Ernesto López: «Me motiva dejar en condiciones lo que considero un patrimonio cultural-deportivo para Montanejos»

Ernesto no está dispuesto a ver cómo se pierde un legado para la escalada en Montanejos que él mismo empezó a construir hace más de 40 años. Pide colaboración para la siguiente fase del proyecto «Inoxidemos Montanejos», con el que lleva ya metidos más de 4000 anclajes.

Ernesto López. Proyecto Inoxidemos Montanejos
Ernesto López. Proyecto Inoxidemos Montanejos
| No hay comentarios |

Desde que inició el proyecto «Inoxidemos Montanejos» hace cerca de tres años años, Ernesto López ha metido más de 4.000 anclajes y ha dedicado más de 250 días a trabajar en la recuperación y crecimiento de la escalada en esta escuela histórica, referente de la escalada en Castellón. Por el camino se ha encontrado con obstáculos, denuncias, oposición dentro incluso del propio colectivo de escaladores de la zona. No ha sido suficiente para desmotivarle.

¿Crees que el espíritu con el que se empezó «Inoxidemos Montanejos» sigue vigente? ¿Cuál era el principal objetivo?

Inoxidemos Montanejos surgió a raíz de una reflexión. Después de unos años desconectado de Montanejos desde que dejé el refugio, cierto día decidí volver a recorrer los sectores con la intención de tomar algunas fotos, ver si había novedades y poder actualizar la guía con todo lo nuevo, que llevaba estancada 14 años. Tardé unos cuantos días en recorrer la totalidad de los sectores. Comprobé que había muchos sectores abandonados, hasta el punto de que a algunos no se podía llegar a pie de vía y en su inmensa mayoría se veían chapas oxidadas, reuniones de un solo punto o otras tantas en mal estado…

El estado real de muchos de los sectores no era bueno, por lo que hacer una guía de todo, no me parecía correcto. Pensé en hacer una selección, pero cuando anotaba los que se quedaban fuera, me entraba la nostalgia y me entristecía recordar que en su momento fueron verdaderos referentes de dificultad o al menos muy concurridos y populares. Así que pensé en dedicar un tiempo a recuperar las vías más emblemáticas de algunos sectores e intentar incluirlos todos ellos en la nueva edición. Ese fue el detonante, en el año 2021. Monté una asociación en la que los estatutos eran los objetivos del propio proyecto. Recuperar el mayor número de vías y sectores de la escuela. Procurar que cada vía tuviese su propia reunión. Alargar todas las vías que se pudiesen. Reforzar con al menos 2 puntos de anclaje las reuniones de todas las vías más cortas. Adaptar accesos a familias y niños. Romper el mito de “Montanejos donde las chapas están lejos” colocando más chapas en las vías más asequibles, colocando alguna que otra primera chapa en donde estaban disparatadamente lejos. Rellenar los huecos que quedaban en algunos sectores con vías más sencillas para que se justificaran nuevas visitas y, por supuesto, ya que nos poníamos, realizarlo todo con acero inoxidable.

Por justificar un poco todo esto, recordemos que antes las vías eran por lo general más cortas, algunas veces porque por arriba había mucho trabajo y allí debajo dejábamos la reunión. Con respecto a los alejes, el estilo se impuso en los 80 en la totalidad de escuelas españolas debido a lo que copiábamos de nuestros viajes veraniegos al Verdón y resto de escuelas de Europa, una mentalidad en la que se suponía que el que era capaz de solucionar una sección dura, sobradamente solucionaría terrenos más fáciles con menos seguros. Antiguamente a las vías cortas se les solía poner un único punto de descuelgue. También se solía escatimar a la hora de poner la reunión y se centraba el descuelgue en la llegada de 2, 3 o incluso 4 vías.

