VAL TRAVENANZES (DOLOMITAS)

Santi Padrós abre ‘Emozioni alpine’ (115 m, M11?, WI6) con Raffaele Mercuriali y Rolando Varesco

Se trata de la vía de drytooling extremo más dura que ha escalado jamás. Consta de cuatro largos con unas dificultades estimadas de hasta M11, aunque quedó pendiente de liberar.

Raffaele Mercuriali en el L3 de 'Emozioni alpine' en Val Travenanzes (Foto: Santi Padrós).
Raffaele Mercuriali en el L3 de ‘Emozioni alpine’ en Val Travenanzes (Foto: Santi Padrós).
| No hay comentarios |

Santi Padrós celebró su gran 2023, un año en que recibió los Premios FEDME a las mejores actividades del año en las categorías de escalada en hielo/drytooling y alpinismo europeo, con lo que considera que es “lo más duro que he escalado jamás en este estilo”. Se trata de la apertura de la vía Emozioni alpine (115 m, M11?, WI6) en Val Travenanzes, una “nueva vía moderna de drytooling, de carácter alpino y muy severa, casi casi diría ‘extrema’”, apunta él mismo. Vale la pena recordar que Santi Padrós ha recibido el Premio FEDME a la mejor actividad de escalada en hielo y drytooling los últimos tres años seguidos.

Llevó a cabo la ascensión los días 12 y 13 de diciembre, en compañía de Raffaele Mercuriali y Rolando Varesco. El escalador español afincado en Dolomitas precisa que “el itinerario no fue encadenado, proponemos unos grados aproximativos a confirmar, pero hacen falta algunas repeticiones para sanear la roca, quizás incluso alguna protección fija más. Utilizamos expansiones en algunos puntos para evitar caídas peligrosas, dejando así una ruta de compromiso psicológico y físico, pero bonita de escalar, esperando que sea repetida y apreciada. Si alguien tiene la paciencia necesaria para repetirla, que lo haga con conciencia. ¡Nosotros lo pasamos en grande!”.

El terceto quiso dedicar la vía a su amigo Giovanni Andriano, fallecido hace un año. “Sus ‘emociones alpinas’ estarán siempre con nosotros”, sentencia Santi.

El relato de Santi Padrós

El propio escalador relata su experiencia en Emozioni alpine:

12 de diciembre. Los últimos años no hay hielo en diciembre y me dedico a explorar los límites del mixto del moderno drytooling. Empezamos a equipar una nueva zona en el Simplon Pass y nos metimos en un fregado demasiado gordo en Suiza, pero pudo con nosotros; ahí habrá que volver…

Por fin, de nuevo juego en casa, Dolomitas, donde surgen nuevos itinerarios por todas partes y parece que está a punto de comenzar una temporada muy interesante. Queremos explorar Val Travenanzes, donde no faltan ideas y parece que nadie se ha metido todavía. ¿Será porque nadie ha publicado en nuestras queridas redes sociales? ¿O porque hay que caminar algo más de una hora para ver algo?

Es martes 12 de diciembre cuando nos adentramos en el valle del silencio, las perspectivas ya en la aproximación son buenas, mucho hielo alrededor, incluso algunas líneas nunca vistas, sí, sí… Todavía estoy en modo ‘Dry’, así que propongo una nueva línea que he estado mirando durante tres años en la pared de roca justo antes de entrar al valle. La verdad es que había elegido otra línea, pero no fui el único; allí reposa una cuerda desde hace dos años, que estoy seguro pronto terminará como una nueva vía, ¡probablemente como una de las más interesantes líneas mixtas modernas de los Dolomitas!

Pero volvamos a nosotros. Remontamos un zócalo demencial para plantarnos en la base de la primera fisura que marca el inicio del recorrido. Cuando llego allí escucho a Rolando ¡martillear un clavo en la R0! Roca mala, sí, en esa fisura que escalará el mismo Rolando con mucha paciencia. En un punto, decidimos proteger una mala caída con un parabolt; la roca aquí es bastante mala y queremos dejar el itinerario protegido de una forma coherente. Aún estamos valorando añadir un par de bolts y un clavo.

Escalo el segundo largo que es una reliquia, una travesía hacia la izquierda un tanto expuesta le da un punto spicy, como me gusta a mí. Luego protejo con un bolt y sigo por la fisura ya fácil de proteger. Cuando el largo se endereza, la vía se vuelve realmente dura, desplomada y con movimientos aleatorios deportivos. Pongo dos bolts antes de llegar cerca del hielo donde algunos Totems metidos a cañón me permiten gozar de la exposición de subirse a un cacharro colgante como este. De allí a la reunión es un paseo; desde ella bajamos al suelo dejando las cuerdas fijas para volver mañana a terminar.

13 de diciembre. Nieva un poco, no he dormido mucho y me cuesta levantarme; estoy cansado… A las 6:30h estamos en el aparcamiento, con idea de terminar esta locura. Remontamos las cuerdas fijas. Rolando se queja de dolor en su mano derecha, que ayer se hirió escalando el primer largo. Después de remontar las cuerdas fijas, decide retirarse y esperarnos en el suelo.

Raffa arranca equipado como para escalar el Capitan. A 5 metros pone el primer bolt y cruza hacia el hielo. La escalada es espectacular, el hielo pierde calidad en su parte final y llegar a la fisura desplomada es un tanto expuesto. Con mucha paciencia y arte, Raffa escala toda la fisura en diagonal, limpiándola, protegiendo con friends, clavos y 3 bolts. Del último hasta la reunión hay unos movimientos en placa surrealistas. La “R” queda colgada entre roca y hielo, con el más auténtico vacío bajo los pies. Será M11 o así, yo de segundo no consigo encadenar el largo, así que ¡empezamos a tener deberes serios para encadenar esto!

