ENTREVISTA A IÑIGO ZUBEROGOITIA

Vizcaya: un ejemplo convivencia entre escaladores y aves

Durante los primeros meses de 2015 la Diputación Foral de Bizkaia ha revisado y renovado todos los paneles informativos instalados en las zonas de escalada reguladas de Vizcaya. Los estudios realizados por los técnicos mediambientales durante los últimos años indican que las medidas de regulación adoptadas a partir del año 2010 van por el buen camino. Prueba de ello son las palabras de Iñigo Zuberogoitia, uno de los técnicos que realiza el seguimiento de las aves rapaces amenazadas en la provincia de Vizcaya.

Autor: Zigor Arteaga | 15 comentarios | Compartir:
Alimoche
Alimoche

Hablamos con Iñigo Zuberogoitia, doctor en Biología. Lleva décadas estudiando la fauna silvestre, las aves rapaces y los mamíferos carnívoros en particular. Es integrante de la empresa Estudios Medioambientales Icarus SL y es la persona adecuada para que nos cuente algo sobre las rapaces rupícolas de Bizkaia y la incidencia que tiene la escalada en sus ciclos vitales.

«Este trabajo lo desarrollamos de forma altruista, sin financiación»

¿Hola Iñigo, nos podrías contar de forma resumida cuales son los objetivos del seguimiento que hacéis de las aves rapaces rupícolas de Vizcaya?
El estudio de la dinámica de poblaciones enfocado en los programas de conservación de las especies.

¿Qué medios utilizáis para realizar el seguimiento?
Telescopios, cámaras, prismáticos, años de conocimiento y mucha, mucha paciencia.

¿Con qué periodicidad lleváis a cabo el seguimiento?
Todos los años, empezamos en febrero y acabamos en agosto, ¡sin descanso! En este periodo trabajamos de forma continuada fines de semana y festivos incluidos.

«Cada año dedicamos muchas horas para determinar si cada individuo está anillado, para sacarle fotos y para seguir su reproducción»

¿Cuántas personas participan en este trabajo y cuales son las instituciones, asociaciones y empresas implicadas?
El número de personas varía según años. Te cuento: en principio hacemos una monitorización a la carta para la Diputación Foral de Bizkaia (departamento de Medio Ambiente). En este trabajo realizamos la búsqueda sistemática de los nidos de las aves rapaces rupícolas y notificamos las ubicaciones a medida que las vamos obteniendo. De esta forma se puede hacer una gestión activa y actual de cada territorio, controlando los riesgos en cada caso, especialmente de las especies más sensibles. En este caso, yo soy el responsable de hacer el seguimiento anual, de notificar los resultados y de acudir a cada lugar en caso de ser necesaria una actuación dirigida a conservar un nido y salvar a los pollos.


 

Pero además, desde hace 18 años venimos controlando los halcones adultos de Vizcaya, identificando cada uno de ellos por medio de fotos, dibujos y anillas de color. Hacemos algo similar, pero con una escala diferente, con los alimoches y hemos llevado a cabo programas de seguimiento de buitres. Por lo tanto, cada año dedicamos muchas horas para determinar si cada individuo está anillado, para sacarle fotos y para seguir su reproducción. Además, en el momento adecuado, descendemos a los nidos para anillar los pollos, con las mismas anillas que nos servirán para controlarlos cuando regresen a criar. Este trabajo lo desarrollamos de forma altruista, sin financiación. En los últimos años ha participado mucha gente que no voy a citar aquí, no sea que me deje a alguien. En estos momentos, marzo de 2015, el equipo lo forman: Lander Astorkia, Iñaki Castillo, Gorka Burgos, Mikel Larrea, Ainara Azkona y Julen Zuberogoitia. Además, Mikel ha conseguido una beca del Santander para prácticas en pymes y está contratado por Icarus par trabajar con halcones entre marzo y junio.

Finalmente, tras el periodo reproductor, en otoño-invierno, también de forma totalmente altruista y utilizando nuestro tiempo libre (tardes-noche, fines de semana, etc.), Jabi Zabala, Jose Enrique Martínez y yo, nos dedicamos a corregir las bases de datos, aplicar modelos matemáticos y escribir artículos científicos que sirvan y reviertan en el conocimiento y, por consiguiente, conservación de las especies. Así, en los últimos veinte años hemos publicado más de 100 articulos en revistas de impacto.

«En general, los escaladores son respetuosos con el medio que les rodea y con las “reglas de juego”, pero siempre hay personas que desprecian lo que hacen el resto y que suponen una grave amenaza para las aves rupícolas»

 

¿Respecto a la escalada, cómo valoras la implantación de las regulaciones de la escalada a partir del año 2010?
¡Sobresaliente!

¿Qué aspectos mejorarías?
El comportamiento ético de algunas personas. En general, los escaladores son respetuosos con el medio que les rodea y con las “reglas de juego”, pero como en todos los aspectos de la vida, siempre hay personas que desprecian lo que hacen el resto y que suponen una grave amenaza para las aves rupícolas. Son ya varios los casos que hemos constatado de muerte de pollos de alimoche por molestias causadas por escaladores que estaban donde no debían. Hay que tener en cuenta que el alimoche es una de las aves con mayor riesgo de extinción a escala global de las que tenemos.