Proyecto Inoxidemos Montanejos
Proyecto Inoxidemos Montanejos

Otro de los problemas que surgieron fue cómo cumplir estas premisas sabiendo que, en Montanejos, además de más 300 vías de 2 o más largos, también tenemos más de 700 vías cortas, entendiendo por corto por debajo de 15 metros. Poner una reunión por cada una era demasiado gasto, por lo que se me ocurrió hacer yo mismo las reuniones. Y eso hice, inspirado en mi amigo Kroma, le copié un modelo tipo “U” y me limité a comprar solo la anilla de descuelgue. Esto reducía mucho el coste económico para los bordillos. Respecto a estas reuniones, decir que están testadas; recientemente he hecho un Curso de Equipamientos en el Medio Natural, impartido por la Federación Valenciana, en el que hemos podido testar todo este material que hemos fabricado. De hecho, actualmente la marca Vertical Evolution ya comercializa el mismo modelo.

Es cierto que yo antes podía saber mucho respecto a dónde ubicar las chapas, pero ahora he aprendido mucho respecto a materiales, a sus resistencias y a los principales factores que provocan la oxidación. En los 80 y 90 cometimos muchas barbaridades, se mezclaban materiales galvanizados con aceros indistintamente, no se entendía la función de la arandela, se ahorraba en los descuelgues colocando los parabolts directamente sobre los eslabones, por comentar las negligencias más comunes. Todo ello lo hemos ido subsanando con este proyecto. Pero quiero aclarar que ahora ya sabemos que las chapas galvanizadas, aunque aguanten hasta que no nos guste su aspecto, no están homologadas para el exterior (solo para interiores) y, sin embargo, la gran mayoría de equipadores las sigue utilizando; esto es pan para hoy y hambre para mañana. Antes esto no lo sabíamos, era por desconocimiento, pero ahora ya sí que existe esa información. Me parece una aberración proponer un proyecto de reequipamiento a nivel municipal y poner material galvanizado en los tiempos que corren.

Antiguo descuelgue. Proyecto Inoxidemos Montanejos. Foto Ernesto López
Antiguo descuelgue. Proyecto Inoxidemos Montanejos. Foto Ernesto López

¿Qué material es el que se ha colocado y cuál ha sido la filosofía?

Todo acero inoxidable, químicos y parabolt de 12 mm. Hemos quitado todos los espits de 8 mm que había, ya no queda ninguna vía, y los parabolts de 10 mm también hemos sustituido la mayoría. Los bordillos históricos están todos reequipados. De 6b para abajo tienen más chapas, de ahí para arriba más o menos poniendo alguna de entrada intentamos dejarlo igual. Y luego en todos los sectores por los que hemos pasado se han metido más vías asequibles en los huecos que quedaban, con lo que serán más frecuentados.

A ti que te gustan los números: ¿Cuántas vías se han reequipado/restaurado? Y esto en nº de chapas y de reuniones, ¿cuántas han sido?

Por ahora llevamos dos años y 10 meses de proyecto. Yo he ido un total de 258 días efectivos (ha habido días que han ido otras personas de la asociación), de los cuales en solitario han sido 103 días, y otros 150 días he ido acompañado. Con este trabajo hemos conseguido equipar por el momento 526 vías en total. De estas han sido 423 con material inoxidable y el resto con galvanizado (si solo se tenía que poner una o dos chapas en la vía, para no mezclar los materiales, hemos puesto galvanizado del 12. También algunas hemos cambiado solo la chapa o la tuerca, cuando el espárrago era de 12 mm y en buen estado). Hemos conseguido alargar 70 vías.

En total se han puesto 4.051 anclajes (sin contar las reuniones), de los cuales 2.023 han sido químicos y otros 2.038 de 12 mm. Ahora, de estas 526 vías, 272 tienen químicos y 254 con parabolts de 12 mm. En ellas hemos colocado 495 reuniones, que corresponde a casi una por vía (alguna la hemos dejado porque estaba en perfecto estado, pero las menos).

Se han restaurado 62 pequeños sectores (rincones que implican un acceso diferente). En la nueva guía que está en preparación se recogen 6 grandes zonas, 55 lugares y 243 pequeños sectores. Comparado con la guía anterior, hay 60 sectores nuevos y cerca de 1.000 vías nuevas. La mayor parte del trabajo se he dedicado a la zona del Estrecho de Mijares.

Además de los equipamientos, ¿qué otras acciones se han llevado a cabo?

