EXPLORANDO

Impresionante nueva vía de hielo de Kauffman y Vilhauer

Los alpinistas estadounidenses la han bautizado como Night terror, cuyas credenciales son VI, WI5+, AI4, M7, 85º… a más de 6.000 m de altura. La línea recorre la helada cara SO del Lobuje Este, en la región nepalí de Khumbu.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

El Lobuje (o Lobuche) Este es una de esas montañas de figura espectacular. Una pirámide perfecta que sobresale imponente en la cabecera del valle de Pheriche, en la región nepalí de Khumbu. Su arista sur es un itinerario relativamente frecuentado por expediciones organizadas por las agencias que operan en la zona, que prometen unas de las mejores panorámicas del Ama Dablam y del Tawuche a lo largo de la ruta. Se trata de uno de los picos de trekking más difíciles.

La primera ascensión del Lobuje Este está registrada a nombre de Laurence Nielson y del sherpa Ang Gyalzen, por la citada arista sur en 1984. También se hablan maravillas del campo base, situado a 5.551 m junto a un lago bajo la amenazadora y helada cara suroeste de la montaña. Y esa fue la vertiente elegida por Joel Kauffman y Jarad Vilhauer para trazar una impresionante línea hasta la cima.

Como introducción a estos dos nombres desconocidos, cabe reseñar que Vilhauer formaba parte de la expedición que logró la primera ascensión de la cara norte del Xuelian Oeste premiada con el Piolet d’Or 2010, que recibieron Jed Brown, Kyle Dempster y Bruce Normand. Vilhauer no pudo participar en el ataque, a causa de las congelaciones superficiales que sufrió unos días antes.

Una larga ascensión

Kauffman y Vilhauer descubrieron una estrecha línea de hielo en la parte de atrás de un enorme diedro granítico en el transcurso de sus trekkings de aclimatación en el paso de Cho La, según el British Mountaineering Council. Acceder al glaciar de la base de la vía requirió a Jarad Vilhauer escalar un largo de M7 a través de roca pulida a causa de la reciente recesión del glaciar. La cordada todavía tuvo que superar 300 metros con pendientes de 50 a 60º antes de alcanzar el pie de vía.

A partir de ese momento, la línea se volvió muy vertical, desembocando en el diedro granítico y escalando formaciones de araña de WI5+. A las que seguían más largos de M5, escasamente protegidos por cortos tornillos de hielo. La cordada tuvo que desviarse en una travesía a la derecha de unos cuantos largos cuando llegaron al súbito final de la línea, justo bajo la arista NO.

Allí, Kauffman tuvo que seguir un túnel horizontal de 20 metros bajo una cornisa para alcanzar la cresta, cubierta por una espesa capa sin fondo de nieve polvo. Dos horas y medias después, y tras 27 horas de haber dejado el campo base, alcanzaron el primer espacio llano de toda la vía, donde se sentaron a descansar sobre sus mochilas un breve instante. El tramo final de la cresta cimera les llevó hasta los 6.119 metros de la cumbre, que alcanzaron a las 4:30 de la madrugada. A continuación, realizaron el descenso por la ruta normal.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.