AL CAMPO BASE

Edu Marín: “Liberar ‘Eternal flame’ será uno de los mayores desafíos de mi carrera”

El escalador barcelonés vuelve a la Nameless Tower (Torres del Trango, Karakórum) para su segundo intento de liberación integral de la vía abierta por Wolfgang Güllich y Kurt Albert. Esta vez viaja con su padre y su hermano como compañeros de expedición.

Autor: | 3 comentarios | Compartir:
Edu Marín vuelve a 'Eternal Flame' (Namaless Tower, Pakistán).
Edu Marín vuelve a ‘Eternal Flame’ (Namaless Tower, Pakistán).

Edu Marín pasó un mes y medio del último verano en la Nameless Tower (6.239 m) de las Torres del Trango (Karakórum paquistaní), trabajando para realizar la primera liberación integral de la mítica Eternal flame. Consiguió escalarla, pero tuvo que dejar la liberación para una mejor ocasión, pues la meteorología y las condiciones no colaboraron.

Eternal flame fue abierta por Kurt Albert y Wolfgang Güllich en 1989, en el espolón sur de esa Torre Sin Nombre. Los propios primeros ascensionistas consiguieron forzar en libre la mayor parte de la ruta, excepto cuatro largos. Escalar dificultades de hasta 7a+ a 6.000 metros de altitud fue una actividad realmente avanzada para aquella época.

Desde entonces, muchos escaladores han intentado completar la liberación de la vía. En verano de 2009, los hermanos Thomas y Alexander Huber tuvieron la suerte de encontrar la pared en perfectas condiciones y también de contar con un periodo de tiempo excelente, lo que les permitió realizar el primer encadenamiento de la ruta. Después de trabajar los primeros cuatro largos de la ruta y encontrar una variante que les permitía evitar (escalando) el péndulo del segundo largo, los Huber tuvieron que esperar unos pocos días a que llegara un periodo de buen tiempo. En cuatro días lograron encadenar en libre los 24 largos, superando dificultades de hasta 8a.

Edu Marín, junto a su padre 'Novato' y su hermano Álex (Foto: E. Marín).
Edu Marín, junto a su padre ‘Novato’ y su hermano Álex (Foto: E. Marín).

Para terminar el trabajo en Eternal flame, Edu Marín ha recurrido a su familia. Su padre Francisco ‘Novato’ Marín y su hermano Álex Marín serán esta vez sus compañeros de expedición y de cordada, aunque él será el único líder y ambiciona escalar de primero todos y cada uno de los largos.

Viajaron a Pakistán la semana pasada y el viernes ya volaron a Skardu, puerta de entrada del Karakorum. Su siguiente parada será ya el campo base de la Nameless Tower. Una vez allí, comenzará el proceso de aclimatación, que realizarán subiendo a los campos de altura porteando material, durmiendo y descendiendo. “El objetivo es llegar a la Sun Terrace (5.500 m), montar un campamento, fijar algunos largos y bajar al base (4.200 m), descansar unos días y para arriba”, explica Edu.


 

Desde Skardu, el escalador barcelonés contestaba algunas preguntas para Desnivel:

¿Cuáles son tus planes en Pakistán?
Nuestros planes en Pakistán son claros: volver sanos y salvos habiendo disfrutado de una aventura en familia. Coger experiencia gestionando expediciones y cogiendo confianza en la escalada en altura, conociéndome mejor en este tipo de terreno.

Edu Marín vuelve a 'Eternal Flame' (Namaless Tower, Pakistán).
Edu Marín vuelve a ‘Eternal Flame’ (Namaless Tower, Pakistán).

Mi objetivo es intentar repetir Eternal Flame en libre en un estilo limpio, sin bajar de la pared y sin asistencia. Si lo logramos podremos empezar a soñar grande con aperturas de nuevos big walls en altitud.

Para mí, Eternal Flame es uno de los big walls más difíciles y con más prestigio en nuestra comunidad, ya que tiene una gran historia y dificultad. A la vista está, que no tiene repeticiones…

¿Qué papel jugará cada miembro del clan Marín en esta aventura?
Los miembros de esta aventura son mi padre y mi hermano. Fue una decisión difícil pedirles que me acompañaran, porque en cierto modo yo soy el responsable de su integridad. Vamos a minimizar los riesgos haciendo las cosas bien.

Cuando se lo propuse enseguida me dijeron que sí y nos pusimos a trabajar en el proyecto. Ellos no tienen experiencia en altura y en este terreno tan salvaje, pero tienen los valores de la montaña, una cabeza dura y un gran corazón. Sé que no me abandonarán y llegarán hasta el final. Eso es importante para que compartamos la misma pasión y determinación por las cosas que nos proponemos.

