EXPLORANDO

Silvo Karo y Franc Knez, condecorados con la Orden del Mérito en Eslovenia

En los años 80 y 90 Silvo Karo, Francek Knez y Janez Jeglic revolucionaron la escalada de grandes paredes con su estilo alpino en dificultades muy elevadas. Por desgracia Jeglic falleció en 1997 en el Nuptse, que escaló con Tomaz Humar, también fallecido recientemente. El pasado 22 de diciembre, Eslovenia les condecoró.

Autor: | 2 comentarios | Compartir:

Los alpinistas de categoría mundial, Francek Knez y Silvo Karo, fueron, el miércoles 22 de diciembre, galardonados con uno de los más altos premios del estado esloveno: la Orden del Mérito. La condecoración fue entregada por el presidente de la república Danilo Türk, quien premiaba sus logros en el mundo de la escalada en montaña en Eslovenia y por sus contribuciones mundiales a la reputación del alpinismo esloveno y al gran reconocimiento que esto supuso para el país.

Los alpinistas premiados fueron dos grandes personalidades de la época dorada del alpinismo esloveno durante las décadas de los 80 y 90. Son reconocidos por ser escaladores que se atrevieron con grandes paredes y por sus extraordinarias estadísticas (entre ambos, sus escaladas con cumbre se acercan a 7.000 vías) Particularmente destacables son las increíbles 729 primeras ascensiones de Francek, en lo que es, sin lugar a dudas, un logro de récord mundial.

El mundo del alpinismo moderno ya había reconocido que los dos, Francek Knez y Silvo Karo, son pioneros de la escalada alpina rápida y visionarios que buscaron sus retos en rutas de extrema dificultad en algunas de las mayores paredes del mundo.

Los dos alpinistas comenzaron a escalar en los años 70. Tener aspiraciones similares en cuanto al tipo de escalada y su calidad, fueron las razones por las que formaron cordada en 1982. En esta cordada también estaba incluido Johan Janez Jeglic, por lo que fueron bautizados como “Los tres mosqueteros”. Juntos llevaron por el mundo la imagen de los valientes alpinistas eslovenos. Su intuición y valor que impactó en el alpinismo mundial había sido pulida en las rutas salvajes y delicadas de las paredes de su país.

“Los tres mosqueteros” pusieron a las naciones tradicionalmente alpinas a sus pies cuando medios franceses, ingleses e italianos entre otros comenzaron a publicar historias sobre los valientes escaladores que nunca se dieron la vuelta, independientemente de las furiosas tormentas de la Patagonia  o de las heladas cuerdas del Himalaya. En la cima de su carrera este trío formado por Knez, Karo y Jeglic fue sin duda la cordada más fuerte en su estilo de todo el mundo: ellos lograron nuevos límites que todavía hoy no se han superado. Los tres mosqueteros de Eslovenia alcanzaron juntos la increíble cifra de 19 primeras ascensiones en los Alpes Julianos en sólo dos días.

Las ascensiones que más repercusión tuvieron a nivel mundial fueron las que realizaron en los gigantes de granito de la Patagonia, donde sus nombres quedaron grabados gracias a sus primeras en el Fitz Roy y Cerro Torre (como El diedro del diablo o la Directísima del diablo), casi todas sin repetir.

Francek Knez.  Gurú del alpinismo esloveno

Todavía en estos tiempos, los actuales escaladores se acercan con miedo y temor a las rutas abiertas por Francek Knez; incluso hay una regla no escrita que dice que al menos se debe añadir un grado de dificultad a sus vías. Es un escalador que nació con la misión de explorar el “mundo inútil”, pero nunca buscó fama ni atención, incluso cuando esto era lo que sus ascensiones le otorgaban.

Tuvo su propia percepción de montañas y paredes. Tomó parte en numerosas expediciones y, mientras otros se refugiaban de la lluvia, la nieve y el viento en las tiendas jugando a las cartas, Knez recargaba sus baterías con duras ascensiones por las morrenas glaciares en busca de cristales de roca u otras rarezas. De esta forma fue como consiguió conocer la roca que escaló; así se explica que él fuera capaz de encontrar pasajes en paredes que, de otra forma, probablemente nunca habrían sido descubiertos ni escaladas.

