha sido repetido (Mojave, en 1994), y, como punto final –provisional por supuesto– a su labor, el año pasado se hizo con la vanguardista Orujo, su propuesta de 9a, una vía de las que quitan el hipo, una línea espectacular inscrita en un desplome infernal que tampoco se ha salvado de la polémica.

Hace poco hablaba con un fuerte escalador andaluz y me comentaba que se encontraba solo en su zona, que no tenía a mucha gente con quien probar las mismas rutas. Esto es algo que te ha ocurrido desde el principio, pero que no te ha impedido encadenar rutas cada vez más duras. ¿No tienes periodos de desmotivación?
Sí, totalmente, y más cuando llegan épocas de mal tiempo como ésta, en las que lo único que queda es entrenar, y estar solo en un gimnasio haciendo búlder no apetece. Hace falta un compañero que tenga motivaciones parecidas, que haga cierto nivel, sino te aburres de probar siempre solo las vías.

¿Qué pasa en Andalucía en general con la escalada deportiva: no hay mucho movimiento o es que no se da información de las actividades que se realizan?
Hay algo de movimiento pero, excepto unos pocos, la gente hace poco nivel.

Pero sí que hubo una época en la que en El Chorro se creó un grupo de escaladores que probaba vías duras, que equipaba proyectos…
Sí, y siguen ahí, lo que pasa es que no se centran únicamente en la deportiva, sino que practican otras modalidades como la alta montaña. Veo que últimamente la gente se quema un poco de sólo escalar.

¿A qué crees que puede deberse esto?
A lo mejor es que se dan cuenta de que hay otras cosas en la vida aparte de escalar.

Pero, en cambio, sí que existen otras zonas, como por ejemplo el País Vasco, donde los friquis no se queman, se mueven más, están más motivados, entrenan juntos y prueban las mismas vías. Además, no se puede decir que tengan más y mejor roca que en el sur.
Sí, pero tienen las competiciones allí, se las montan en casa, y entrenan juntos porque tienen el nivel parecido, se pican entre ellos y se divierten. Yo cuando he hecho búlder con escaladores que tenían mi mismo nivel me lo he pasado muy bien y me ha motivado para intentar cosas más difíciles.

¿Cómo te sentaron las incertidumbres que se crearon en relación al grado de Orujo que salieron publicadas en Desnivel?
La verdad es que no me hicieron mucha gracia, porque la gente opinaba y ni siquiera había visto la vía. Me pareció que se hablaba por hablar, y eso molesta. Además, nunca había pasado lo mismo con ningún otro esacalador al haber encadenado otra vía significativa; da la casualidad de que hago yo una vía y tuvieron que salir a la luz aquellas declaraciones.

Pero ten en cuenta que se trataba de una de las primeras propuestas del Mundo de 9a.
Sí, pero parecía que era para fastidiar, no digo que lo fuera, pero sí que parecía. Sólo uno de los cuatro que hablaron en Desnivel había estado debajo de Orujo, y no es normal que el resto de los que allí opinaban estuvieran machacando sin ni siquiera haber visto la vía.

El caso es que desde entonces sólo Dani ha ido a probarla.
También la probó Javier Morales y dijo que era la vía más dura que había ensayado y me felicitó.

Dani dijo cuando la probó que le parecía 8c+, ¿qué piensas de los que opinan acerca de un recorrido que no han encadenado?
Lo lógico sería encadenar y después graduar la vía, como diría todo el mundo. Se puede opinar, pero también hay que tener en cuenta una cosa:
Dani hizo la La Rambla antes de venir a Orujo, y lo normal es que subiera de nivel y se pusiera fuerte trabajándola. Luego, una vez que estuvo fuerte, sin él saberlo, bajó, probó Orujo y le pareció lo mismo. Puede ser que se crea que esta vía es igual cuando realmente lo que ocurre es que él está más fuerte que cuando probó La Rambla. A mí de hecho me ha pasado, yo he probado vías que me han parecido durísimas, después he ido a por otras que eran más difíciles y, cuando he regresado a la primera, me han parecido iguales. Hay que sopesar todo eso; por ello, aunque Dani hiciese la vía y le diese un grado, no es suficiente, hace falta que la repita más gente.

