Juan pregunta

Combatir el exceso de motivación en escalada

Escalo desde hace un año y medio. Hace un par de meses pase de escalar un día a la semana a entrenar 3 dias en rocódromo y uno en roca. Me han diagnosticado tendinitis en ambas muñecas y en un dedo. Me gustaría que me indicases cómo sabré que puedo empezar de nuevo y qué […]

| No hay comentarios |

Escalo desde hace un año y medio. Hace un par de meses pase de escalar un día a la semana a entrenar 3 dias en rocódromo y uno en roca. Me han diagnosticado tendinitis en ambas muñecas y en un dedo. Me gustaría que me indicases cómo sabré que puedo empezar de nuevo y qué hacer para volver a coger forma y evitar que vuelva a pasar.

Como bien dices, el exceso de motivación es la causa de numerosas lesiones en escalada. La motivación es buena aunque como todo, en dosis elevadas puede provocar el efecto contrario al deseado. Es muy difícil controlar las ganas de escalar si se dispone de todo lo necesario para hacerlo (tiempo, compañeros, retos, vías, plafón, etc.) No obstante, existen ciertas actitudes que nos pueden ayudar a no pasarnos de vueltas. En la mayoría de los casos tenemos dos opciones:

Escalar cada día reduciendo el volumen de vías difíciles por día a una o dos de nuestro máximo nivel. Se trata de llegar al final del día con la sensación de haber entrenado o escalado acercándonos al límite en pocas ocasiones. En ningún caso debemos acabar el día reventados con dolores musculares de ningún tipo.

Escalar día si día no incrementando de vez en cuando el volumen (número de vías por día) y la intensidad (grado) de las vías escaladas por día. En ambos casos, lo más importante es que nos concienciemos de que estamos adoptando la postura más inteligente para mejorar nuestro rendimiento de manera que si escaláramos más acabaríamos por sobreentrenarnos o lesionarnos. Esta conscienciación es lo realmete difícil puesto que tendemos a creer que si escaláramos más y más fuerte mejoraríamos más rápido y en mayor medida.

Al margen de lo anterior, el mejor indicador para saber cuándo puedes empezar de nuevo es la sensación de dolor en los dedos y muñecas al escalar. Empieza otra vez sólo cuando no te duela, de lo contrario posiblemente volverás recaer en la misma lesión.

En cuanto a cómo empezar, reduce sobretodo la intensidad del entrenamiento. Por ejemplo, si entrenas tres días a la semana en plafón hazlo sobre vías sumamente fáciles aunque te parezca que no haces nada. En roca intenta hacer lo mismo. Puedes incrementar el volumen y la intensidad un poco cada semana durante un mes.

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.