EXPLORANDO

Dani Arnold suma tres duras vías de mixto y hielo en el día

El escalador suizo realiza una auténtica maratón invernal con el encadenamiento de Flying circus M10, Mach 3 M9 y Crack baby WI6 en una sola jornada en el Breitwangflue.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Que Dani Arnold es otro ejemplo suizo de practicante de la escalada exprés ya se sabía. El compatriota de Ueli Steck (otro de los grandes en esto de las ascensiones rápidas) tiene en su currículum la ascensión de la cara norte del Eiger en 2 horas y 28 minutos. Y las habilidades de Dani Arnold con los piolets en la escalada en hielo tampoco era un secreto: encadenamientos como el de The hurting (XI, 11) en Escocia hablan por sí mismos.

Así pues, tampoco debe de sorprender que ahora haya unido ambas aficiones para realizar un auténtico maratón exprés de escalada en hielo y mixta. El escalador suizo se ha hecho con tres duras vías en la zona del Breitwangflue que totalizan 20 largos y más de 650 m de recorrido en el día. Concretamente, sus piolets pasaron el pasado 17 de enero a toda velocidad por Flying circus M10, Mach 3 M9 y Crack baby WI6.

Dani Arnold utilizó las más exigentes vías de esta zona suiza para poner a prueba su preparación de cara al proyecto patagónico en el que ya anda metido con David Lama como compañero de cordada y del que se espera que puedan salir importantes realizaciones. De hecho, Arnold ya tiene cierto bagaje en Patagonia, donde en 2010 se anotó la primera invernal de la Torre Egger junto a Stephan Siegrist y Thomas Senf.

Tres líneas de gran dureza

El alpinista suizo inició su jornada a las 5:30 de la mañana, partiendo desde Kandersteg, para empezar a escalar los 165 m de Flying circus a las ocho en punto, con Walter Fetscher como compañero. Esta línea debe su fama a haber sido el primer M10 del mundo, cuando fue abierta por Robert Jasper en 1998. Los escaladores se encontraron con cierta escasez de hielo en el primero de los cinco largos del itinerario, aunque eso no fue obstáculo suficiente para evitar que ascendieran con fluidez.

A las 11:30 de la mañana, Dani Arnold ya estaba listo para iniciar la ascensión de Mach 3, asegurado ahora por Renato Gisler. Esta vía fue también obra de Robert Jasper, quien la ascendió por primera vez junto a Markus Stofer en 2003. Sus cuatro largos y 150 metros de recorrido presentan unas dificultades de hasta IV y M9 que Dani Arnold se encargó de hacer parecer fáciles.


 

Para el final quedaba Crack baby, la vía más larga de las tres elegidas por el alpinista suizo de 29 años. Abierta en 1993 por Xavier Bongard y Michael Gruber cuenta con 11 largos que salvan 340 metros de recorrido, con dificultades de hasta IV y WI6. A las cuatro y media de la tarde, Dani Arnold se volvía a encordar a Walter Fetscher para llevar a cabo esta ascensión, que fue perfectamente bien durante su primera mitad.

Sin embargo, la llegada de la noche, al inicio del primer largo duro, provocó que las cosas se pusieran más difíciles y que el progreso fuera más lento de lo esperado. Además, las poco favorables condiciones del hielo contribuyeron a dificultar la situación. De todos modos, a las nueve de la noche y agotado, Dani Arnold conseguía chapar la última reunión de Crack baby y completar su paqrticular maratón de vías del Breitwangflue.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.