SQUAMISH (CANADÁ)

Didier Berthod cierra el ciclo y encadena ‘Cobra crack’

El veterano escalador suizo se retiró de la escalada para vivir en un monasterio durante doce años después de múltiples intentos y una lesión en esta famosa línea de Squamish en 2005.

Didier Berthod en 'Cobra crack' 8b`+ trad de Squamish (Foto: @pim.shaitosa).
Didier Berthod en ‘Cobra crack’ 8b`+ trad de Squamish (Foto: @pim.shaitosa).
| 1 comentario |

“No sé si es un capítulo que se cierra o un capítulo que se abre”, encabezaba Didier Berthod la publicación en sus redes sociales en la que anuncia que “he encadenado (por fin) Cobra crack. Fue el martes 14 de mayo de 2024 y el escalador suizo no tiene ninguna duda sobre la relevancia personal del logro: “Lo que sé seguro es que lo que experimenté ayer marcará un gran punto de inflexión en el curso de mi existencia”.

Didier Berthod añade que consiguió hacerse con el encadenamiento “después de muchos intentos y dudas de todo tipo, pero al final salió, y este día permanecerá grabado para siempre en mi historia”.

Una historia marcada por Cobra crack

Lo cierto es que la historia de Didier Berthod ya estaba marcada por esta línea desde hace casi dos décadas, a pesar de no haberla encadenado hasta esta semana. A principios de los años 2000, él era la gran figura de referencia mundial de la escalada de fisuras en libre. Suya fue la primera ascensión de la mítica Greenspit 8b+ en Valle dell’Orco. La hizo con los seguros previamente colocados en 2003 y la repitió dos años después poniendo los cacharros.

Didier Berthod continuó dejando su sello en la roca en sus viajes al continente americano. En Estados Unidos firmó líenas como Learning to fly y From Switzerland with love, ambas de 8a+ en Indian Creek (Utah).

Fue protagonista de varias películas de escalada de la época, entre las que destaca principalmente First ascent. En ella, se le ve intentando Cobra crackdurante 2005. Dedicó dos meses a la famosa fisura de Squamish, en la que acumuló una treintena de pegues hasta que en el último de ellos sufrió un vuelo de varios metros en el que se lesionó. Finalmente, Cobra crack todavía tuvo que esperar un año más a ser escalada por primera vez, a cargo del canadiense Sonnie Trotter.

Después de aquello, se consagró a la religión, abandonó totalmente la escalada e ingresó en un monasterio de la fraternidad eucaristiana, fundada años antes en el Valais suizo, de donde Didier Berthod es también originario.

En 2019 abandonó el monasterio y, poco a poco, fue recuperando su nivel de escalada. En estos últimos años, se ha dedicado a escalar duro y equipar proyectos, como las grandes vías del Petit Clocher du Portalet Histoire sans fin (200 m, 8b+) y La promesse de l’aube (200 m, 8c), liberadas por Siebe Vanhee y Seb Berthe.

Ya el pasado verano demostró que había regresado o incluso superado su mejor momento. En un nuevo viaje a Squamish consiguió liberar The crack of destiny 8c/+, que es incluso sensiblemente más dura que Greenspit o Cobra crack. Didier Berthod no ha realizado ningún comentario acerca del grado de Cobra crack, que fue propuesta de 8b+ por Sonnie Trotter y que algunos repetidores han elevado incluso hasta el 8c.

Comentarios
1 comentario
  1. Dejo aquí el enlace de una entrevista a este singular escalador en un canal de YouTube, por si alguien está interesado en conocerle un poco más. Está en inglés:

    https://youtu.be/4aSZ19z41Hg?si=w1wlz2XvQXhaROiv

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.