Subiste a Cataluña en verano, ¿no tenías curiosidad por probar La Rambla?
No coincidió, quería ir y tantearla, por lo menos para comparar, pero lo que no voy a hacer es ponerme a ensayar una vía tan lejos. Cuando salgo de viaje me gusta aprovechar y escalar a vista, lo que casi nunca puedo hacer en mis escuelas.

Y siguiendo con Orujo, cuéntame un poco cómo fue el lío ese de las presas y los cantos que tapaste después de su encadenamiento.
¿Qué lío?, lío ninguno. Es algo que me quedó por acabar de hacer y tapé un par de boquetes que no se utilizaban.

¿Cuál fue la razón?
A lo mejor fue porque estaba molesto con los comentarios aquéllos de Desnivel y quería que la gente probara la vía igual que yo la había hecho, porque ya me había pasado en otras rutas que llega un listo, se escaquea por cualquier sitio y dice: “esto es más fácil”.

 

En unas primeras declaraciones dijiste que habías puesto presas artificiales porque veías factible el hacer la vía con los cantos naturales, ¿qué pasa ahora que has tapado estos dos agujeros?
No, no, los pasos todavía es posible resolverlos con los cantos naturales, yo lo que he tapado no afecta a la línea por donde va la vía.


 

¿Cómo valoras las decotaciones de algunas de tus vías, como por ejemplo Kalliste?
Ya que me preguntas por Kalliste, te diré que estuve hablando con Christian (Lupión, el tercer repetidor de esta vía) y me dijo que él no decotó la vía, que lo que se publicó en Escalar hace dos números no era correcto. Lo único que comentó es que nunca había hecho un 8c y la vía más dura que había encadenado hasta ese momento era un 8b+ graduado por él, y que le parecía tan duro como Kalliste, pero que dudaba si era o no 8c.

De todas formas el primero en decotar Kalliste fue Dani…
Yo lo único que puedo decir es que los demás escaladores que la han probado y que la han hecho no la han decotado: han dicho que como 8b+ es muy duro y, si realmente se trata de 8c, puede que sea un 8c suave.

Muchos escaladores dicen que no sales casi de tus escuelas y que así no se puede tener suficiente criterio como para cotar vías de 8c+ y 9a…
Está claro que mejor se graduará si se sale y se hacen vías de fuera.

…pero, quizá, una ventaja que tú tienes es que El Chorro lo visitan muchos escaladores fuertes de otras provincias y países.
Sí, de hecho se han confirmado muchas de mis vías duras y hay bastantes que ya están consolidadas. Entonces, ¿hasta qué punto me merece la pena salir para confirmar?, ya sólo sería para quedarme contento conmigo mismo y poder comparar mejor. A la gente le gusta criticar por criticar. Lo único que sé es que yo equipo las líneas que veo bonitas y quiero hacer, y ya está. Procuro que salgan duras y me motivo trabajándolas, machacándome y haciéndolas al final. Últimamente me dan igual los comentarios que vengan de fuera, yo hago mis vías y ahí quedan, para que el que quiera disfrute igual que yo, y no para avivar piques de grado para arriba y grado para abajo. El grado es orientativo, nunca puede ser exacto, con el tiempo siempre puede acabar decotándose, por muy bien puesto que esté.

Antes escalabas más a vista, ¿a qué se debe, a que viajas menos o a que te interesa más ensayar?
Será que viajo menos y salgo poco de Málaga. Aunque la verdad es que ensayo menos que antes porque ahora llevo más cosas adelante. Pero entreno más, eso sí.

