GRUTTA PINTATA

Alex Huber libera ‘La Bavarese’ (6 largos, 8b+) en Cerdeña

El escalador alemán realiza la primera ascensión de la primera vía en la Grutta Pintata, un enorme desplome en la cara sur de la Punta Giradili. La línea salva una distancia horizontal de más de 60 metros.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Alex Huber en 'La Bavarese' de Grutta Pintata, Cerdeña (Foto: Riky Felderer / @rikyfelderer).
Alex Huber en ‘La Bavarese’ de Grutta Pintata, Cerdeña (Foto: Riky Felderer / @rikyfelderer).

Alex Huber ha firmado una nueva vía larga de alto nivel. A sus 53 años, el escalador alemán que fue uno de los primeros del mundo en subirse al noveno grado (este año se cumplen 30 de su Om 9a en Triangel), sigue demostrando que la edad no es un impedimento para él a la hora de encontrar motivación y buscar nuevos desafíos en la vertical.

Su más reciente encadenamiento ha sido la primera ascensión de La Bavarese, una vía de seis largos que se encarama por un enorme desplome en la isla mediterránea de Cerdeña, concretamente en la cara sur de la Punta Giradili, uno de sus picos más prominentes. Se trata de la primera vía en surcar el techo de la Grutta Pintata, que Alex estima debe de salvar más de 60 metros de distancia horizontal.

La Bavarese sigue la línea de menor resistencia de la gruta, que ofrece una escalada de dificultad sostenida por encima del octavo grado, con tres largos seguidos entre 8b y 8b+. El desglose de largos es el siguiente: L1 V, L2 8a+, L3 8b+, L4 8b, L5 8b+, L6 7b+.

Topo de 'La Bavarese' de Grutta Pintata, Cerdeña (Foto: Riky Felderer / @rikyfelderer).
Topo de ‘La Bavarese’ de Grutta Pintata, Cerdeña (Foto: Riky Felderer / @rikyfelderer).

Un largo currículum de primeras

Esta primera ascensión de La Bavarese entra a formar parte del que probablemente sea el currículum más brillante del planeta en cuanto a primeras ascensiones de vías largas y big wall. Alex Huber comenzó a destacar en este campo ya en 1995, cuando escaló en libre Salathé Wall en El Capitan (Yosemite).

En el emblemático monolito de California, al que viajó varias veces acompañado por su hermano Thomas Huber, acumuló primeras en libre de numerosas vías, como El Niño y Freerider (1998), Golden Gate (2000) o El Corazón (2001). Zodiac o The nose también fueron escenario de sus aventuras, y en ambos casos batió sus respectivos récords de velocidad.

En el Karakórum, Alex Huber escaló el Latok II (7108 m) en 1997 y liberó la mítica Eternal Flame a la Torre Sin Nombre (6.239 m) en 2009. Y en Patagonia también dejó huella, escalando el Cerro Torre, el Cerro Standhardt, el Fitz Roy y la Torre Egger, además de abrir rutas como Golden eagle a la Aguja Desmochada o El Bastardo en la Aguja de la Silla.

El estilo de La Bavarese, no obstante, se corresponde más con las vías largas que Alex Huber ha trazado en los Alpes. Algunas de ellas tan icónicas como Bellavista o Pan Aroma, en la Cima Ovest de Lavaredo. En los últimos años, ha destacado por vías más cercanas a su casa pero siempre con un alto grado de dificultad y cierto compromiso, como Sansara, Feuertaufe, Nirwana, Wetterbock, Mauerläufer o Koasabluad.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.