EXPLORANDO

Mi montaña ganadora del Premio Desnivel de Literatura

Edurne Pasab n nos cuenta sus impresiones sobre esta novela ya que, a pesar de su apretada agenda, accedió encantada a ser miembro del jurado. «La novela ganadora es intimista y sentimental» confiesa.

| No hay comentarios |

Además de Edurne Pasabán, en el jurado también está Felipe Colorado, ganador de la pasada edición del Premio con la novela OM, Darío Rodríguez y yo misma. Este año la cosa estaba complicada porque las cuatro obras finalistas tienen un alto nivel.

Cuando llegamos a la librería Desnivel todos los miembros del jurado teníamos claro que la cosa estaba entre dos manuscritos: Mi montaña de Eider Elizegi y El arte de sobrevivir de Toni Paradell. Sobre la segunda argumentábamos que, al ser relatos cortos era fácil de leer, cada relato resultaba una pequeña joya. Felipe había elegido una frase de uno de los cuentos: «Lo más importante cuando se escala es no precipitarse» y aseguraba que era un conjunto de relatos pleno de magia y fantasía. Seguimos deliberando, entre firma y firma de Edurne, ya que se acercaron a la mesa unas diez personas para pedirle un autógrafo; desde chicas jóvenes a míticos escaladores de los que abrían vías en la sierra de Gredos…

Cuando comenzamos a hablar de Mi montaña comprendimos que iba a ser la obra ganadora, por su frescura, por su poesía. Según Edurne «no es una historia de grandes montañas ni grandes aventuras, es una aventura íntima y cercana».
A veces parece que las grandes historias son sólo de grandes hechos de enormes paisajes y largos viajes en avión… pero todos sabemos que las grandes historias son las que son capaces de transportarnos a lugares inaccesibles, las aventuras que tienen el poder de quitarnos las arrugas del corazón.

Mi montaña es un bello relato sobre la cotidianidad de una mujer en un refugio de alta montaña. Como decía Felipe «un diario de expedición en cien metros cuadrados con agradables reminiscencias de Saint Exupery y Miriam García».

De momento no os vamos a desvelar más sobre esta historia de montañas y sueños, ni sobre su ganadora Eider Elizagi, que anda perdida en Bolivia y nos ha mandado un correo electrónico: «GRACIAAAAAS!!! Mi hermana me ha enviado un correo electrónico. En fin… estoy MUY contenta! La verdad es que ya casi creía que era imposible que Mi montaña fuera premiada! Gracias!!! Esta misma tarde he llegado a Potosi. Es una ciudad mucho más bonita de lo que me había imaginado! Por aquí tengo varios contactos para ver la situación de los niños mineros y… ver lo que se esta haciendo y se puede hacer por ellos…» Sólo deciros que la podréis ver editada antes de navidad y que es un relato imprescindible que no os podéis perder.
Gracias a todos los participantes en esta edición del Premio Desnivel. Pronto estarán listas las bases para el Premio 2011. No dejéis de contarnos vuestras historias.

Pati Blasco

No es una historia de grandes montañas ni grandes aventuras, es una aventura íntima y cercana.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.