EXPLORANDO

La selección de hielo viaja en furgo

Manu Córdova, Javi Bueno, Israel Blanco, Carlos García y Carlos Logroño partieron ayer en furgoneta hacia las pruebas de la Copa del Mundo de Escalada en Hielo de Val Daone y Saas Fee.

Carlos Logroño haciendo drytooling en Aragón  ()
Carlos Logroño haciendo drytooling en Aragón
| No hay comentarios |
Carlos Logroño haciendo drytooling en AragónCarlos Logroño haciendo drytooling en Aragón

La temporada de competición de escalada en hielo acaba de empezar, y a la vez está a punto de terminar. Las especiales condiciones que permiten esta disciplina obligan a confeccionar un calendario muy apretado. La primera prueba de la Copa del Mundo se celebró el pasado fin de semana en Kirov (Rusia), mañana empieza la segunda prueba en Val Daone (Italia), el siguiente fin de semana (22-23 de enero) es el turno de Saas Fee (Suiza) y todo termina un par de semanas más tarde (4-6 de febrero) en Busteni (Rumanía), que además es el Campeonato de Europa de la especialidad.

España cuenta con una selección, bajo la estructura de la FEDME, con pocos recursos pero mucha ilusión y un nivel nada menospreciable. Bernat Clarella es el seleccionador y el responsable de intentar organizarlo todo para conseguir los mejores resultados. La primera dificultad, según Clarella, se encuentra a la hora de confeccionar el equipo: “a diferencia de la escalada en roca, nosotros no tenemos competiciones propias ni instalaciones donde poder ver en acción a los deportistas. Así pues, nos faltan datos objetivos para seleccionar a la gente”, explica el seleccionador, aunque reconoce que “al final, como también hay un grupo muy reducido de candidatos con nivel, son todos ellos los que integran el equipo”.

Son la selección española de escalada en hielo, dirigida por Bernat Clarella.

Manu Cordova del equipo de jóvenes alpinistas.Manu Cordova del equipo de jóvenes alpinistas.

De todas formas, ese “todos” no significa tener un equipo de bajo nivel. “Tenemos gente muy fuerte”, asegura el propio Clarella, quien analiza que “Javi Bueno y Manu Córdova son grandes alpinistas que además ya tienen la experiencia de haber competido en Copa del Mundo el año pasado y haber conseguido resultados bastante buenos; a Israel Blanco lo veo muy bien, después de dos años malos por culpa de las lesiones; y Carlos García y Carlos Logroño son la incógnita del equipo”. Y augura que “podemos dar alguna sorpresa a las selecciones favoritas”.

Buenos resultados de inicio

De momento, el primer round de la temporada ha traído buenos resultados para los nuestros. La prueba inaugural de la Copa del Mundo se disputó en Kirov (Rusia), una ciudad situada a unos 1.000 km al noreste de Moscú donde se registraban -25ºC durante la competición. Manu Córdova y Javi Bueno vivieron una auténtica odisea en el ferrocarril Transiberiano para llegar, competir y volverse con un 13º y un 14º puestos respectivamente. Pero las sensaciones fueron mucho mejores que eso. De hecho, en la vía clasificatoria, Manu fue el segundo y Javi el octavo. En las semifinales, un desastre organizativo, sufrieron la misma suerte que otros varios favoritos: el hielo de la estructura estallaba como cristal sin dar muestras previas de fragilidad.

A estos resultados, hay que sumar el excepcional triunfo de Israel Blanco en el Open de Kandersteg (Suiza), donde se midió a algunos de los apellidos más ilustres del panorama internacional, como Aufdenblatten, Leichtfried, Anthamatten o Müller.

 

Israel Blanco haciendo rocódromo.Israel Blanco haciendo rocódromo.

Concentración de dos semanas

Los tres se unieron ayer a Carlos García y Carlos Logroño para iniciar un viaje en furgoneta de dos semanas que les llevará a las pruebas de Copa del Mundo de Val Daone y Saas Fee. Entre ambas, y si las condiciones lo permiten, esta especie de road-movie les llevará a realizar entrenamientos específicos en la privilegiada zona de Kandersteg.

