EXPLORANDO

Valle de Chistau, paraíso drytooler

Una nueva línea de hielo, la cascada Fuen Fría, alimentará los sueños de los más hambrientos drytoolers hasta el invierno que viene. Galería de fotos

| No hay comentarios |

Una vez más, el invierno pasa por el sur de Europa y deja su huella más o menos visible en las montañas del Pirineo, repletas de saltos de agua, barrancos y paredes que no dejan de sorprendernos. Y es así como en este 2005, gracias a las bajas temperaturas que hemos sufrido, cientos de escaladores invernales han consolidado a la comarca del Sobrarbe, en el Pirineo Oscense, como uno de los mejores destinos para practicar la escalada en hielo. Zonas como Bielsa, Barrosa, Pineta o Bujaruelo, han visto como un generoso número de piolets ansiosos mordían con alegría los congelados cristales de sus hermosas cascadas, ofreciendo al alpinista numerosas rutas de grado medio.

Una frenética actividad que se ve reflejada en múltiples aperturas de nuevas cascadas, debido en parte a las inmejorables condiciones que hemos tenido, pero sobre todo, al nivel que muestra ya el cascadismo nacional.

Evolución continua que nos llega un poco tarde, pero que abre en el Pirineo una oportunidad de descubrir nuevas rutas de hielo y drytooling, ofreciendo a la escalada actual líneas que hasta hace poco pasaban desapercibidas en nuestra sesgada búsqueda del frío elemento.

Calidad y estética excepcionales

En marzo del 2004 Iñaki Cabo y Simón Elías, en su rastreo constante de nuevas líneas de dificultad se topan con la cascada de Fuen Fría, en el Valle de Chistau. Un hallazgo sorprendente que no deja impasible a ninguno de los dos. Una tremenda línea de hielo de 50 metros en medio de una desplomada pared de 90 metros de altura, cuya superación en libre supone dar un nuevo empujón al listón de la dificultad. Rutas de varios largos con secciones duras de drytooling, que dan acceso a líneas serias de hielo.

Embriagados por una profunda emoción, el dúo comienza el equipamiento de varias rutas, dejando un sector deportivo con rutas de drytooling o mixto deportivo de calidad y estética excelentes, y la gran joya de la corona, el equipamiento de las secciones de mixto de tres rutas en la gran cascada de Fuen Fría.

Múltiples colaboradores

Trabajo incompleto que con el final del invierno del 2004 se tiene que aparcar hasta este pasado febrero. Personas como Dani Ascaso, Alain Andrés, Jonathan Larrañaga, Alberto Posada, Oriol Barò, Roger, Xabi Bonatti… venidos de todo el pirineo, desde Boí hasta Torla, han colaborado en esta ultima etapa del equipamiento de la cascada de Fuen Fría, haciéndose participes del trabajo y la ilusión que Iñaki y Simón volcaron en este nuevo proyecto, y que creemos dará mucho que hablar, ya que nos pone a la vanguardia en cuanto a líneas de dificultad de hielo y tooling se refiere.

Los pasados 2, 3 y 4 de febrero se escalaron las líneas de hielo de Fuen Fría. Dos semanas más tarde se da por acabado el equipamiento de las rutas de la Fuen Fría, se escala Titán, sin encadenar el primer largo (en torno a M10), volviendo a escalar la línea de hielo (L2) con dificultades de M6 y 6º+ en hielo.

Entorno único

Croquis de las rutas en la Fuen Fría.- Foto: Col. Iñaki CaboCroquis de las rutas en la Fuen Fría.- Foto: Col. Iñaki Cabo

Dentro de la cascada de Fuen Fría se estiran tres fantásticas rutas: Titán, Ambient y Osadía. Unos cien metros a la derecha otra cascada mas pequeña acumula hasta el momento cuatro líneas drytoolers (seguramente se incremente en alguna más) con grado mínimo de M6, y no más de treinta metros de recorrido. Una zona de escalada en hielo de dificultad y mixto que complementa a la perfección la excelente calidad del Sobrarbe como destino para cualquier escalador invernal, sea cual sea su nivel técnico.

Lugar sorprendente en todos sus aspectos (aproximación, escalada, ambiente, entorno…). Escalar en Fuen Fría supone una reválida a nuestra madurez deportiva, ya que probablemente sea una de las mejores zonas de escalada de dificultad en mixto y hielo del sur de Europa.

Localización

Vistas desde la R1 de Titán.- Foto: Col. Iñaki CaboVistas desde la R1 de Titán.- Foto: Col. Iñaki Cabo

Las cascadas de Fuen Fría se encuentran en el valle de Chistau, en el parte superior del barranco de Baticiellas, justo debajo del pico Labasar. Con una altura de 2.100 metros, y orientación noroeste, que la esconde del sol durante prácticamente todo el día, esta cascada puede estar formada desde primeros de diciembre hasta finales de marzo, con lo que el periodo de escalada no se limita a unos pocos días al año.

Las reseñas de las vías se encuentran en el Albergue de Saravillo, pequeño pueblo de este valle, donde se toma la pista que nos pone en dirección al Ibon de Plan. Desde el coche, que dejaremos a la altura del barranco del Gallines, remontaremos la glera buscando las viras para acceder a la visible cascada, a la que llegaremos tras hora y media de marcha y 600 metros de desnivel .

Las rutas de la cascada de Fuen Fría fueron equipadas para ser escaladas en libre, con un primer largo de drytooling puro y duro (totalmente seco), que puede ser superado en escalada artificial semiequipada, pero siempre con la definición de una línea de libre, por lo que os pedimos que se respeten los seguros de expansión colocados en él. Y ya sólo queda esperar al invierno que viene. Galería de fotos

Iñaki Cabo

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.