7 LARGOS, 8B+

Alex Huber y Guido Unterwurzacher liberan su ‘Koasabluad’ en el Wilder Kaiser

La cordada formada por el alemán y el austriaco equiparon esta vía en 2013 pero no habían podido completar la liberación hasta este mes de octubre. Se encuentra en la Maukspitze y consta de 7 largos, con dificultades máximas de hasta 8b+.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Alex Huber y Guido Unterwurzacher en la liberación de ‘Koasabluad’ en el Wilder Kaiser
Alex Huber y Guido Unterwurzacher en la liberación de ‘Koasabluad’ en el Wilder Kaiser   Max Berger @petzl_austria

En 2013, la prolífica cordada formada por Alex Huber y Guido Unterwurzacher se hallaban a los pies de la Maukspitze, en el macizo del Wilder Kaiser. Motivados por la recomendación de un familiar de Guido, andaban al acecho de una vía increíblemente bella y extremadamente dura que les enamoró a primera vista.

Cinco días de apertura

Sin más preámbulos, se prepararon para convertirla en realidad. Como siempre, su estrategia pasaba irrenunciablemente por abrir de abajo a arriba, colocando la mínima cantidad de seguros posibles y aprovechando al máximo los relieves de la roca y las opciones que ofrece a los seguros flotantes. Necesitaron cinco intensas jornadas para completar la apertura, a base de esfuerzo, compromiso, caídas generosas y sonrisas infinitas.

A continuación, pasaron a la fase de limpieza y ensayo de los movimientos para intentar la liberación. Rápidamente vieron que la cosa no sería coser y cantar, sino que les iba a requerir lo mejor de ellos mismos. Y a ello se pusieron.

Sin embargo, la mala suerte hizo que una larga caída de Alex Huber  provocara una lesión a Guido Unterwurzacher mientras lo aseguraba. Tuvieron que realizar un paréntesis forzado a la espera de la recuperación. Pero el invierno llegó antes que el restablecimiento de Guido y el proyecto se suspendió.

Cinco años de paréntesis

Los condicionantes de tiempo del uno y del otro y circunstancias varias hicieron que la vía quedara en el limbo durante más de cinco años, hasta que en septiembre de 2019 consiguieron ponerse de acuerdo para regresar a ella y tratar de concluir el trabajo.

Según propia declaración de Guido Unterwurzacher, con el nuevo primer contacto con la vía se produjo un “amor a segunda vista”. Tras superar la sorpresa por lo exigente de la línea que habían abierto en 2013, se afanaron en el trabajo sobre los movimientos.

Necesitaron esta vez otros seis días para, finalmente, el 15 de octubre pintarle el punto rojo a la vía. Ambos firmaron, así pues, la liberación de la vía que bautizaron como Koasabluad y cuyo desglose de largos es el siguiente: L1 7a, L2 7c+, L3 7a+, L4 8b+, L5 7a, L6 8a, L7 6a.

Alex Huber ha compartido algunas impresiones acerca de la vía en sus redes sociales:

Los primeros tres largos de Koasabluad son un buen calentamiento. Después de un 7a llega un técnico 7c+ seguido por un largo relativamente fácil pero con solo dos anclajes y un poco de estilo-aleje.

El crux es el siguiente L4. Realmente inclinado y de 45 metros de largo. Un festival de resistencia en todo su esplendor. Cuanto más alto llegas, más duro es.

El final de Koasabluad es una belleza que te revienta. Sus 30 metros están protegidos por tan solo dos anclajes, pero está lleno de emplazamientos naturales para material, lo que convierte este 8a en precioso e interesante.

https://www.instagram.com/p/B4DRDMFCre7/


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.