Cédric Lachat arranca su ‘Swissway to heaven’ con ‘Yeah man’ (330 m, 8b+)

El escalador suizo quiere escalar en libre cinco de las vías largas más duras de su país este verano. Ha empezado resolviendo la línea de François Studdeman y Guy Scherrer en Gastlosen.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cédric Lachat en 'Yeah man' (330 m, 8b+) en Gastlosen
Cédric Lachat en ‘Yeah man’ (330 m, 8b+) en Gastlosen   Mathis Dumas

Cédric Lachat se ha puesto rápidamente en marcha en su proyecto veraniego Swissway to heaven (el camino suizo hacia el cielo), en el que pretende escalar en libre cinco de las vías largas más duras de Suiza a lo largo de este verano. En una semana ha cumplido con la primera etapa de ese viaje, al encadenar Yeah man (330 m, 8b+) en el macizo de Gastlosen.

Una vía con historia

Yeah man es una vía con mucha historia. Fue equipada por François Studdeman y Guy Scherrer en 1998, aunque no lograron completar la escalada. De los nueve largos de que consta (con una dificultad mínima de 7a), solo pudieron escalar los cuatro primeros desde abajo, además del último desde arriba.

Así que años después Study llamó a sus amigos Rikar Otegi y Josune Bereziartu para que intentaran completar esa primera ascensión. La pareja vasca fue para allá en 2003, para encontrarse con que ya había alguien intentándola sin haber pedido permiso a los equipadores. En cualquier caso, no lo logró, y tuvieron ocasión de regresar en 2004 para finalizar el trabajo.

Entre día de lluvia y fuertes rachas de viento, Rikar Otegi y Josune Bereziartu consiguieron finalmente liberar todos los largos de la vía en un total de 11 jornadas. «La vía es espectacular, muy vertical, y culmina en un desplome que coincide con el octavo largo. Este tramo es de casi 50 metros y es el colofón de la vía. Study creía que podría salir incluso más de 8c, pero nosotros creemos finalmente que 8b+ es el grado correcto», comentaron tras bautizar el itinerario como Yeah man.

Aventuraron el siguiente desglose de largos: L1, 7a+; L2, 7b+; L3, 7b+; L4, 7c; L5, 8a+; L6, 8a/+; L7, 8a; L8, 8b+; L9, 7a.

En 2010, Giovanni Quirici regresó a Yeah man con el objetivo de escalarla en libre del tirón. De este modo, logró la que se considera hoy en día como la primera liberación de la vía.

Primera repetición

Cédric Lachat llegaba a Gastlosen para trabajar en Yeah man con Melissa Le Nevé desde el Vercors, donde había realizado la primera repetición de Sweet neuf 9a+. Trabajó la vía con rapidez: un día para el 8a y el 8a+ y dos jornadas –con una de descanso en medio– para el tramo clave de 8b+.

En sus redes sociales cuenta cómo fue el día del pegue definitivo:

El domingo 30 de junio, como ya había anunciado, partí para intentar encadenar la vía. Por varias razones, Mélissa Le Nevé no pudo venir y fue Caroline Minvielle quien compartió esta aventura conmigo. Ella me aseguró y me ayudó a gestionar este largo esfuerzo mental. Yo estaba un poco estresado porque no había hecho los 8a’s más que una sola vez, sin trabajarlos de verdad y no tenía todos los movimientos en la cabeza. Por el contrario, estaba muy fuerte en el 8b+ y me podía permitir llegar ahí cansado…

Efectivamente, durante el encadenamiento encontré los 8a y 8a+ extremadamente difíciles y técnicos. Sacar el 8b+ estando cansado tampoco fue tan evidente como pensaba.

El primer 8a en placa me exigió tanta energía que caer después y volver a empezar no era ya una opción! Así que me di una patada en el culo para encadenar directamente!

Y así lo hizo, completando la primera repetición de la vía en libre y del tirón desde la de Giovanni Quirici.

Yeah man es para mí una de las vías largas más bonitas que he podido realizar. También forma parte de las más difíciles. Yo la recomiendo, a pesar de que este tipo de línea exige experiencia, ya que el descenso en rápel, volado y en travesía, está lejos de ser evidente.

Al Eiger a por Odyssee

Tras haber completado con éxito la primera etapa de Swissway to heaven, Cédric Lachat ya se ha puesto en marcha para llevar a cabo la segunda. En este caso, tendrá a Tobias Suter como compañero y ante ellos se alzará nada menos que la cara norte del Eiger. Allí, intentarán ascender por su vía más dura, Odyssee (1.400 m, 8a+), obra de Roger Schaeli, Robert Jasper y Simon Gietl en 2015.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº397

Desnivel nº397

En este número: Chamlang, UFOline, encuentros en la tercera fase; Entr…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.