EXPLORANDO

Jonatan Larrañaga y Carlos Logroño exploran hielo exótico en Islandia

Acompañados por el fotógrafo Israel Macià, pasaron una semana en la gélida isla y escalaron la cascada Perseverance WI5, a pesar de que no tuvieron demasiada suerte con el tiempo, que les deparó temperaturas inusualmente cálidas.

Maestra y discípula
Maestra y discípula
| 1 comentario |

“¿Esto es peligroso? No, no, esto es normal”. Cuenta Carlos Logroño ‘Citro’ que esa pregunta en boca de Israel Macià y la consiguiente respuesta, pronunciada por él mismo y Jonatan Larrañaga, han marcado el viaje que los tres han realizado a Islandia. Fue una semana “más a nivel de exploración que deportivo”, según recalca Larrañaga, a la caza y captura de “hielo exótico, con cascadas al lado de la playa, pingüinos y todo eso”, completa Citro.

“La idea original era escalar en el sector Kaldakinn, al lado de Husavik, que es el sector de moda en Islandia, a raíz de un reportaje de Ines Papert”, cuenta Larrañaga, para quien la zona “tiene mucho potencial, es buena y cómoda, con unas 50 vías entre 5 y 6+, con muchas columnas; un lugar donde puedes hacer tres o cuatro vías en una semana”. Eso, si el tiempo acompaña.

Pero sucede que la meteorología allí es muy cambiante y el hielo que se forma a nivel de mar es muy inestable: “El hielo se va y viene en dos días”, asegura Jonatan. Para Citro, “es un sitio fantástico para escalar, pero con la mente abierta; es mejor ir con tiempo y desplazarse en avioneta de una zona a otra”.

Altas temperaturas

Logroño, Larrañaga y Macià no se encontraron con las mejores condiciones. Registraron temperaturas entre los -3ºC y los +8ºC, inusitadamente cálidas para el norte de Islandia. Así, no es de extrañar que encontraran “un hielo blanquecino y húmedo, y caían muchos cacharros”, explica Jonatan. Citro añade que “cuando estábamos mirando las cascadas de la costa, cayó un cacharro de hielo del tamaño de un coche desde 200 metros de altura”.

Así que, después de mucho preguntar, se fueron hasta un valle cerca de Dalvik donde les dijeron que había una cascada formada. “Era un valle muy bonito, y la cascada estaba encajonada y como a unos 300 m de altura”, explica Jonatan, quien precisa que “parecía un buen hielo azul”. “No nos imaginábamos que el acceso a la cascada, de unos 100 m en tres largos, fuera con una aproximación a pie y después un corredor de 250 m… estaba a tomar por culo, con lo que me jode a mí andar gratis”, por supuesto, declaraciones de Citro.

“¿Esto es peligroso?”, la pregunta de Israel Macià, a medio corredor, ascendiendo en ensamble… “No, no, esto es normal, pero no te caigas con esa mochila de material de 12 kg…”, la respuesta de Citro.

Al pie de la cascada

Llegados al pie de la cascada, Carlos Logroño empezó a montar una reunión, mientras sus compañeros empezaban a prepararse. “¡¡¡Cuida…!!!”, no terminó la advertencia Citro… “Una purgade nieve nos cayó desde arriba, aunque no llegó a enterrarnos”, señala Jonatan. “¿Esto es peligroso?”, dice Israel, que en sus habituales reportajes de deportiva no acostumbra a encontrarse en estos embrollos… “No, no, esto es normal”, responden los otros dos al unísono.

Ya metidos en faena, Jonatan y Citro se alternan los largos, intentando escalar rápidos y ágiles, para evitar riesgos mayores. La salida del sol les obligó a esperar a la tarde para terminar la ascensión. Al final, WI5, para una cascada que, posteriormente, descubrieron que se llamaba Perseverance, por una sola fotografía que encontraron, aunque durante la escalada “no encontramos nada de material”.

A pesar de todo, los tres regresaron fascinados de su periplo islandés, que se completó con algo más de montaña, aunque sin más cascadas por culpa de las condiciones. La conclusión, de Jonatan: “es un lugar con mucho potencial, con una roca basáltica muy buena y con pocas vías abiertas, porque la gente de allí no escala, y el dry tooling prácticamente ni ha llegado”.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.