¿Qué te llena más, la cantidad o la calidad, me explico: tener muchos octavos o encadenar vías muy difíciles que te requieran mucho esfuerzo e intentos?
Lo último. No me sirve de nada tener…, yo qué sé, mil octavos, si después no hago más de 8b. De hecho, esto ya lo hablé una vez con Dani (Andrada) hace varios años, y él mismo fue el que me dijo “tío, me he dado cuenta de que tener tantos octavos no me sirve para nada, realmente lo que me interesa es encadenar vías de alto nivel”.

¿Es interesante una vía que se resista durante mucho tiempo, o llega un momento en que desesperas y la abandonas?
Puede llegar a ser desesperante, todo depende de si estás progresando o no. Si notas que avanzas, te motivas; pero si llega un momento en que te estancas y ves que no vas a más, te desmotivas totalmente. En este caso lo suyo es dejarlo una temporada y volver con más ganas y más entrenado. Lo que siempre cansa es la monotonía: ir a las misma zona, el mismo calentamiento, la misma vía, te caes en el mismo sitio; entonces mala cosa.

¿Tienes algún truco para trabajar el coco cuando pruebas una ruta extrema y caes una y otra vez en el mismo paso?, creo que éste fue el caso de Onda Vital.
Pues lo que te he dicho, descansar un mes y volver luego con más ganas. Si me tiro más de dos meses probando asiduamente la misma vía, normalmente paso de ella, me voy a por otra, y luego vuelvo, por eso siempre he dejado proyectos repartidos por ahí. Onda vital es muy corta, por eso rápidamente te quemas de ella, la puedes probar muchas veces seguidas, pero cuenta tanto el factor suerte que es fácil caerte cada dos por tres por una tontería. Por eso la dejé varias veces; ir varios días ya era suficiente para pasar de ella durante una temporada.

Hablando de Onda vital, ¿te molestaba que Dani probara tu proyecto e hiciera la primera?
¡Todo lo contrario!, yo fui el que le dijo a Dani que la probara, que yo en ese momento no la ensayaba porque estaba con Mojave. A mí no me importaba que él hiciera la primera. En aquel momento me pareció compañerismo, lo que ocurrió es que luego salió aquel artículo en el que se hablaba de quién sería el que hiciera antes 8c+.

¿Qué opinas sobre el tema de las primeras, crees que el equipador tiene algún derecho sobre su vía?, ¿prefieres ser tú quien haga las primeras de tus proyectos?
Claro que el equipador tiene derechos sobre su línea, para eso se lo ha currado y se ha gastado el dinero. Si la vía que he abierto es muy bonita y me motiva, prefiero hacer yo las primeras, y más si me ha costado mucho trabajo equiparlas y son líneas largas, con muchas chorreras y llamativas; si es una vía cualquiera, me da igual.

Antes tenías problemas en casa para salir a escalar, ¿cómo ve ahora tu familia tu dedicación?
Ahora bien, ya no hay ningún problema.

 

¿Por qué has dejado de lado las competiciones?, no se puede decir que no hayas tenido buenos resultados: en Copa de España ganaste alguna prueba, y la primera vez que saliste a competir fuera, a Frankfurt, quedaste el octavo.
Me quemé mucho de tanto viaje, aeropuertos, hoteles, zonas de aislamiento, y más cuando en aquella época yo veía la escalada como una actividad para realizar en el campo tranquilamente, y no agobiado ni en tensión. Aparte, yo me ponía malísimo de los nervios en todas las competiciones. También noté que el entrenamiento que se llevaba cada vez era más diferente, más de rocódromo. La verdad es que llegó un momento en que no me apetecía ir a competir a ningún sitio. La Copa del Mundo me animaba más porque era un viaje cómodo, con los gastos pagados… Pero a las nacionales, que tienes que hacer un montón de kilómetros, ir de un sitio a otro…, qué va. Ya he vivido eso de ir a una competición, pegarte una paliza impresionante –que las competiciones no las tenemos aquí, que vivimos en la otra punta de España, a 1.000km– y sentirte obligado a rendir y a tener un buen resultado después de todo el viaje y el dinero que has gastado, para después caer en la eliminatoria, eso quema mucho. Pero a lo mejor este año, que tengo más tiempo, me animo a competir.