Al principio lo que nos dimos cuenta es que el verdadero trabajo era recuperar los accesos, en sectores que ahora están de moda como Malvaloca o la Yedra en el Circo del Estrecho, prácticamente no se podía acceder de la vegetación invasiva que había, hacía años que allí no se escalaba. Así que empezamos a recuperarlo, a limpiarlo y despejarlo, evidentemente cortando la vegetación que no permitía el acceso. Al principio, como coincidió con el verano hubo mucho voluntariado de uno o dos días, y eso hicimos.

Creo que habéis tenido problemas con agentes medioambientales, ¿por qué se han motivado y cómo los habéis resuelto?

Sí, resulta que nos denunciaron conjuntamente los agentes de Seprona y los forestales de Medio Ambiente y nos ha llegado una multa de 2.400 euros. Se nos acusaba concretamente por la destrucción de la cubierta vegetal por tala, desbroce y arranque de especies arbóreas y arbustivas sin autorización en una superficie aproximada de 1030 m2. No nos ha quedado más remedio que pagar esa multa (reducida un 40% por reconocer la infracción y su pronto pago).

Ernesto López con una cadena antigua retirada. Proyecto Inoxidemos Montanejos
Ernesto López con una cadena antigua retirada. Proyecto Inoxidemos Montanejos

Pero ¿no habíais pedido permiso para equipar?

Sí, pero el expediente tardó en salir del Ayuntamiento unos 6 meses, y otros 6 meses más en respondernos (es decir, un año después de haberlo pedido). Y todo para comunicarnos que redujéramos el campo de actuación. Acotamos el campo de actuación de todo Montanejos a 500 vías y luego pasaron otros 3 meses para comunicarnos que volviéramos a acotar el campo de actuación. Así que en total la resolución tardó 18 meses. Como ya estaba terminado el Circo del Estrecho en las últimas peticiones, no contemplamos solicitar permiso para ello. Trabajó mucho voluntariado por aquellas fechas con la esperanza de que los permisos estaban al caer, esperábamos una respuesta positiva mucho antes y en ningún momento pensamos que se negarían a que recuperáramos la zona para la escalada, ya que habíamos conseguido potenciar la escalada en el Estrecho del Mijares, que a nivel deportiva estaba abandonado, nunca imaginamos que llegaría esa multa. El caso es que hoy se puede escalar en el Estrecho, mientras que de haber esperado y retrasado 18 meses el proyecto a saber si luego hubiese habido ganas y voluntariado….

¿De dónde han venido los fondos para todo esto?

Calculo que nos hemos gastado en total unos 20.000 euros. Los primeros 7.000 euros salieron del crowdfunding y el evento que organizamos. Luego de los beneficios de la venta de la guía de Montanejos durante cerca de 3 años que, como siempre he hecho desde su publicación, los he reinvertido íntegramente en nuevo material. Realmente esto lo estoy haciendo por amor al arte y sobre todo por nostalgia. Me daba mucha pena, después de haber dedicado tanto trabajo a Montanejos, que estuviera abandonado.

¿Quedan fondos o material remanente para nuevos reequipamientos?

A mí me quedan alrededor de 600 anclajes y unas 80 reuniones, que tengo previsto colocarlos y con ello poder dejar listos unos cuantos más sectores y actualizar la guía en condiciones. El Ayuntamiento se ha comprometido a despejar los baladres que tapan el pie de vía de algunos sectores de la Maimona y despejar un poco el cauce del barranco antes de que edite la guía. Mi expectativa es poder hacerlo a lo largo de lo que queda de año, y poder sacar la guía actualizada para principios del año que viene.

Ernesto López con colaboradores del Proyecto Inoxidemos Montanejos
Ernesto López con colaboradores del Proyecto Inoxidemos Montanejos

¿Cuánta gente ha participado en los trabajos de equipamiento y reequipamiento?

Durante el primer verano, llegamos a contar unos 40 voluntarios que, como ya he comentado, dedicaron uno o dos días, pero el peso lo llevó la asociación, un grupo de unas 10-13 personas. Esta gente ha terminado agotada, cansada de tanto trabajo y tanto esfuerzo dedicando días y días a ello a costa de no escalar. Conseguir gente nueva es muy difícil. A la gente parece que no le interesa aprender cómo se abren las vías en el medio natural, ni se plantean cómo se mantienen, cómo proliferan y mucho menos que el tiempo sale básicamente de restarlo de días de escalada. Antes se hacía mucho esto, cuando se estaba cansado, desmotivado, lesionado…, pero todo ha cambiado mucho. Parece que a la gente solo le interesa el grado, cada vez hay menos equipadores.