En los Alpes eslovenos realizó primeras ascensiones en las más importantes paredes de roca; en la cara norte del Triglav, solo, escaló 34 de ellas. Se convirtió en la única persona que abrió vías en cada uno de “los últimos tres problemas de los Alpes” (las caras nortes del Matterhorn, de las Grandes Jorasses y del Eiger) y también en las mayores paredes de los Dolomitas.

Hizo numerosas ascensiones en solitario, y en la cara norte del Eiger mantuvo el récord de ascensión rápida durante mucho tiempo. En dos horas escasas, escaló la ruta Walter Bonatti, en la pared del Dru. También en solitario escaló la ruta Krusic de la pared norte del Spik, mediante una escalada nocturna al Škrlatica.

Con un estilo innovador y un trabajo duro y sistemático, ayudó a elevar al alpinismo a niveles extremos. Knez asegura, sobre sus propias ascensiones, que “el alpinismo es un viaje solitario a través de valles salvajes hacia las soleadas cumbres del alma. Cualquiera que se ha detenido ante una pared de roca, que separa dónde estás de donde quieres estar, ha visualizado la grandeza de la vida (…) Cualquiera tiene un amigo, incluso si es una roca o una montaña. He dedicado mi vida a quien tiene un rostro de piedra que corta la niebla”. Una filosofía de montaña que vale más que mil titulares.

Desde el símbolo nacional esloveno del Triglav y su pared norte, subiendo hacia Sagarmatha, la diosa de la madre Tierra, más conocida como Monte Everest, la cima más alta del globo, Knez ascendió más de 5.000 rutas. Debido a sus logros, la tradición del montañismo esloveno ha tocado el cielo muchas veces.

Silvo Karo. Rey del granito

La excelencia del alpinista de Domzale quizá ha sido mejor descrita por un escalador argentino, el patagónico Rolando Garibotti. En una de sus entrevistas dijo: “Puedo decir que escalar con Silvo Karo es… como pilotar con Schumacher o jugar al fútbol con Maradona. Para mí, Silvo ha sido un héroe, un ídolo”.


 

De qué otra forma describir a un atleta con unas condiciones físicas que le hacen capaz de finalizar, en sólo 13 horas, un maratón de escalada de un día en el que escala tres paredes eslovenas, tres clásicos: la ascensión del  pilar Cop-Helba y descenso por la Ruta alemana  del Triglav. Después, caminata hasta Tamar, donde los dos kilómetros de altitud del Stena están seguidos de 800 metros de escalada de roca de la famosa Aschenbrenner hasta los salvajes muros del Travnik, para acabar cruzando las crestas de la montaña de Sita y descender a Zajeda; en total, más de 2.300 metros de escalada vertical.

Cómo imaginar un atleta que está tan determinado y es tan fuerte mentalmente que en las paredes de granito del Cerro Torre de la Patagonia, a pesar de la tormenta huracanada, el frío y una poco fiable protección, realiza una ascensión irrepetible y, al mismo tiempo, se las arregla para grabar la película “Cerro Torre, Cara sur” que ganó una prestigiosa Genciana de Plata en el festival de Trento.

Tres décadas de montañismo profesional, 1850 ascensiones alpinas, 170 primeras ascensiones, 24 expediciones de montaña, la épica subida al gigantesco Bhagirathi III (calificado como uno de los logros más grandes del alpinismo de grandes paredes), la cooperación con la famosa Nacional Geographic en el libro “Voices from the Summit”, siendo miembro del jurado en una de las más prestigiosos festivales en Banff, Canadá, miembro honorable de la élite del club inglés “The Alpine Club”, voz destacada en la preservación de las tradiciones de montaña locales y la idea inicial y desarrollo del prestigioso festival de montaña de Domzale colocan a Silvio Karo entre las leyendas del mundo de la montaña.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.