Hemos realizado muchos proyecto juntos, como Valhalla, The Marín’s Alps project, etc… Y todos han sido un éxito; esperamos que todo siga así. Aunque es cierto que en este proyecto dependemos de la méteo y la condiciones de la pared, y somos conscientes de que necesitamos algo de suerte en este aspecto, ¡pero la suerte siempre hay que buscarla! Así que en ello estamos.

Edu Marín se prepara para volver a 'Eternal Flame' (Namaless Tower, Pakistán) (Foto: Pau Alonso).
Edu Marín se prepara para volver a ‘Eternal Flame’ (Namaless Tower, Pakistán) (Foto: Pau Alonso).

Mi padre aporta calma, experiencia y mucha perseverancia. Mi hermano tiene técnica en rescates y maniobras en pared. Tiene una gran fortaleza física y siempre aporta un toque de humor. ¡Juntos hacemos un equipo muy fuerte!

¿Qué aprendiste el año pasado que te sirva para mejorar este año?
El año pasado aprendí muchísimo. No logré cumplir mi objetivo principal, pero eso me hizo aprender muchísimo y estoy agradecido por ello.

Este año vamos con una gran logística, ¡que me ha llevado un año de preparación! Totalmente diferente a la expedición del año pasado. Vamos mucho más equipados para montar campamentos base fijos y poder movernos ligeros por la pared, sobre todo en la fase de aclimatación.

Será difícil portear todo el equipo arriba, pero cuando lo hagamos estaremos cómodos para aguantar hasta el final.

Edu Marín vuelve a 'Eternal Flame' (Namaless Tower, Pakistán).
Edu Marín vuelve a ‘Eternal Flame’ (Namaless Tower, Pakistán).

¿Cuál será la clave para poder liberar la línea y qué importancia le das a la méteo?
La clave será realizar una buena aclimatación y no castigar al equipo. Darle días de descanso y administrar bien las energías.

Obviamente, la méteo decidirá nuestros destinos, pero haremos todo lo posible por lograr nuestro sueño. Al tener una logística más grande y pensada, podemos resistir más tiempo y, por lo tanto, hay más posibilidades

La méteo puede cambiar en diez minutos; es realmente impredecible. El año pasado llegamos a estar seis días sin salir del portaledge por tormentas. Además, el cambio climático hace que el clima sea más inestable por el calentamiento global.

En su día, los Huber liberaron casi toda la vía, pero dieron un pequeño tramo por imposible, ¿crees que es posible hacerlo?
¡Creo que los Huber hicieron un magnífico trabajo y desde aquí los vuelvo a felicitar! Sus variantes son necesarias para poder escalar en libre Eternal Flame y además son variantes lógicas y realmente bonitas.

Edu Marín vuelve a 'Eternal Flame' (Namaless Tower, Pakistán).
Edu Marín vuelve a ‘Eternal Flame’ (Namaless Tower, Pakistán).

En la vía original abierta por Wolfgang Güllich y Kurt Albert hay un tramo imposible, liso y sin presas. Es donde hay una rista de spits para subir en artificial, ya que no hay presas por culpa del agua, que ha pulido el granito. Allí hay una variante de los Huber con dos largos de 7c.

¿Qué grado y dificultades tiene lo más difícil?
Tuve la suerte de coincidir con Thomas y Alex Huber en Grecia durante el Rock Trip de Petzl y estuvimos hablando sobre las dificultades y la graduación. La graduación es dura, ya que toman como referente Yosemite, una escuela old school donde un 7a puede ser un infierno.

Ellos tenía dudas con uno de los largos más difíciles, un 7c+/8a que está a más de 6.000 metros de altitud. Les comenté que a mí me pareció 8a duro y se sorprendieron. Me comentaron que quizá tenía razón, ya que es bien técnico y de presas muy pequeñas, donde los dedos casi no entran en la fisura. Alex es un grande escalador en ese estilo.

¿Qué plazos te marcas? ¿Cuándo vuelves?
Los plazos son muy impredecibles dependerá todo de la méteo, pero como muy tarde volveremos a principios de agosto… Ojalá volvamos antes, porque eso será señal que todo fue un éxito.

Para mí es un desafío enorme organizar una expedición de estas dimensiones, y más ser el capitán. Tengo que escalar todos los largos: de hielo, mixto y roca. Va a ser uno de los mayores desafíos de mi carrera, pero si lo logro obviamente reforzará mi experiencia y mis capacidades para afrontar retos mayores.


 
Comentarios
3 comentarios
  1. De la redacción de este artículo entiendo que los Huber no liberaron la vía, cuando abrieron variantes que sí que hicieron en libre por completo. Creo que la información que difundís es incorrecta.
    Un saludo
    Unai Mendia

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.