Carlos pregunta

Cómo reposar cuando escalamos una vía

Hola, soy novatillo en esto de la escalada (grado máximo 5b en 8 escaladas). Me interesa mucho saber de posturas para lograr descansar los brazos sin asumir demasiados riesgos al soltar uno de ellos.Por otro lado, tambien sería interesante si me pudierais aconsejar qué estiramientos son más eficaces para destensar los antebrazos sobrecargados lo más […]

| No hay comentarios |

Hola, soy novatillo en esto de la escalada (grado máximo 5b en 8 escaladas). Me interesa mucho saber de posturas para lograr descansar los brazos sin asumir demasiados riesgos al soltar uno de ellos.Por otro lado, tambien sería interesante si me pudierais aconsejar qué estiramientos son más eficaces para destensar los antebrazos sobrecargados lo más rápidamente posible…la pregunta tal vez no tenga respuesta concreta y dependa de la capacidad de recuperación de cada persona pero aún así si podéis ayudarme con vuestra experiencia os lo agradecería…gracias y que lo trepeis bien!

Cuando escalamos una vía es importante saber identificar puntos de reposo donde podamos recuperarnos para afrontar los próximos movimientos con éxito, siempre sin colgarnos de los seguros. Digamos que existen dos tipos de reposos:

Los que permiten recuperarse bastante bien porque las presas de manos son muy buenas, los pies están colocados cómodamente sobre dos presas y la posición del cuerpo es cómoda. En este tipo de reposos podemos estarnos mucho rato hasta que notemos como los antebrazos dejan de estar duros.

Los que permiten recuperarse sólo a medias ya que las presas que cogemos no son muy buenas, los pies tampoco y la posición general del cuerpo suele ser incómoda. En este tipo de reposos no debemos parar mucho rato (sólo el suficiente para darnos magnesio y normalizar la respiración un poco). Lo malo es que a veces confundimos un reposo «malo» por uno bueno y en vez de recuperarnos aún dejamos el reposo peor que cuando llegamos a él. También es cierto que, un reposo puede ser bueno o malo dependiendo de nuestro nivel.

Por regla general, en un reposo descansaremos con los brazos estirados alternando una mano con otra en intervalos de tiempo que pueden oscilar entre los tres y los diez segundos por mano. Cuando acabamos de llegar al reposo, los intervalos serán cortos (cuando estamos recuperados los haremos más largos).

Hay controversia en el tema de si se deben relajar los brazos hacia arriba (en contra de la gravedad), hacia abajo (a favor de la gravedad) o alternando ambas posiciones. En este sentido, lo más natural es hacerlo a favor de gravedad porque para que se descongestione el antebrazo debe llegarle sangre «nueva», oxigenada, desde el corazón. Si lo levantamos retardamos esta acción.

En cuanto a los estiramientos, cualquier ejercicio que estire el antebrazo es bueno para descongestionarlo pero evitaremos estirar cuando reposemos de un canto. El efecto del estiramiento necesita de un poco más de tiempo para que sea beneficioso.

Estira los antebrazos cuando acabes la sesión de entrenamiento sin olvidarte de los músculos de encima (los llamados «pronadores») que se utilizan sobretodo en arqueos y pinzas.

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.