ÚNICA MUJER EN EL GRADO

Lucie Hrozová encadena ‘Bafomet’, su segundo M14

La escaladora checa repite el M14 que ya consiguió el año pasado con Ironman. Lo logra en la vía más dura de los Montes Tatras, en su vertiente polaca.

Autor: Desnivel.com | 2 comentarios | Compartir:

A principios de 2013, Lucie Hrozová saltó a primera página de la actualidad de la escalada cuando se convirtió en la primera mujer capaz de encadenar una vía cotada en D/M14. Eso fue hace un año y entonces la joven escaladora checa, habitual en las finales de la Copa del Mundo de Escalada en Hielo, consiguió alcanzar la cadena de Ironman, una de las líneas más duras del mundo en su especialidad abierta por Robert Jasper un año antes.

Por aquellas mismas fechas, la cordada formada por Micharl Król y Marcin Gasienica-Kotelnicki también eran noticia por una gran realización de escalada mixta. Los compatriotas de Hrozová habían cruzado al lado polaco de los Montes Tatras (hacen frontera entre Eslovaquia y Polonia) para meterse en una cueva cercana a la población de Zakopané y realizar sucesivamente la primera ascensión y la primera repetición de la vía más dura de aquel país. Le pusieron por nombre Bafomet y cotaron sus 30 metros de M14.

Lucie Hrozová probó la vía poco después aunque dejó el objetivo sin terminar… hasta ahora. La propia protagonista nos ha relatado cómo fue el proceso en Bafomet:

«Sólo quedan tres días más para el inicio de la penúltima prueba de la Copa del Mundo en Rabenstein (Italia). Quedan 30 minutos para la llegada a Praga de mi amigo canadiense Nathan Kutcher.

Habíamos quedado previamente que iríamos juntos a la competición. Y debió ser en ese momento cuando recibí la noticia de la anulación, debido al peligro de avalanchas. Con Nat completamente desconocedor de todo eso en su avión hacia Praga -comprobé si había por casualidad algún tipo de cosa rara-, los pensamientos sobre qué hacer durante el inesperadamente libre fin de semana estaban pasando por mi mente. Primero, dedicamos algo de tiempo en Praga, ocupados en hacer turismo e ir de pubs, mientras planeábamos alguna aventura.


 

El hombre y la mujer de las cavernas en Zakopané

Teniendo en cuenta el riesgo de avalanchas en los Alpes y los últimos entrenamientos para la Copa del Mundo, nos pareció que la cueva de Zakopané sería una buena elección. De todas formas, yo tenía allí un trabajo por terminar que quería dejar ‘tachado’.

Supe de la vía el año pasado. Michal Król, autor de Bafomet, me enseñó la línea y casi la hice al flash. Ese itinerario se extiende por 30 metros de resistencia, coronados por un carámbano. Las pinturas rupestres sólo podían enfatizar la impresión de Edad de Piedra que tenía allí.

En un sentido más práctico, no debes olvidarte llevar una linterna y baterías de reserva. Sin ellas, escalarías totalmente ciego. La estación no cuenta allí abajo, domina el frío sin importar la temperatura que haya afuera.

El primer día hicimos una inspección y dibujamos el programa más a fondo.

Después de una travesía inicial, me encontré dudando sobre si el desvío a la derecha estaba aquí o después de la siguiente chapa. Tomé la primera opción sólo para descubrir que todo mi esfuerzo había sido en vano porque me estaba metiendo en dificultades incluso mayores y pasos problemáticos fuera de la vía. Rogué a mis habilidades que me mantuvieran allí y no me diera una torta contra el suelo. Tomé una pequeña bocanada de aire fresco y salí con el apoyo de lo que quedaba de mis fuerzas.

Por entonces, sabía que había cortado el camino, pero así y todo, la línea es tan maravillosa que sencillamente debía acabarla hasta el final. Chapar el top me relajó. Incluso a pesar de que fue difícil, ahora sabía que tenía que hacerlo otra vez y esta vez no a ‘mi manera’, sino la Bafomet original, para completar nuestro programa y ser capaces de avanzar.

«Todas las linternas enfocándome me hacen sentir sobre el escenario, y un sentimiento incómodo se hace conmigo»

Al día siguiente, estábamos de nuevo bajo la criatura. Era domingo y había bastante gente. Me ato y agarro mis piolets. La cueva queda en silencio. De repente, todas las linternas enfocándome me hacen sentir sobre el escenario, y un sentimiento incómodo se hace conmigo. Tratando de ahuyentar pensamientos de vergüenza si cometo un error y reemplazarlos por un «qué demonios» sin importancia. Cuando el final de camino está al alcance, con alivio y cansancio consigo completar mi objetivo en Bafomet.

Nat termina su úlltimo experimento y salimos a los Montes Tatras, esta vez del lado eslovaco».


 
Comentarios
2 comentarios
  1. No acabo de pillarle el royo a esto del dry tooling….subir haciendo gancheos y yaniros, para al final, hacer que pinchas hielo..???

  2. Michal Król y Marcin Gasienica-Kotelnicki son polacos, no checos. Enhorabuena para la reina de drytool checo!

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.