EXPLORANDO

Chaiyà García, un escalador que promete: primer 8b+ con 14 años

Este catalán de Alcover (Tarragona) ha encadenado recientemente Darwin dixit 8b+ de Margalef. Sólo Eric López, que a su edad hizo 8c, ha sido capaz de escalar más duro en nuestro país. La motivación y la fuerza son las principales armas de este pupilo de David Gambús en el CTEC.

Autor: | 9 comentarios | Compartir:

La escalada deportiva española tiene a algunos de los mejores especialistas a nivel internacional. Ramon Julián y Patxi Usobiaga se han entronizado como campeones de todo pero, ¿quién viene por detrás? Edu Marín y Eric López fueron, en sus respectivos momentos, las promesas de futuro, y ahí están sus éxitos y encadenamientos. Mirando más abajo, en la siguiente generación de escaladores de nuestro país, aparece el nombre de Chaiyà García. Nacido el 17 de septiembre de 1996 en Tailandia, de madre tailandesa y padre español, vive en Alcover (Tarragona), a los pies de la Serra de Prades, desde que era un bebé. Hace unos días encadenó Darwin dixit, su primera vía de 8b+ en Margalef.

David Gambús, como responsable del Centro de Tecnificación en Escalada de Catalunya (CTEC), es su entrenador y quien intenta encauzar su potencial. Él nos da los primeros datos de Chaiyà: “Debe medir más o menos como yo, 1,65 m, y debe pesaar unos 56 kg; su padre escala y, desde los 3 años, le han llevado a la montaña; está muy motivado y es muy listo”. También cuenta Gambús que, como escalador, “tiene mucha fuerza, en mi opinión está descompensado entre fuerza y técnica, ya que a veces se olvida de la técnica. Al ser tan fuerte, debe prestar mucha atención al apartado técnico en el futuro ya que eso le permitirá mejorar mucho”.

A nivel de competiciones, el año pasado ganó el Campeonato de España sub-16 y quedó segundo en la Copa de España. Venció también en el Campeonato de Catalunya y la Copa en categoría Promoción, y tuvo sus primeras experiencias en pruebas internacionales, en las European Youth Series, donde consiguió un prometedor 13º puesto en Annecy (Francia), el pasado octubre, en categoría juvenil B. Pero desde entonces su progresión ha sido fulgurante en la roca, pasando del 8a+ al 8b+.

Pero no todo es escalada en el mundo de Chaiyà García. Compagina el deporte con las clases de tercero de ESO y su otra gran pasión: la música. Toca la flauta travesera y el piano desde hace seis años. De hecho, admite que a veces se lleva la flauta a las escuelas, ya que asegura que “me viene bien para descansar, me relaja los dedos”. La apuesta que ha hecho con su padre, no tiene desperdicio: “Si consigo hacer 8c antes de cumplir los 15, me compra una flauta travesera nueva”. Sería el primer español en conseguirlo después de Eric López, que se anotó Welcome to Tijuana 8c en Rodellar con 14 años, allá por 2005.

¿Cómo te iniciaste en la escalada?
Casi desde recién nacido, mis padres me llevaban a la montaña. Me llevaban mucho a Montserrat y, de forma natural, fui escalando quintos en vías largas, como en clásicas de la zona de Les Agulles: la Portella Petita, que fue la primera vía larga que hice, la Agulla de l’Arbret…

Y de ahí, ¿cómo pasaste a la deportiva?
Yo quería tirar de primero, que era lo que más me gustaba, y le decía a mí padre ‘vamos a tirar por allí’. Pero él me decía que era muy difícil y que no podíamos ir. Pero entonces yo tiraba y siempre llegaba hasta arriba y fui subiendo de nivel: 6a… Y así fue como me empezó a motivar. Después ya me apunté al Centre Excursionista d’Alcover, pero como en el pueblo no tenemos rocódromo me tengo que desplazar hasta la Cova de Reus para entrenar.

¿Cuál ha sido tu evolución en cuanto a grados?
A los 12 o 13 años hice mi primer 7a. Y a partir de entonces me puse las pilas y he ido evolucionando bastante rápido.

¿Dónde y cuándo hiciste tu primer 8a?
Fue en Siurana, en el sector la Olla. Y en realidad fue un 8a+. De hecho, pasé del 7c al 8a+, con la vía La cara que no miente. Me gustó la vía, la probé y le vi color, y después la encadené, con 13 años.

¿Y el primer 8b?
Fue en el sector Laboratori de Margalef, el pasado mes de enero, con la vía La zona 30. Y el mismo día hice mi segundo 8b, con La bombi, en el mismo sitio.

Y hace unos días, te anotaste tu primer 8b+ con Darwin dixit, también en Margalef. ¿Cómo fue ese encadenamiento?
Era un día en que me sentía muy motivado por aquella vía. Llegué, calenté en un 6a y le dije a mi amigo, ‘me voy para allá’. Él me dijo que quizás debería calentar un poco más, pero me fui a por ella y la encadené. Cuando llegué arriba, la verdad es que me puse muy contento.

¿Ya tienes puesto el ojo en algún 8c?
Sí. Justo al encadenar Darwin dixit, me puse a probar Llamps i trons 8c+ que está al lado. Vi que me salían todos los pasos excepto tres. La he ido trabajando, pero es muy dura y me motiva mucho: pasos a bloque, volar pies, ir a campus…

¿Qué zonas de escalada te gustan más?
Siurana y Margalef. Sobre todo Margalef, porque me motiva más, ya que es el tipo de escalada que más me gusta: corto y rebotoso, todo a bloque.

¿Cómo te definirías como escalador?
Soy de tirar mucho de brazos; me gustan las vías cortas, desplomadas y con pasos de bloque, cono monodedos, bidedos y regletas.

¿Qué entrenamiento sigues?
Intento ir al rocódromo los lunes y los viernes, aunque no siempre me es posible porque tengo que desplazarme hasta Reus (14 km) y mis padres no siempre pueden. Una vez allí, aprovecho el tiempo y estoy tres o cuatro horas. Acabo muy cansado. David Gambús me pasa entrenamientos, me dice qué tengo que hacer, qué necesito y me apoya en todos los entrenos. Últimamente me dedico más a la resistencia, que es lo que me falta. Hago travesías de 25 movimientos, con pasos durillos, y cuando llego al final intento volver. Cada vez soy capaz de resistir más pasos.

Y los fines de semana, ¿a la roca?
Eso es. Voy con mis padres y a veces con amigos, como Marc Jiménez (compañero del CTEC) y otros.


 

¿Qué es la escalada para ti?
Es una diversión. Un deporte que crea adrenalina. Me motiva mucho salir con los amigos a hacer bloques y vías.

¿También practicas búlder?
Cuando puedo, aunque no acostumbro a ir mucho. Prefiero las vías y, aunque me gusta, no tengo crashpad.

¿Qué esperas de tu futuro en la escalada?
Espero ser campeón del mundo, que es el sueño de todo escalador. Competir, pero como un hobby, porque no creo que la escalada sea algo para vivir de ello. También me gustaría llegar al máximo grado, de 9b o incluso 9b+, o intentar vías de 9c, que creo que están muy cerca de que alguien las abra.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.