¿Qué conclusión has sacado de los escaladores fuertes que han pasado por El Chorro? Recuerdo que hubo dudas sobre el encadenamiento de los dos largos seguidos de Harakiri por el inglés John Dunne.
De John Dunne, lo único que he escuchado son comentarios de la gente, y no tengo nada seguro. Nadie lo ha visto, nadie sabe con certeza que hiciera aquello. Oí de una persona que lo conoce que él mismo había dicho que no había empalmado los dos largos, que sólo encadenó el primero. Yo estuve después, probé de nuevo el segundo largo y no había ni magnesio ni nada, y allí estaban los mosquetones viejos de siempre, no se veía que hubiese pasado por allí nadie. De todas maneras, lo único que puedo decir es que no sé, lo más sencillo sería llamarlo y preguntárselo.

Y tú, ¿has abandonado el proyecto de encadenar seguidos los dos largos de Harakiri?
Por ahora sí, porque está siempre húmedo, y es un agobio, la verdad. Apárte, ahora se ha roto una presa del primer largo y hace falta pegar una regletilla.

¿Y la ascensión a vista de Yann Ghesquiers a Monster forever?
Pues no tengo nada que decir, si la hizo es que estaba muy fuerte y ya está; sin embargo, hay buenos escaladores que siguen pensando que la ruta es 8b. Yo hablé con Yann y me dijo que había subido a vista y que le pareció 8a+. También hay que tener en cuenta que, cuando bajó a El Chorro, venía fuertísimo e iba decotando todo lo que encadenaba, incluso vías que ya estaban confirmadas. Es lo que hablábamos al principio, que pueden parecer fáciles vías que en otras condiciones creeríamos que son inhumanas. LLegó incluso a decirme que Lourdes (8a) le parecía igual que un 7c+ que yo hice a vista en Francia, y ni punto de comparación.

Una vez me comentabas que no existía apoyo entre los escaladores de nivel españoles, que no se ayudaban entre ellos, ¿qué querías decir con esto exactamente?
La verdad es que la mayoría de los escaladores están un poco perdidos y no se comunican mucho entre ellos, por lo menos es lo que pasa aquí, no sé cómo lo llevarán por el norte. Después de lo que hemos vivido en competiciones para arriba y para abajo, nadie quiere saber nada el uno del otro. La verad es que tampoco baja casi nadie por aquí, excepto Dani. Y cuando he hecho vías de alto nivel no me han apoyado los escaladores, no me han dicho “qué bien, vamos a probar la vía para confirmar el grado”.

Pero con los 8c y 8c+ no se armó el mismo revuelo.
Siempre ha habido miradas raras. Nunca ha existido el apoyo de decir “venga, en España también hay nivel y también se hace grado, vamos a tirar para alante”, nada, todo lo contrario, a pinchar: “esto es menos y yo tengo que hacer antes que tú…”, siempre con la envidia. En el extranjero no pasa esto, ahí está Alex Huber que hace sus pedazo de vías y olé.
Debería haber más apoyo en España entre todos, parece que cuando uno encadena algo lo que hay que hacer es echartierra encima. Parece que sólo se gradúa bien en Francia, y yo he hecho 8a a vista allí y creo que, por lo general, no hay diferencia.

¿Ves posible la profesionalización del escalador en España, o buscarás algún trabajo para sobrevivir y continuar escalando?
Lo veo mal, muy mal. Si se dijera que esto da mucho dinero se podría ahorrar mientras dure el chollo, pero no se gana tanto, así que llegará un momento en que habrá que espabilarse. Yo ahora estoy haciendo un poco de todo, hay que empezar a buscarse la vida, el tiempo pasa.

¿Cómo son tus entrenamientos: los planificas, los haces durante todo el año, te ayuda alguien…?
No me ayuda nadie, y no hay nada planificado. Normalmente hago pesas, con muchas repeticiones, trabajando un par de músculos al día, también hago algo de búlder y, cuando me apetece, voy a correr.