Entonces, ¿buscas nuevos voluntarios para colaborar en esta recta final? ¿Para cuándo y cómo se pueden poner en contacto contigo?

Sí, eso es. Yo ya he dicho que seguiré trabajando hasta terminar el material que me queda, y calculo que será como pronto hasta por lo menos octubre. Quien le interese colaborar puede contactar conmigo en mis redes sociales o directamente llamarme al teléfono (656 54 03 72). Otra forma de colaborar es donando material, tanto chapas y anclajes como cuerdas que estén ya descartadas para escalar pero que aquí nosotros les podemos dar uso, para sustituir las más viejas o para colgarlas en pasamanos, etc.

¿Cuántos días (o años) de tu vida has dedicado a esta escuela? ¿Por qué te sigue motivando trabajar por Montanejos?

Mira, ya que me lo preguntas, tengo calculados unos números que pueden ser desconcertantes, pero te aseguro que no están lejos de la realidad. Grosso modo, si equipar 500 vías ha costado más o menos 250 días en este proyecto (y esto podría equivaler en horas unas 2.000), como poco los más de 2.000 largos que entre nuevos y restaurados he dejado en Montanejos, contando en que antes iba más relajado, podrían superar las 15.000 horas a lo largo de mi vida, desde que equipé aquí mi primera vía en el año 81. Para el que le guste los números, 15.000 horas de trabajo, viene a ser una media de dedicación de 4 horas al día, durante 3 días a la semana y esto ininterrumpidamente durante 24 años, non stop.

Habré metido en total de unos 35.000 anclajes (2.500 químicos), sin contar las correspondientes reuniones, que seguro rondarán las 1500. Esto implica cientos de cartuchos de resina y de botes de sikadur, además de infinidad de herramienta y accesorios que solo el que equipa conoce, al margen de cuerdas y equipo personal… Esto superaría una inversión en material probablemente mucho mayor que el total de las ganancias de los 35 años que llevo vendiendo las guías de escalada de Montanejos (y se habrán vendido más de 10.000 libros). Respecto a la mano de obra de esta faena, ya que habría muchos que no la harían ni aunque les pagaran, os dejo a vosotros con la multiplicación.

Y sobre las motivaciones, a mí lo que me motiva es dejar en condiciones lo que considero un verdadero patrimonio cultural-deportivo para el pueblo, un legado que algún día reconocerán y que quede todo reflejado en la guía que estoy preparando. Todo un proyecto de vida.

Ernesto López. Proyecto Inoxidemos Montanejos
Ernesto López. Proyecto Inoxidemos Montanejos

¿Y cómo estás solucionando el tema del grado «old-school Montanejos” con los grados modernos?

Esto creo que casi no tiene solución, o por lo menos no está en mi mano. Hago lo que puedo, pero me dedico a reequipar, no puedo ponerme a comprobar a fecha de hoy todas las vías, aparte de que hay vías para las que ya no tengo el nivel. Así que las vías nuevas están cotadas con una graduación algo más “moderna” y comparten mesa con grados más antiguos e históricos. Mucha gente desconoce esta realidad porque se visitan tan solo un 15 o 20 % de las vías que realmente hay, y casi todo el mundo visita los mismos sectores y sus vías más modernas. Además, ahora todo el mundo va muy rápido por la vida, pasan por aquí uno o dos días y se marchan a otro lado. Es así la realidad, no se profundiza en ninguna zona. Nos quejamos de la masificación pero es absurdo, en Montanejos hay muchos sectores en los que nunca te encontrarás con nadie. Hoy mucha gente está focalizada en socializar, apuntarse grados redondos, cuesten los intentos que cuesten y coleccionar vías de moda y ya está. Van a un solo sector a echar el día y se marchan, no hay ningún ánimo de descubrir lugares desconocidos. Me atrevería a decir que ni los mismos locales han visitado el 50% de los sectores. Una pena.

Lecturas relacionadas
Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.