Nepal: escalar y también aportar

Los chilenos Lucho Birkner, Juan Pablo Mohr y Mateo Barrenengoa se propusieron no solo ir a escalar a las montañas y rocas del Himalaya nepalí, sino dejar algo a cambio en las comunidades locales que tanto nos ofrecen. El resultado fue un nuevo rocódromo y un sector deportivo en la aldea de Monjo, en el valle de Khumbu, y talleres para que los sherpas locales puedan escalar y gestionar sus propios recursos.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

El proyecto surgió hace un año, con la visita de Conrad Anker a la casa de Lucho Birkner, en Chile, donde había viajado a presentar una película en el tour del festival de cine Banff.

Allí comenzó una conversación sobre la vida de los sherpas, sobre lo que sabían y lo que les faltaría aprender para poder mejorar en lo que hacen. Al oír a Conrad que lo que faltaba en la zona era gente que fuera a equipar vías de escalada, y a entrenar a los locales en el uso correcto del equipo para esta disciplina, Lucho le mostró su proyecto “Sharanam Ganesha”, realizado junto a Sonja Schenkel dos años antes en India, donde habían ido a entregar material de escalada y conocimientos a los jóvenes indios de la población de Badami, para que en un futuro pudieran convertirse en escaladores de sus propias rocas (documentado por Mateo Barrenengoa en esta película). La idea de replicar esto en Nepal empezó a tomar forma.

En aquella conversación también se encontraba el ochomilista chileno Juan Pablo Mohr, que en los meses siguientes tenía previsto ir a escalar el Everest y el Lhotse, con lo que planificaron realizar el proyecto de forma conjunta.

Para Juan Pablo, poder dar este regalo a la comunidad antes de intentar sus ascensos era la mejor ofrenda que podía hacer. El plan se puso así en marcha, bautizando el proyecto como “Bajo la gran Montaña”, que llevaron a cabo en abril de 2019 y sería documentado por el cineasta Mateo Barrenengoa.

Posteriormente han vuelto a realizar otras iniciativas similares, como la realizada recientemente en Surinam, que os contamos hace unos días. El mismo Lucho nos lo cuenta en primera persona.

Viajar, escalar, filmar y aportar

Somos viajeros por esencia y hace algunos años decidimos desarrollar proyectos que nos permitan viajar, escalar, filmar y aportar algo a las comunidades locales que siempre nos reciben con los brazos abiertos.

Esta vez resultó ser Nepal y, sin mucha logística previa, nos cargamos con más de 200 kilos de equipo resultante de donaciones y patrocinios (entre ello todo lo necesario para la apertura de nuevas rutas, donaciones de equipo de escalada deportiva para los sherpas y materiales para la construcción de un pequeño rocódromo para una escuela) y partimos a Katmandú.

Lo único que sabíamos era que queríamos hacer este proyecto en el valle del Khumbu, por lo que rápidamente tomamos un vuelo a Lukla, uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo, que te deja en medio de las grandes montañas del Himalaya nepalí.

Una vez en el valle, comienza nuestra caminata cerro arriba, en dirección al Everest. Nuestra misión era encontrar roca de buena calidad que estuviera cerca de una escuela para poder crear un puente directo entre la construcción del rocódromo y la zona de escalada, para así poder enseñar a los adultos a usar el equipo de deportiva, mientras que los más pequeños podrían aprender en el murito para luego ser llevados por sus propios padres a las rocas cercanas.

Proyecto "Bajo la Gran Montaña", Nepal.
Proyecto «Bajo la Gran Montaña», Nepal

No fue fácil encontrar esta combinación, pues el valle tiene muchas rocas hermosas y de calidad en su camino hacia el Everest, pero cuando las encontrábamos no había una escuela cercana, y cuando encontrábamos una escuela, faltaba una roca cercana que nos llamara la atención.

La combinación perfecta: Monjo

Después de tres días caminando por este hermoso valle dimos con nuestro diamante: una roca perfecta de calidad excelente y que además se encontraba a escasos metros de la pequeña escuela de Monjo. Monjo es una de los tantos pueblitos budistas que vas pasando de camino al Everest.

En esta escuela se encontraba el profesor Pasang Sherpa, que en cuanto le contamos nuestro proyecto se puso nuestra parte, dispuesto a ayudar en lo que fuese necesario para llevarlo a cabo.

