Cheyne Lempe y Ethan Pringle estrenan vía en Yosemite

El dúo desafía a quienes aseguran que en Yosemite ya está todo escalado con la apertura de The constant gardener (5.11+ R, A3, 300 m) en la Higher Cathedral Rock.

Autor: Desnivel.com | 1 comentario | Compartir:

Hace ya un tiempo que el nombre de Cheyne Lempe se escucha con fuerza como uno de los jóvenes escaladores yosemiteros con más futuro. Con sólo 23, trabaja en el grupo de rescate de Yosemite y el pasado otoño ya despuntó con su récord de velocidad en la escalada en solitario de la mítica Salathé Wall al Capitan. El invierno del año anterior, haciendo cordada con Scott Bennett, fue noticia su inédita travesía patagónica Entrada sentado al pilar norte, de la arista noroeste de la Aguja Mermoz con cima en el Fitz Roy.

Muchas voces en Yosemite afirman que en el valle ya está todo escalado y que apenas queda terreno donde abrir nuevas vías. El mismo Cheyne Lempe admite estar de acuerdo con ello, si sólo se tienen en cuenta las fisuras, aunque asegura que existe otro tipo de aperturas por las que sentirse inspirado. Así pues, el mes pasado se propuso poner en cuestión dicha opinión cuando alguien le recomendó que echara un vistazo a la cara norte de la Higher Cathedral Rock.

Fue a explorar y divisó una línea prometedora, en una zona donde las guías no reseñan ninguna vía. El siguiente paso fue buscarse un compañero de cordada igual de motivado y con habilidades complementarias a las suyas. Lo encontró en Ethan Pringle, especialista en escalada en libre y con numerosos encadenamientos de noveno grado en su currículum (Era vella en Margalef o The wheel of life en Grampians, son algunos de los más famosos). De este modo, Cheyne Lempe se encargaría de ir de primero en los largos de artificial mientras Ethan Pringle lo haría en los largos en libre.

Dos jornadas de escalada

La cordada partió del Camp 4 de Yosemite a las siete de la mañana del 12 de septiembre con todo el material y provisiones. Se enfrentaron directamente a la pared sin cuerdas prefijadas ni nada de material colocado con anterioridad. Ese primer día escalaron cuatro largos, dos de ellos de aproximación y otros dos de artificial en el muro desplomado, antes de colocar su hamaca.

La idea inicial era que la vía pudiera ser posteriormente liberada, pero la segunda jornada en la pared dejó claro que eso no iba a ser posible. La progresión se demostró mucho más complicada de lo que habían previsto en la visualización previa; además, su superficie estaba densamente cubierta de líquenes, de ahí el nombre que terminaron poniéndole a la línea: The constant gardener (el jardinero constante). De todos modos, dejan abierta la puerta a una futura liberación si se realiza un buen trabajo de limpieza y se añade algún que otro seguro fijo por el camino.

Al final, la mayor parte de la ascensión fue realizada en escalada artificial, aunque sólo colocaron un único bolt, que protege los primeros movimientos de la vía. El tramo más duro liberado por Ethan Pringle fue graduado como 5.11+ R, mientras que la parte de escalada artificial llega hasta A3.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº338

Desnivel nº338

En este número: PARED LEVANTINA La Silla del Cid • T CNIC…

1 comentario

  1. «The Constant Gardener» es el título de un libro de John Le Carre que se tradujo al español como «El jardinero fiel»

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.