EN OGWEN (GALES)

Emma Twyford repite ‘Mission impossible’ E9/7a

La primera novenogradista británica se anota la segunda femenina de esta línea histórica de Neil Carson (1997) en Ogwen. Es una de las líneas de autoprotección más difíciles escaladas por una mujer.

Emma Twyford en ‘Mission impossible’ E9/7a
Emma Twyford en ‘Mission impossible’ E9/7a
| No hay comentarios |

Emma Twyford es la gran escaladora deportiva en roca del Reino Unido. Suyo fue el primer 9a femenino encadenado por una mujer en el país, cuando se anotó Big Bang en Lower Pen Trwyn. Aquello está en el norte de Gales, la misma zona donde se encuentra Mission imposible E9/7a, que es la última vía que ha encadenado.

Según apunta en sus redes sociales, llevaba un par de años detrás de este encadenamiento. Las frecuentes lluvias que caen en Gales no ponen las cosas nada fáciles a los amantes de la roca. “El primer año no tenía la mentalidad adecuada para intentarla fuerte, después del accidente de mis amigos”, comenta Emma Twyford, quien añade que “el año pasado llovió muchísimo, con lo que mis posibilidades de intentarla se quedaron muy cortas”.

Finalmente, este año confluirían la mentalidad y las condiciones… aunque tampoco tanto. Y es que las presas húmedas han sido una constante para ella y una justificación más para el nombre Mission imposible que Neil Carson le dio tras la primera ascensión en 1997. A lo largo de los años han ido cayendo las repeticiones –un total de nueve–, entre las que figuran las de James McHaffie o Steve McClure. Además, en 2020 Hazel Findlay hizo la primera femenina.

Paso clave mojado

Este año, las principales dificultades se han situado en la humedad recalcitrante en el paso clave. Emma Twyford se encontró ante el dilema de enfrentarse a la vía con el paso mojado o bien hacerlo con demasiado calor. Finalmente, optó por un tercer camino. En su penúltima sesión en la línea, decidió modificar el método para evitar la presa mojada. “Y resultó que funcionaba mejor para mí”, admite.

El día en que Emma Twyford se dirigió al sector con la mentalidad de encadenar, había un chirimiri que a punto estuvo de motivar que se diera la vuelta antes incluso de llegar a la roca. Afortunadamente, siguió adelante y el esfuerzo terminó valiendo la pena: “Escalé como en un sueño, sencillamente fluyó suavemente, incluso con el signo de interrogación pintado sobre el nuevo método”.

Quitando hierro

En su publicación en redes sociales en la que anuncia el encadenamiento, Emma Twyford se quita mérito y apunta que “pese a que tiene un grado trad, la vía es bastante segura con clavos en diferentes estados como protección. Así que da una sensación más de vía deportiva con alejes, aunque es también un poco una misión llegar a hacerla”.

Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.