Carla pregunta

Entrenamiento a distancia

¿Qué te parece el entrenamiento a la distancia? me gustaría saber tu opinión. Se que no es lo más recomendable, pero en mi caso es lo único a lo que puedo aspirar. El proceso de entrenamiento tiene dos partes muy diferenciadas; por un lado encontramos todo lo que se pretende hacer, desde los objetivos generales […]

| No hay comentarios |

¿Qué te parece el entrenamiento a la distancia? me gustaría saber tu opinión. Se que no es lo más recomendable, pero en mi caso es lo único a lo que puedo aspirar.

El proceso de entrenamiento tiene dos partes muy diferenciadas; por un lado encontramos todo lo que se pretende hacer, desde los objetivos generales hasta la hoja de entrenamiento semanal. Por otra parte, tenemos lo que se hace en realidad. Estos dos elementos no acostumbran a coincidir demasiado puesto que suelen surgir imprevistos por estudios, trabajo o lesiones durante el transcurso de la temporada.

En mi opinión, el entrenamiento a distancia podría llegar a cubrir la primera parte del proceso pero la parte que es seguro que no cubre es la del reajuste y control del mismo.

Al margen de lo anterior, esa manera de trabajar se salta la parte más enriquecedora de todo el proceso que es la del contacto entre entrenador y entrenado. Este contacto puede llegar a ser tan importante como el mismo diseño de un plan de ejecución correcto en cuanto a contenidos a entrenar. Me explico; si ves a la persona que entrenas a diario te das cuenta en seguida de su estado de ánimo o de su predisposición a la hora de afrontar el mismo. En consecuencia, a veces resulta más efectivo modificar lo previsto que empeñarse en no saltarse ni una repetición. El mejor plan de entrenamiento no sirve para nada si no tiene en cuenta esas cosas.

Seguir un plan de entrenamiento conlleva una presión importante; el entrenador, con su saber y sobretodo con su presencia diaria debe ayudar al deportista a que esa presión se haga más llevadera.

Por otra parte está el tema de la confianza. En numerosas ocasiones, la única manera de que el entrenador compruebe que es lo que hace su deportista es viéndolo. No es que la persona entrenada acostumbre a engañarlo, sino que más bien puede llegar a tener una percepción de haber cumplido «más o menos» el plan y a veces eso no es tan exacto.

Por mi parte (sobretodo cuando estuve con la selección española) acostumbraba a enviar entenamientos por fax y los controlaba personalmente una vez cada quince días o en el peor de los casos una vez al mes. Aparte de ello, llamaba por teléfono a los deportistas muy a menudo. No funcionó. Nunca llegamos al contacto necesario entre ambas partes con la consiguiente desconfianza y control entre nosotros. A partir de entonces, decidí no entrenar a nadie que no pudiera ver personalmente al menos una o dos veces por semana. También es cierto que a mayor nivel de rendimiento existe por mi parte una mayor necesidad de estar más días con mis deportistas puesto que la especialización del plan aumenta considerablemente.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.