HISTORIAS DE LA HISTORIA

Primera al Broad Peak, la última cima de Hermann Buhl

Coronó con Kurt Diemberger, Markus Schmuk y Fritz Wintersteller en un estilo muy ligero. Fue el primero en hacer dos primeras a ochomiles y falleció días después en un accidente en el Chogolisa.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Hermann Buhl en el Broad Peak (junio 1957)  ()
Hermann Buhl en el Broad Peak (junio 1957)

En verano de 1957, los austriacos lograron su cuarta primera ascensión de un ochomil en el Broad Peak (8.051 m). Hermann Buhl había estrenado la cuenta con el Nanga Parbat de 1953 y volvería a reivindicar aquí su papel como la estrella más rutilante en el himalayismo de los años cincuenta. Iba a ser el primero en realizar dos primeras a ochomiles y, precisamente, solo su compañero en esta cima y en su fallecimiento, Kurt Diemberger, le igualaría tres años después en el Dhaulagiri.

Solo un intento previo

El Broad Peak (“pico ancho”) merece su nombre debido a la extensión de su cumbre, de casi kilómetro y medio de longitud y con varias cimas secundarias. Su altura no fue precisada hasta finales de la década de 1920 y el primer intento de ascensión solo fue en 1954… y de rebote.

Correspondió a la expedición alemana liderada por el controvertido Karl Maria Herrligkoffer, precisamente el líder de la expedición en que Hermann Buhl logró la primera del Nanga Parbat. El año siguiente de aquello, Herrligkoffer comandaba un supuesto intento al también virgen Gasherbrum I (se ascendió en 1958), pero tuvo graves problemas con los porteadores, que abandonaron en masa en Concordia, a dos días como mínimo del campo base de los Gasherbrums.

En lugar de abortar el intento o de enfrentarse a un trabajo descomunal transportando las cargas ellos mismos hasta el CB, Herrligkoffer decidió cambiar de objetivo e intentar el Broad Peak, que se eleva a poca distancia. Su improvisada tentativa por la cara suroeste fue, no obstante, bastante prometedora y alcanzaron unos 7.200 m antes de retirarse por culpa de una tormenta y temperaturas demasiado bajas.

Sin oxígeno ni portadores de altura

Los austriacos llegaron a los pies del Broad Peak, donde montaron su CB a unos 4.900 m, sin oxígeno ni porteadores de altura. De hecho, los propios alpinistas realizaron los porteos de los últimos kilómetros de aproximación, tras haber abandonado 23 porteadores sus cargas a 7 km del CB y otros 40 todavía antes, a 12 km del destino. Cada carga pesaba 35 kg y 60 de ellas llegaron al campo base. En la crónica de la expedición, señalaron este episodio como beneficioso para su aclimatación.

Se trataba de una expedición muy ligera, avanzada para su época, que proponía trasladar a las grandes montañas asiáticas las estrategias empleadas en los Alpes. Estaba formada únicamente por cuatro montañeros y el oficial de enlace pakistaní: el líder Markus Schmuck, Hermann Buhl, Kurt Diemberger, Fritz Wintersteller y Qader Saeed.

El 13 de mayo iniciaron su trabajo en la montaña, a través de un espolón en la cara oeste. Instalaron su C1 (5.800 m) tras haber superado un corredor de nieve, tramos de roca y una sección de nieve bastante inclinada. A continuación, un escalón de hielo les dio acceso a un gran plateau en cuya parte inferior situaron el C2 (6.400 m). Era el 21 de mayo.

Por encima del plateau, los austriacos coincidieron con la línea del intento alemán y pudieron aprovechar algunas de las cuerdas abandonadas tras su retirada de tres años antes. Markus Schmuck, Hermann Buhl, Kurt Diemberger y Fritz Wintersteller alcanzaron el C3 (6.950 m) el 29 de mayo, durante un primer intento de cumbre que los llevó hasta el famoso collado del Broad Peak (a unos 7.800 m), donde una tormenta los obligó a retirarse.

El mal tiempo los mantuvo en el CB hasta el 7 de junio, cuando los cuatro volvieron a lanzarse a por la cima. El 9 de junio, la cordada de Markus Schmuck y Fritz Wintersteller alcanzaba la cumbre del Broad Peak hacia las 17:05 horas de la tarde. Kurt Diemberger y Hermann Buhl lo hacían 45 minutos después.

Los cuatro miembros de la expedición habían trabajado como un equipo cohesionado y habían pisado la cumbre. Y todo en menos de un mes de esfuerzo en la montaña. La ruta que siguieron se ha convertido en la normal de la montaña y las ascensiones de hoy en día siguen necesitando generalmente los mismos tres campos de altura que los aperturistas.

Más cimas, más primeras

La expedición austriaca al Karakórum de 1957 no concluyó allí, a pesar del éxito que significaba la primera ascensión al Broad Peak. De hecho, se dividió en dos para intentar sendos sietemiles vírgenes: Markus Schmuck y Fritz Wintersteller fueron al Skil Brum (7.410 m) mientras Hermann Buhl y Kurt Diemberger se dirigieron al Chogolisa (7.665 m).

Markus Schmuck y Fritz Wintersteller llevaron a cabo una impresionante ascensión en puro estilo alpino que los llevó a coronar este pico situado enfrente del Broad Peak en una aventura de 53 horas de CB a CB. Desde el mismo campo base del Broad Peak, ascendieron en su primera jornada hasta los 6.060 m del Skil Brum, donde acamparon. Al día siguiente (19 de junio), alcanzaron la cumbre y regresaron a descansar a ese mismo campamento, para regresar al campo base del Broad Peak la mañana siguiente.

Por su parte, Hermann Buhl y Kurt Diemberger protagonizaron una aventura mucho más trágica y traumática en el Chogolisa. Partieron para allá el 20 de junio y el día 25 se lanzaron a por su intento de cima desde el C1 (6.300 m). Durante esa primera jornada llegaron hasta un collado donde instalaron el C2 (6.700 m) y donde tuvieron que permanecer todo el día 26 de junio por una tormenta. El día 27 escalaron hasta un collado a 7.000 m, donde se desencordaron para seguir la arista cimera hasta la cercana cumbre. Sin embargo, el tiempo empeoró súbitamente y, hacia las 13:00 horas y a unos 300 m de la cima, se dieron la vuelta. Durante el descenso de la arista, una cornisa cedió bajo los pies de Hermann Buhl, que desapareció para siempre. Kurt Diemberger narró posteriormente el triste episodio de la desaparición de su maestro en el libro Entre cero y ocho mil metros, del que Desnivel.com publicó un extracto en 2018.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.