¿Qué incidencia puede tener la escalada sobre las aves rupícolas si no se regula de forma adecuada?
Como ya he comentado, la escalada mal regulada causa la muerte de pollos y el abandono de territorios, sobre todo de alimoche, pero también de halcón peregrino y otras especies. Los alimoches no están para bromas, y su futuro está comprometido en función de las medidas y esfuerzos que consigamos desarrollar y el grado de concienciación ciudadana que se alcance. Sería muy triste que una especie así se extinga porque las personas no fuimos capaces de aceptar unas medidas que estaban puestas para protegerlos.

«Evitar escalar en los lugares donde se detecten nido activos y, por supuesto, seguir las reglas establecidas»

¿Qué más podriamos hacer los escaladores para ayudar en la conservación de las especies rupícolas?
Evitar escalar en los lugares donde se detecten nido activos y, por supuesto, seguir las reglas establecidas. Intentar convencer a los que no aceptan estas reglas. Hemos de tener claro que las reglas no son caprichosas y no están hechas para “fastidiar” a los escaladores, sino que están elaboradas bajo criterios de conservación, teniendo en cuenta que también se ha de dejar un espacio para la práctica de la escalada.

Resulta muy difícil explicar a la gente lo que se puede sentir cuando ves que un pollo a dos semanas de volar, tras 60 días de intensos cuidados por parte de sus progenitores, muere porque a alguien se le ocurrió que no pasaba nada por estar escalando un día en cierta pared. El sentimiento de pena es doble: pena porque ha muerto un pollo por una actuación absurda, y pena porque hay gente que antepone su gozo personal a la conservación de la naturaleza y a la vida de una especie amenazada. ¡Muy triste!

«En Vizcaya, la principal causa de amenaza del alimonche es la de las molestias en el entorno de las zonas de nidificación»

¿Cuáles son las aves rapaces rupícolas más amenazadas de Bizkaia y cuales son su principales problemas de conservación, además de la escalada?
El caso más serio es el del alimoche. Pues es una especie cuyas poblaciones se desploman en todo el mundo y que está catalogado En Peligro por la UICN. En Vizcaya, la principal causa de amenaza es la de las molestias en el entorno de las zonas de nidificación. Son extremadamente sensibles a las molestias y los pollos mueren con cierta facilidad debido al frío, debilitamiento y enfermedades desarrolladas como consecuencia de las molestias. Los adultos no entran al nido si existe una molestias en las proximidades, de forma que pueden estar horas sin atender a los pollos si la molestia persiste, tardando aún otro tiempo tras el cese de la misma, asegurándose de que ya no está. En este periodo los pollos no comen y no son cubiertos por la madre o el padre, perdiendo calor y debidlitándose rápidamente.

En este sentido, los trabajos forestales son una causa seria de amenaza, además de apertura de pistas, colocación de tendidos eléctricos, etc., actuaciones que afectan a zonas tranquilas donde anidan los alimoches. Además, la cada vez mayor afluencia de gente al campo y las reuniones multitudinarias que concentran a mucha gente en una zona, que normalmente está tranquila, han sido causa de pérdida de varios nidos en los últimos años.

Los halcones también sufren estas molestias, aunque a una menor escala. Son más tolerantes. Pero son varias las parejas que se han perdido por obras en el entorno de los nidos, o el relleno de canteras abandonadas.

«En Atxarte, desde que se regula la escalada, los alimoches han criado con éxito todos los años»

¿En el caso concreto del alimoche, cómo han sido las temporadas de cría de los últimos años en zonas reguladas como algunas paredes del Astxiki (Atxarte), Santa Eufemi (Markina) o el macizo de Itxina (Gorbeia)?
En Atxarte, desde que se regula la escalada, los alimoches han criado con éxito todos los años. Es más, es una de las pocas parejas de Vizcaya que suele sacar adelante dos pollos, aunque en 2014 sólo voló uno. Antes de la regulación de la escalada se perdieron cuatro nidadas, algunas de ellas debido a claras molestias causadas por escaladores.

El caso de Markina es especial, pues aunque justo donde está el nido no se escale (sí en una pared muy cercana), esta pareja ha estado sujeta a otra serie de molestias que hicieron que perdiese los pollos 11 años seguidos. No obstante, en 2012, 2013 y 2014 consiguieron sacar adelante un pollo al año (coincide con la implantación de la regulación de la escalada). Todo un éxito. Este éxito se puede truncar rápidamente dado que cualquier actuación cerca de la pequeña pared donde crían será suficiente para echar a perder el nido.

En el caso de Itxina, tampoco tiene mayor problema mientras se respete la regulación, dado que crían en una zona relativamente tranquila, y salvo pérdida por lluvias intensas, suelen sacar el pollo adelante. No obstante, en 2007, cuando estában incubando, nos encontramos una cuerda que alguien había dejado en la pared y que pasaba por el mismo nido. El abandono fue inmediato.

Gracias por atendernos y responder a nuestras preguntas. Esperamos que con el esfuerzo de todos y todas podamos ver volar a estas aves durante muchos años en los montes de Bizkaia.
Muchas gracias a vosotros por la comprensión y por ayudarnos a conservar estas magnificas aves.

Zigor ARTEAGA

La regulación en Vizcaya

Recordaros que las regulaciones para este 2015 se mantienen como en años anteriores, salvo en el caso de la pared este del monte Anboto en el Parque Natural de Urkiola, donde se amplia el período de restricción hasta el 15 de septiembre, debido a la presencia de una nueva pareja de alimoches.

Podeis consultar las regulaciones en este blog o en la página web de la Diputación Foal de Bizkaia.

 

 

 


 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.