Raffaele Mercuriali en el L3 de 'Emozioni alpine' en Val Travenanzes (Foto: Santi Padrós).
Raffaele Mercuriali en el L3 de ‘Emozioni alpine’ en Val Travenanzes (Foto: Santi Padrós).

¡Pero la fiesta no termina ahí! Raffa montó “R” ahí por varias razones: una porque terminó casi todo el material, otra por el cerebro fundido, otra por los antebrazos como porras… Significa que el asunto no ha terminado. Colgados como cerditos en la “R”, intercambiamos material y salgo por encima de él. Sí, sí, por encima de su cabeza; de hecho, no sabe dónde esconderse. Si me caigo, ¡lo dejaré como un colador!

No me caigo, pongo un tornillo invertido y otro corto en el hielo de salida, paso el desplome y me quedo incómodamente empotrado en la chimenea intentando no caerme. Consigo colgarme de un piolo y poner un bolt para no salir volando más allá de la reunión; la exposición del largo es exagerada, pero la caída limpia. Aún unos movimientos muy duros hacia la izquierda, con mucho ambiente, antes de conseguir poner un segundo bolt. Ahí, ya más relajado y con menos desplome, se escala una sección súper técnica hasta un pitón (con cordón) que dejamos allí. Subirse a la “R”, donde pusimos dos bolts, habría sido un paseo cerca del suelo, pero allá arriba, con los brazos completamente extenuados, fue muy emotivo.

Raffa recuperó el largo sin conseguir encadenarlo. Será sobre M9, con unos 25 metros, 2 bolts y un clavo. Rapelar desde allí fue una pesadilla debido al desplome del itinerario; de hecho, andamos buscando una alternativa.

Ahí queda una ruta mixta moderna, salvaje, dura, exigente y, de encadenar, no para todos.

Raffaele Mercuriali en el L4 de 'Emozioni alpine' en Val Travenanzes (Foto: Santi Padrós).
Raffaele Mercuriali en el L4 de ‘Emozioni alpine’ en Val Travenanzes (Foto: Santi Padrós).

Ficha técnica

Vía Emozioni alpine 115m, ¿M11? WI6, Val Travenanzes. 12-13 de diciembre de 2023

De: Rolando Varesco, Raffaele Mercuriali y Santi Padrós

Aproximación

Al entrar en Val Travenanzes, justo antes de que se abra el valle, se ve una pared a la izquierda con algunas vías de dry y un muro desplomado de 100 metros de altura. Subir por el lado izquierdo hasta el zócalo (40 m, III/IV, ojo). Hemos equipado una reunión al final, para asegurar y rapelar.

Descenso

Seguramente, desde la tercera reunión se llega al suelo con una cuerda de 80 metros. Descender de la R3 a la R2 es prácticamente imposible. Recomendamos buscarse alternativas.

Material

1 juego completo de friends hasta el #3, repetir del 0,2 al #1, algunos clavos, 2 tornillos de hielo de 13 cm y uno de 18cm.

Piensa en hacer la ruta con una cuerda simple de 80 m y una cuerda para recuperar de 80 m en caso de hacer rápel desde la R3.

Descripción de los largos

L1- Largo sobre fisura bastante podrida. Un bolt protege la caída a la segunda repisa, ¡cuidado al subir por encima de la primera! El largo abierto por Rolando fue encadenado de segundos por Raffaele y Santi, dando una dificultad de M7+. ¡A confirmar de primero! Después del bolt también quedó un clavo.

L2- Abierto por Santi, largo espectacular con travesía a la izquierda, con bolt a 4 metros de la reunión en una salida expuesta. Después, continúa una travesía bonita de proteger y no muy difícil. Terminada esta, se sube por apoyos en regletas, agujeros e invertidos hacia el segundo bolt. Ahí la cosa se pone seria, llegar al tercer bolt es emocionante y subir hasta la fisura que nos queda por encima, un bonito baile con el vacío. Una vez en el hielo, se llega fácilmente a la repisa, con una reunión sobre 2 bolts, después de 35 m. Dificultades alrededor de M10 (a confirmar). Un juego de friends hasta el #2 con los medios repetidos ayuda a proteger el largo. Roca excelente.

L3- Largo clave del itinerario, un viaje espacial abierto por Raffa, con mucha dedicación y arte. Se sube por el diedro durante pocos metros hasta el primer bolt donde se cruza hacia el hielo. Se remonta todo el hielo hasta su final; ojo, protegerse bien para llegar a la fisura un poco podrida. Se sigue toda la fisura con pies delicados, protegiéndose con friends, clavos y 3 bolts. El largo es sublime, intenso y físico, bestial. Al último bolt es mejor cruzar por debajo de él para llegar a la vertical de la reunión colgada. 30 m muy intensos y ¡con propuesta de M11!

L4- Le toca a Santi de nuevo. Se sale de la reunión completamente colgada por un chupón de hielo que lleva a un primer bolt. Desde allí, una expuesta travesía a izquierda lleva a un segundo bolt, bonitos movimientos en agujeros y laterales, con ambiente. Del segundo bolt se escala un poco en hielo y con algún apoyo aleatorio en roca hasta un clavo con cordón, unos metrillos psicológicos. Llegar a la reunión es muy físico pero no difícil, bien protegible con friends. 25 m. 2 bolts en la reunión, roca excelente.

Santi Padrós, Rolando Varesco y Raffaele Mercuriali en 'Emozioni alpine' de Val Travenanzes (Foto: Col. S. Padrós).
Santi Padrós, Rolando Varesco y Raffaele Mercuriali en ‘Emozioni alpine’ de Val Travenanzes (Foto: Col. S. Padrós).

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.