'LA GIOCONDA', WI6, 160 M

Cecilia Buil y Anna Torretta abren WI6 de hielo a 4.000 metros en Chile

La aragonesa y la italiana completan La Gioconda (160 m, WI6) en el Valle de Marmolejo, aprovechando los escasos períodos de buen tiempo que les brindó el invierno austral.

Cecilia Buil en La Gioconda WI6 del valle de Marmolejo (Chile)  (Anna Torretta)
Cecilia Buil en La Gioconda WI6 del valle de Marmolejo (Chile)
Isaac Fernández/Desnivel.com | No hay comentarios |

La comparación con entornos más próximos contribuye a proporcionar la perspectiva necesaria para valorar la última actividad de Cecilia Buil, realizada junto con la italiana Anna Torretta. Juntas han abierto La Gioconda (160 m, WI6) en el chileno Valle de Marmolejo, a más de 4.000 metros de altitud. «Sería como salir a pie de Montenvers, poner el campo base en el refugio de Cosmiques, aproximarse casi hasta la cumbre del Mont Blanc du Tacul y comenzar allí a escalar una cascada de grado 6», apunta Anna Torretta, a lo que Cecilia Buil añade: «pero sin los teleféricos ni las posibilidades de comunicación o rescate que ofrece Chamonix…»

Cecilia Buil y Anna Torretta ya habían demostrado anteriormente su extraordinario nivel como cordada femenina. La primera vez que se juntaron, en invierno de 2011, realizaron la primera femenina de Nuit blanche WI6 en los Alpes. Esta vez, su objetivo estaba sensiblemente más alejado y aislado, en los hielos del Valle de Marmolejo (Chile).  «Dos años atrás, había estado con José Romay ‘Josito’ explorando las posibilidades de nuevas aperturas en cascadas de hielo en la parte baja del valle», explica Cecilia Buil.

En aquella ocasión, su principal objetivo era la vía Senda real, situada a unos 5.000 metros de altitud. Sin embargo, el frío y viento excesivos para escalar en la parte alta les colocó en una situación incómoda. El resultado fue una nueva línea de WI5+ y una cata de los primeros dos largos de Senda real. «Una gélida ventisca nos tiró para abajo, pero me quedó grabado a fuego el potencial de dicho valle para escalar en hielo», indica Cecilia Buil, quien agrega que «allí, toda posible línea es vertical, al menos en un largo», y concluye que «tenía que volver en algún momento».

El mal tiempo

Esta vez, no tenían intención de ir tan arriba. Tras reunirse en Santiago y charlar con el fotógrafo y cámara Claudio Vicuña, salieron hacia el monte: tres horas en coche hasta el Valle de Marmolejo y seis horas en esquí de travesía desde el parking (15 km y 1.200 m de desnivel) las condujeron hasta el campo base, que estaba a su vez situado a dos horas de las cascadas que iban a ser sus objetivos.

«Cuando estuvo todo instalado, y con comida como para mas de una semana, fuimos al nuevo sector y escalamos un largo ya abierto por Josito y yo y otro nuevo que bautizamos Le bombardier«, narra Cecilia Buil. En el otro plato de la balanza, ella misma señala que «la cascada tiene encima una pared de roca mala de unos 200 metros que escupe constantemente piedras en cuanto le da el sol o hay mucho viento»

Tras abrir un nuevo largo de WI6 en el primer intento con Anna, Cecilia (para quien era el tercer intento), pone de manifiesto el primer contratiempo meteorológico, principal dificultad de la escalada en aquel lugar: «Volvimos al día siguiente para intentar completar la cascada, pero el viento y la consiguiente caída de piedras y hielo nos echó de nuevo para abajo. Tuvimos que bajar a Santiago por la llegada de un periodo de mal tiempo«.

La Gioconda

Una vez pasado ese período, ambas regresaron a la montaña y se reinstalaron en su campo base, tras limpiarlo de la nieve caída durante aquellos días. Al día siguiente, todavía de noche, el termómetro marcaba -10ºC cuando se levantaron para ir hasta pie de vía. Un trayecto que les costó dos horas de aproximación por culpa de la nieve caída.

Unas horas más tarde, «por fin al tercer intento, conseguimos completar La Gioconda (WI6, 160 m), a más de 4.000 metros de altitud», proclama orgullosa Cecilia Buil. Eso sí, no fue una escalada exenta de emoción: «El hielo en los largos nuevos, verticales de grado 6, lo encontramos poroso, trabajado por el sol, mucho más blando que en la primera parte, con protecciones dudosas. Tuvimos que darnos prisa, escalar lo más rápido posible, porque la temperatura subía por momentos y en poco tiempo el hielo se volvió blanco y los tornillos comenzaban a tener holgura. Cuando llegamos a pie de vía estábamos ¡a 20 grados! y llevaba un rato cayendo de todo».

El día siguiente, intentaron un largo corredor que terminaba en la parte alta del valle, cortado por varias cascadas verticales. Después de abrir trinchera durante un buen rato para llegar hasta pie de vía, «la acumulación de nieve en un campo inclinado a mitad de la posible vía y el riesgo de aludes nos hizo retirarnos a pocos metros del comienzo de la vía». Otra vez el mal tiempo, con una borrasca que trajo más nieve y viento, motivó a que decidieran despedirse del Valle de Marmolejo por esta vez.


 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.