TAGHIA Y CATEDRAL DE IMSFRANE

Doble apertura de Edu Recio y Jesús Ibarz en Marruecos

Los dos escaladores y guías de escalada han firmado ‘La salvaje’ (500 m, 7b) en la Catedral de Imsfrane y ‘Respira…’ (300 m, 6c+) en la cara oeste del Taoujdate, en Taghia. También han regresado una vez a Talembote, donde han actualizado varios croquis.

La Catedral de Imsfrane (Foto: E.Recio/J.Ibarz).
La Catedral de Imsfrane (Foto: E.Recio/J.Ibarz).
| No hay comentarios |

Edu Recio y Jesús Ibarz son dos viajeros incansables de la escalada. Además de su trabajo como guías de escalada y dando cursos en Rodellar y Huesca desde hace dos décadas a través de su empresa RumboAventura, han explorado un sinfín de países donde han dejado su huella con nuevas rutas siempre interesantes.

Fueron incluidos en la Big List de los Piolets d’Or 2019 por su Bihâna (1.500 m, ED+, 6c) en el Langdung (6.357 m) en el valle del Rolwaling nepalí; abrieron Jahiyat (1.270 m, 7b/+) coincidiendo con el inicio de la pandemia en Omán; y también tienen aperturas en nuestro país como la de Nuri (600 m, 7b) en Peña Santa de Castilla. Pero es en Marruecos donde han dejado un legado más importante, en número y calidad de vías.

En su viaje a Marruecos de finales de 2023, Edu Recio y Jesús Ibarz exploraron una pared que todavía no conocían: la Catedral de Imsfrane. Y, aunque no iban preparados para ello, terminaron trazando La Salvaje (500 m, 7b), una vía muy recomendable y que responde a su nombre. Antes, anduvieron por la más conocida Taghia, donde también abrieron un paño de pared inescalado con Respira… (300 m, 6c+), una línea que obliga a escalar con cierta tensión.

Este es el relato que el propio Edu Recio nos ha hecho llegar sobre su viaje:

Marruecos 2023

Siempre que cruzamos a Marruecos sabemos que nos esperan nuevas aventuras… y también viejos sabores, olores conocidos, paisajes perdidos y grandes amigos. Familia y amigos.

Para variar, esta vez comenzamos el viaje en el sur, en Ouzoud. Habíamos escuchado hablar bien de este gran cañón arrepisado al que confluyen las famosas cascadas de Ouzoud, frecuentadas por multitudes de turistas.

Varios sectores en vías de deportiva con chorreras desde V hasta 8b o más. Tras unos días, decidimos desplazarnos al salvaje Atlas, en la provincia de Azilal. Cogimos la vieja ruta a Taghia, la que termina el asfalto a los pies de la Catedral de Imsfrane.

Hicimos noche en la furgo a los pies de la Catedral y no fue hasta el día siguiente cuando pudimos contemplar la grandeza de esa montaña con más de 600 metros de paredes verticales y kilómetros de verticales y deplomados conglomerados, con el inimitable estilo de los grandes bolos de Riglos. No teníamos material para abrir apenas nada allí, pues la longitud y características de esa roca nos quedaban grandes.

Taghia

Continuamos los 40 kilómetros de pista de montaña que la separan de Zaouiat-Ahansal y, desde allí, por la recién abierta pista de tierra que llega a Taghia. Fuimos de las primeras (o la segunda) campers en llegar a Taghia, donde por cierto, apenas hay parking en todo el pueblo, que está en obras.

Tras escalar algunas vías en Taghia, abrimos la nuestra en la cara oeste del Toujdate. La roca era excelente, como es tradicional en Taghia, en casi todo su recorrido.

La vía se llama Respira… (300 m, 6c+), un nombre que se debe a su tercer largo (de 6b), al más puro estilo de Ordesa, entre lajas gigantes y estrechas, móviles, peligrosas y que te hacen… respirar y concentrarte a tope.

Catedral de Imsfrane

A la vuelta, no pudimos evitar parar en la Catedral de Imsfrane y allí era otra película.

No teníamos ni cuerdas ni material para semejante empresa. Los compactos muros de conglomerado no hacen apenas fisuras, o estas no iban por donde queríamos: de abajo arriba, por lo más largo y directos a cumbre. Pero ya estábamos allí, las ocasiones en la vida pasan… y había que intentarlo. Conseguimos algunos parabolts en Beni Melal y nos pusimos manos a la obra.

Fue tan duro y difícil como parecía. Los primeros largos van por una canal donde la roca en la parte derecha es dudosa y de difícil protección. Jesús, que venía recién estrenado en el 8c, abrió unos largos técnicos y expuestos en esas canales que exigían darlo todo. No todo era roca mala… según escalábamos hacia arriba de la canal, la roca mejoraba volviéndose indestructible al más puro estilo de Riglos: escalada de bolos, desplomes y fuerza. Allí volaba todo, tanto los bolos que se arrancaban como las personas.

Los muros de arriba y el ambiente de paredón recuerdan a la cara oeste del Picu Urriellu o Peña Santa (donde abrimos Nuri en 2011); a mitad de pared, la enorme sombra de la montaña se proyecta sobre el valle. Sólo se tenía constancia de una vía de corte más clásico abierta por Christian Ravier y un amigo en 2018, apenas (o no) repetida, existiendo la creencia en el valle de que esa pared no era escalable.

En la parte superior, la vía afronta un techo de 7b con unos pasos duros a bloque. Terminamos tras 6 días de escalada en los que bajamos y remontamos por cuerdas fijas, usando hasta las de escalar finas para ello. El resultado de tanto esfuerzo y trabajo es un viote que su propio nombre lo dice todo: La Salvaje (600 m, 7b) es una vía atlética y muy obligada.

Talembote

A la vuelta no pudimos evitar parar en nuestra “casa”: Talembote. Donde a lo largo de los años hemos contribuido de forma continua al desarrollo de la escalada, con vías hoy muy repetidas y conocidas como: África (450 m, 7a+), Taghazout 8a, Toumboctou 7c, La July de Blair, Grande día y muchas otras.

Allí, al llegar al albergue La Rueda, todo son abrazos, risas y recordar nuestras batallas, y es por ellos que volvemos, no sólo por sus paredes.

Seguimos el encargo de Abdulwahid, el dueño y ya familia, de actualizar algunos croquis de las paredes principales. Así pues, una vez actualizados, os adjunto también las reseñas para quien quiera escalar en esta fantástica región del Rif y completar el viaje que pudieran hacer a La Salvaje. Aunque un viaje sólo para escalar La Salvaje merecerá seguro la pena.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.