800 M, WI6 XR, M5, 6A EN SASS PORDOI

Jeff Mercier y Korra Pesce abren ‘Ghost dog’, una gran línea mixta en Dolomitas

El francés y el italiano han vuelto a formar equipo para llevar a cabo una interesante empresa. Han abierto Ghost dog (800 m, WI6 XR, M5, 6a) en la cara oeste del Sass Pordoi (Dolomitas), sin utilizar anclajes fijos.


Desnivel.com | No hay comentarios |

“Meteorología anticiclónica, frío persistente, planning profesional y familiar comprensivos”, fueron los ingredientes del cóctel que se sirvió Jeff Mercier para disfrutar de un par de unos días libres para ir a escalar con su amigo de Chamonix Korra Pesce. Ambos son fanáticos de lo mixto, con más que interesantes realizaciones a sus espaldas, tanto por separada como juntos: por ejemplo en otoño de 2012 protagonizaron un par de remarcables aperturas en Pélérins y Peigne, dos emblemáticas agujas de Chamonix.

Tras una exhaustiva revisión de webcams alpinas, descubrieron la excusa que estaban esperando: “una vertiente rayada con un reguero de hielo de 1.000 metros ininterrumpidos”. Se trataba del grupo del Sella (Dolomitas). Así pues, se subieron al coche y pusieron de inmediato rumbo a Canazei. Un trayecto de ocho horas en que tuvieron un accidente sin consecuencias para ellos pero que terminó con un perro atropellado. Ese incidente les motivaría al final de la aventura a bautizar su nueva vía como Ghost dog (800 m, WI6 XR, M5, 6a).

Siguiendo la línea de Fedele

Después de un intento a una línea en el Sassolungo, infructuoso debido a las malas condiciones del hielo, ambos se trasladaron hasta el Sass Pordoi y su famosa cara oeste. Allí se fijaron en una línea que figuraba como no completada y que recorría tramos de hielo y terreno mixto, resiguiendo aproximadamente el mismo itinerario que la clásica Fedele hasta la gran terraza que separa la parte alta del muro, donde preveían desviarse más a la izquierda.

El primer día que rindieron visita a la línea, decidieron subir los seis primeros largos de Fedele -unos 150 metros- para echar una ojeada a las condiciones, limpiar de nieve ese primer tramo del recorrido y dejar un depósito de material allí, además de las cuerdas fijadas para la jornada siguiente. Con la oscuridad de las primeras horas de la mañana, remontaron esas cuerdas, alcanzando el punto más alto del día anterior a las cuatro de la madrugada.

A partir de allí, continuaron escalando en roca hasta el primer tramo de hielo fino, de unos 45 metros de recorrido, en el que encontraron un par de viejos spits. A continuación, tuvieron que vérselas con una gran estalactita cuyas dificultades estimaron en WI5+/6, antes de poder relajarse un poco para recorrer en ensamble un tramo de hielo húmedo de 50-70º. Una sección fácil pero que quisieron superar lo más pronto posible, para evitar que la llegada del sol les dificultara las cosas.

Los dos últimos largos antes de la gran terraza que divide el muro a falta de unos 200 metros para la cima ofrecían propuestas bien diferenciadas. El primero, por detrás de un gran cono de hielo, era difícil de proteger. El segundo, por su parte, recorría un free-standing de 30 metros que les obligó a una escalada técnica de WI6 aunque con mejor protección.

El muro superior

Una vez llegados a la terraza, y habida cuenta lo avanzado del día, Jeff Mercier y Korra Pesce decidieron salir de la pared y minimizar así los riesgos que hubiera supuesto escalar a pleno sol. Al día siguiente, ascendieron con esquís hasta la mencionada terraza, por la que accedieron de nuevo al punto en el que habían interrumpido el trabajo. Una vez allí, abandonaron el recorrido seguido por la Fedele para aventurarse por un diedro sensiblemente más a la izquierda. Aunque las dificultades de estos últimos 200 metros no fueron tan duras como las del día anterior, sí les obligaron a exprimirse para superar el hielo delicado y terreno mixto desplomado con unos grados estimados de WI5/+ y M5.

A reseñar que la vía fue escalada sin utilizar más anclajes fijos que el par de spits que encontraron en la parte inicial de la ascensión.


 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.