Las rocas que queríamos equipar estaban por unos metros incluidas en el término del Parque Nacional Sagharmata (al que pertenecen montañas como el Everest, el Lhotse o el Ama Dablam, entre otras), lo que podría complicar las cosas a la hora de conseguir los permisos necesarios para equipar un sector de escalada. Para esto subimos al pueblo Namche Bazar, donde esperamos cuatro días hasta que llegó por fin este permiso, que venía directamente de Katmandú.

Esa misma tarde en Monjo todo se dio muy bien y pudimos cumplir nuestro primer objetivo, que era la construcción de un pequeño muro de escalada en la escuela, gracias a la ayuda de la gente local y de los niños del pueblo. Ver a los niños encantados con ese regalo hace que todo valga la pena, y mejor aún, ver a los adultos motivados con el proyecto, nos daba la esperanza de que perduraría en el futuro.

Proyecto "Bajo la Gran Montaña", Nepal.
Proyecto «Bajo la Gran Montaña», Nepal

Talleres, escalada y mucho potencial

Al día siguiente comenzamos los talleres y actividades en el rocódromo junto con la noble visita del lama budista del pueblo, quien vino a bendecir el nuevo muro, sin duda un momento muy importante para nosotros y para la aldea en general. Los niños demostraron habilidades innatas y disfrutaron mucho de la escalada, de ponerse sus nuevos pies de gato y untarse las manos con magnesio para disfrutar de su nuevo juguete.

A lo largo de los siguientes días Lucho y Juan Pablo equiparon una decena de rutas de una calidad alucinante en la roca que solo estaba a cuatro minutos caminando de la escuela. Las vías son todas de 30 metros de largo, y las dificultades varían, hay desde sextos a octavos o incluso más, lo que lo convierte en el sector deportivo con vías más duras de Nepal.

Proyecto "Bajo la Gran Montaña", Nepal.
Proyecto «Bajo la Gran Montaña», Nepal

Además el sector tiene mucho potencial para la apertura de muchas más vías, rodeado de un paisaje único por sus grandes montañas y sus hermosos pueblos.

Durante nuestra estancia también realizamos talleres de manejo de las cuerdas y uso del equipo, así como de las técnicas básicas de escalada, de forma que los adultos pudieron escalar de primeros ellos solos las vías sin nuestra ayuda, asegurándonos de que lo podrían seguir haciendo cuando nosotros nos fuéramos, con el equipo que les dejaríamos.

No faltaron grandes días de fiesta, en los que tanto niños como adultos pudieron escalar sus rocas por primera vez, fue un verdadero espectáculo para todos, pues se abría la posibilidad de practicar un nuevo deporte en un lugar que siempre estuvo ahí, pero que nadie había habilitado antes. Estábamos todos realmente felices.

Proyecto "Bajo la Gran Montaña", Nepal
Proyecto «Bajo la Gran Montaña», Nepal

¡Incluso hoy en día, meses después de nuestro viaje, nos siguen llegando fotos y vídeos de los niños escalando las rocas de su aldea junto a sus padres y profesores!

Cualquier esfuerzo vale la pena cuando ves que cambiaste la vida de un par personas en algún lugar del mundo. Unas semanas después Juan Pablo Mohr ascendió el Monte Everest y el Lhotse sin oxígeno haciendo historia para el montañismo en Chile (y batiendo además el récord de velocidad del momento en dos ochomiles sin oxígeno, subiendo ambos en seis días).

Tráiler «Bajo la Gran Montaña»

Próximamente lanzaremos el documental de este proyecto, de momento os dejamos por aquí el tráiler:

Agradecemos profundamente a quienes confían en nosotros y nos brindan ayuda, especialmente a Haka Honu, The North Face, Petzl Chile, Just Climb y Evolv, Karun, La Recauchadora, Keep Climbing, Gimnasio el Muro y Pica Films.

Tanto Lucho Birkner como Juan Pablo Mohr pertenecen además a la fundación Deporte Libre, que trabaja en proyectos sociales, utilizando los beneficios del deporte –especialmente la escalada– para combatir problemas como la exclusión social o la inseguridad.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel 406 Abril/Mayo 2020

Desnivel nº 406

En este número de abril/mayo es un Especial Mujeres 150 años de alpini…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.