“A la que me meta en la furgo, me echo a dormir”, aseguraba tajantemente Manu Córdova, quien se justificaba diciendo que “llevo un tute tremendo, después del viaje a Rusia; casi ha sido llegar para volver a marcharse, sin ni siquiera deshacer el equipaje”. La réplica, de Carlos Logroño ‘Citro’: “El que duerma seré yo, porque dicen que soy malo y lento conduciendo… y no queremos llegar tarde a la competición”. Mientras tanto, le tocaba a Carlos García bajar de Pamplona hasta Zaragoza para recoger el vehículo y pasar por Huesca y Barcelona a buscar a sus compañeros. La suya es la voz de la experiencia: “como siempre, falta una mejor organización y atar todos los cabos sueltos, aunque la verdad es que se ha mejorado desde que está Bernat. El problema es que tenemos selección de escalada en hielo casi por cumplir y para que la FEDME esté presente en las competiciones de la UIAA; y luego encima sacamos buenos resultados, a pesar de que somos los que menos escalamos en hielo de todos”.

El hecho de viajar en furgoneta todos juntos durante dos semanas tiene una justificación presupuestaria en un año de recortes, según reconoce Bernat Clarella, y así y todo ha posibilitado la inclusión de dos deportistas más. La cuestión conlleva pros y contras para los escaladores: “Nos ayudará a prepararnos mejor”, razona Carlos García, y explica que “en Italia toca coger experiencia; en Karndersteg, entrenar específicamente lo que nos hayamos encontrado; y en Saas Fee, a por el resultado”. Manu Córdova, por su parte, confía en que “risas, nos vamos a echar; somos un grupo majo”. Una opinión secundada por Citro, que considera que “el objetivo tiene que ser pasárselo bien; no se puede ir excesivamente concentrado, porque la presión luego es muy fuerte y el batacazo es tremendo”. Israel Blanco es el menos entusiasmado con la idea: “Ir en furgoneta fue divertido la primera vez, hace años, cuando fuimos con Carlos y Oscar Cacho, pero la verdad es que pasamos penurias (frío…)”, aunque se suma al pensamiento de que “nos vamos a divertir igual, tenemos que ir sin presión”.

 

Objetivos abiertos

Nadie sabe qué puede pasar en las competiciones. Son pruebas inciertas en las que no sólo cuenta la capacidad física y técnica del deportista, sino que también interviene un cierto grado de suerte. Quizás por eso los objetivos de cada uno de los integrantes del equipo español son diferentes. Manu Córdova y Javi Bueno son los únicos que disputarán todas las pruebas de la Copa del Mundo y lucharán por la mejor clasificación general posible. “Sabemos que podemos hacerlo bien, aunque depende también de que la suerte se te ponga de cara”, asume Manu. Javi también es prudente: “en Rusia nos vimos muy bien y en las próximas pruebas esperamos estar más arriba, aunque hay que esperar que tengamos suerte. Además, aunque en el plano físico vayas bien, necesitas bagaje en competiciones al máximo nivel; es muy difícil pasar de tu plafón de entrenamientos a una estructura de Copa del Mundo sin competiciones intermedias”.

Los tres veteranos tienen aseguradas las pruebas de Italia y Suiza, y dependerá de sus resultados que vayan a la última compe en Rumanía. Israel Blanco no cuenta con ello y reclama el relevo generacional: “Yo ya no llevo el estandarte de la selección; tengo 39 años y vengo a quitarme la espina de estos dos últimos años tan malos. De momento soy el único español que ha hecho pódiums y mi octavo puesto en la general de Copa del Mundo todavía es el mejor resultado, aunque apostaría a que este año se superará”.

Carlos García pone su experiencia al servicio del equipo: “Este año no contaba con ir, porque el año pasado me defraudaron mucho las competiciones, pero me llamó Bernat y me convenció. Me he preparado bien y sobre todo pienso que podré ayudar un poco a mis compañeros más jóvenes”. Finalmente, Citro bromea definiendo su papel en el equipo: “alguien tiene que quedar el último para que los demás puedan destacar, aunque pueden estar tranquilos que no se aburrirán; el show está garantizado”. Para él, la escalada en hielo de competición “no tiene nada que ver con la escalada; es más bien como gimnasia o un número de circo: el espéctaculo del hombre-mono”. ¿Y su objetivo?: “Volver sano y salvo a España. De momento, el miércoles, en mi último día de entrenamiento, ya me abrí una ceja”.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.