A veces nadie sabe de ti durante un periodo de varios meses y, de repente, reapareces con el encadenamiento de alguna barbaridad. ¿No mantienes tu motivación a tope durante todo el año y pasas tiempo sin tocar una piedra o, simplemente, es que pruebas proyectos y la gente sólo se entera de que escalas cuando los encadenas y salen publicados?
Un poco las dos cosas: hay veces en que tengo periodos en los que escalo menos, en los que me pongo a entrenar porque no me apetece salir. Lo que está claro es que de Andalucía para arriba la gente no se entera de lo que hago hasta que no encadeno una vía dura.

¿Cómo valoras la postura de las revistas de escalada a la hora de publicar y contrastar datos?
Pues, me parece fatal lo que se hizo cuando encadené Orujo. Creo que si se piden opiniones para un escalador, se debe hacer para todas las vías que se encadenen, y contrastar en todas ellas.

Pero al margen de que se deba hacer con todas las nuevas propuestas, ¿piensas que es ésta la manera dar las noticias?, ¿no crees que las revistas tienen el deber de contrastar datos y ofrecer una información lo más objetiva posible?
Lo que hay que buscar son opiniones totalmente fiables. No puede ser que se pregunte a la gente sólo porque sean los mejores escaladores, hace falta estar en el sitio y conocer la vía de la que se está hablando. Y sino, dejarlo y con el tiempo que se confirme o se decote la propuesta.
Tampoco creo que exista ese deber de contrastar. Muchas veces lo que parece es que se está pinchando para crear polémica e incertidumbre.

¿A qué crees que se debió la reacción de las revistas extranjeras con respecto a las presas artificiales de Orujo?
Es criticar por criticar. Yo a veces no entiendo: los franceses tienen un montón de vías talladas, vías sin solución natural ninguna. Sin embargo, en la mía se pueden desenroscar las presas y queda tal y como estaba. Lo que ocurre es que resulta más cantoso ver una presa artificial que un boquete picado. Si yo hubiese picado unos buenos cantos, no habrían dicho nada, porque en las fotos no hubieran destacado tanto.

¿Cómo se te presenta el 98, creo que tienes varios proyectos, uno de ellos en la cueva de Archidona?
Sí, pero el de la cueva está mojado y todavía no he podido probarlo. Tengo muchos proyectos picoteados y lo que me apetece es quitármelos de encima. La nueva ruta de la cueva no creo que se resista mucho; eso sí, es de las más bonitas que hay allí.

 

¿Qué piensas de?:

Los cantos tallados, pegados y retocados: Los retocados son normales, si hay picos que cortan habrá que quitarlos; escalar es para disfrutar, no para sufrir. Pegado está mejor que tallado, siempre se le puede dar un mazazo en un momento dado. Mientras se pueda evitar, es mejor no tallar, pero si la pared está totalmente lisa, yo antes que tallar pegaría un canto o pondría una presa.
Akira, el 9b de Frederic Roughling: Yo estoy totalmente seguro de que eso no puede ser 9b, para llegar ahí antes hay que pasar por el 9a y el 9a+, cada vez hay más diferencia de un grado a otro.
El búlder: Es un buen medio para coger potencia. Es una modalidad de escalada totalmente diferente a la de las vías
Las competiciones: Otra modalidad que se ha desmarcado totalmente de la roca. Las vías de competición son un gimnasio, no es un tipo de escalada natural, y si no ¿por qué los mejores escaladores escalando a vista en roca no son los que ganan las competiciones?
La escalada limpia: La verdad es que me gusta mucho. De vez en cuando hago vías “a cacharros”, es un estilo mucho más antiguo que la deportiva.
Los secretivos: Una tontería; tarde o temprano dejan de serlo.
Las decotaciones: Correctas siempre que se hagan teniendo en cuenta la opinión de un conjunto y no sólo de un escalador.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.