1913-1914

La revista Peñalara, historia viva

La Comunidad de Madrid edita un facsímil donde se rescatan los doce primeros números de una revista que vio la luz a comienzos de siglo.

| No hay comentarios |

Ni los más optimistas pudieron en algun momento pensar que aquella revista que echaba a andar allá por 1913 de la mano de Los Doce Amigos llegaría a convertirse algun día en toda una referencia dentro del panorama alpinístico nacional.

De aquellos años queda el recuerdo. Peñalara ha tenido que elegir entre adaptarse o morir. Adapatarse a los nuevos tiempos, al triunfo de la tecnología, o aferrarse a sus raíces y acabar moriendo de orgullo. Peñalara eligió lo primero y la apuesta no le ha salido mal del todo. Son pocas las revistas que pueden presumir de contar con tantos años de vida y, muchas menos, las que pueden hacerlo con tan buena salud. No obstante, Peñalara también sigue guardando la esencia de aquellos relatos de comienzos de siglo envueltos por la belleza y el misterio que esconde la montaña.

La revista Peñalara, que no quiere ser menos y va camino de celebrar su particular centenariazo, es la historia viva de un siglo. La historia de dos guerras mundiales o la historia del triunfo de regímenes dictatoriales como el vivido en nuestro país. Todo ello visto de cerca. O de lejos, según como se mire, porque de otra manera no se entendería que haya sobrevivido a la censura y a la represión franquista.

Camino de cumplir los cien años de vida, la Comunidad de Madrid cree que ha llegado el momento de reconocer toda una trayectoria intachable, dedicada por completo al mundo de la montaña, y que mejor manera de hacerlo que sacando al mercado de nuevo los doce primeros números de esta publicacion, una verdadera pieza de coleccionista si tenemos en cuenta que en todo el mundo tan sólo existen cinco colecciones completas de la revista.

Nos acercó Guadarrama

Así comienza la excursión al Canto de los Cedazos... Foto: J.A. Meliá.Así comienza la excursión al Canto de los Cedazos… Foto: J.A. Meliá.

Con más de 500 números a sus espaldas, la revista de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara se ha convertido en soporte de testimonios históricos, relatados por montañeros con vocación de periodistas, anónimos y afamados, todos ellos apasionados por la sierra de Guadarrama.

A lo largo de su dilatada historia, tan sólo interrumpida durante el estallido de la I Guerra Mundial y durante la contienda civil de 1936, la revista Peñalara ha supuesto una ventana abierta al conocimiento de la sierra de Madrid desde su interior, desde esos recónditos parajes que sólo conocen los habituales del lugar y en los que se esconde la verdadera belleza de este maravilloso enclave.

De este primer tomo de la edición facsímil rescatamos, por ejemplo, los relatos y descripciones de las excursiones realizadas por los Doce Amigos como la marcha al Canto de los Cedazos, las excursiones a La Maliciosa y la Pedriza de Manzanares, las realizadas por Somosierra o la ascensión a la Mujer Muerta.
Estos textos se acompañan de noticias de aquella actualidad, de poesías, de fotografías y de documentos sobre otras zonas montañosas de España e incluso del mundo.
Un ejemplo del lenguaje poético y refinado del que hace gala la publicación pueden ser los siguientes versos del poeta salmantino de finales del S.XIX, José M. Gabriel y Galán, que recuerda de esta manera su añorado Gredos:

        …Y ahora vivo las miserias
        De los hombres y los pueblos,
        Sus dorados artificios,
        Sus mezquinos devaneos,
        Lo grotesco, lo imposible,
        Lo deforme, lo pequeño…
        Y respiro aire de cárcel,
        Y en la jaula me revuelvo,
Y me muero de nostalgia sin vosotros,
¡Hondos valles, anchas cimas, altos cielos!

Pepe Hurtado, 8 años al frente del club

Pepe Hurtado, actual presidente del Club Peñalara Archivo DesnivelPepe Hurtado, actual presidente del Club Peñalara Archivo Desnivel

Quizá no haya nadie mejor para explicar todo lo que representa Peñalara dentro del mundo de la montaña. En su octavo año de presidencia, Pepe comparte con todos nosotros la alegría de haber llegado al número 500 de la revista Peñalara y la manera tan entrañable que ha tenido la Comunidad de reconocer todos estos años de dedicación. Pepe lleva dentro su cariño por la montaña, por Guadarrama y por esta revista que sigue estando hecha entre amigos…

El año pasado alcanzasteís nada menos que los 500 números, ¿a qué crees que es debido este éxito?
Llegar al número 500 es un hito dentro de las publicaciones de montaña. No hay ninguna otra revista de montaña que lleve tanto tiempo. La única que estaría a nuestra altura sería la del Centro Excursionista de Cataluña, pero ésta nace como un boletín y siempre queda limitado a la zona de Cataluña y a temas más bien regionales. La revista Peñalara, por el contrario, supone un órgano de expresión del alpinismo madrileño pero que abre sus puertas y sale a Pirineos, Picos de Europa e incluso a los Alpes. Supone una referencia para el montañismo español abierto a todo el mundo.

Pero sus raices se encuentran en Madrid…
No, lo que ocurrió es que la revista, que nace en 1913, aparece en el mismo momento que el club. En sus comienzos se llamará el club de Los Doce Amigos porque en aquella época era costumbre que los clubes fueran cerrados a un número determinado de socios. A los dos años pasó a llamarse Peñalara como tal, y puede que en ese sentido los dos primeros años sí que se centrase más en Madrid, pero inmediatamente se abrió a todo el que quisiera.

Peñalara, desde el Paular. La foto de R. González data de 1914.Peñalara, desde el Paular. La foto de R. González data de 1914.

De Los Doce Amigos habeís pasado a…
Una junta directiva que trabaja altruistamente. Perteneces como socio al club y de ahí puedes pasar a formar parte de la junta directiva y llegar hasta ser presidente. Esto es como los americanos, puedes llegar a ser presidente en cuanto te lo propongas (risas).

¿La redacción también corre a cargo vuestro?.
Si, lo más importante de la revista, además de su antigüedad, es que no tiene nada que ver con la profesión periodística. Todos son amateurs, desde el que hace la revista hasta el que escribe. Puede que en algún caso el director de la revista sea un profesional de la comunicación, como ocurrió hace un año con Juanjo Zorrilla. Él era socio del club y se hizo cargo de la revista. Pero esa fue la única que vez que al frente de la revista hubo un profesional del periodismo.

¿Que crees Pepe que conserva la revista de sus primeros años?
Quizá el caracter de denuncia sobre temas concretos que afectan a nuestro alpinismo cercano. Nosostros siempre hemos estado volcados en el tema del Guadarrama. Empezamos desde el año 20 a pelear porque el Guadarrama fuera un parque nacional y ha sido una constante a los largo de estos 90 años. Y todavía seguimos en ello…
Igual ocurre con los refugios. Peñalara como club ha hecho muchos refugios tanto en Pirineos como en Picos de Europa y ahora han salido polémicas respecto a los mismos. Nosotros estaremos siempre ahí defendiendo los intereses de la montaña.

Como se lee en el artículo Peñalara ha aprendido a daptarse a los nuevos tiempos, ¿esto ha sido fácil?
Ahora mismo Peñalara es una revista moderna. Aunque no disponemos de los recursos económicos que nos gustaria, hoy día de las 60 páginas que salen alrededor de un 30% son en color. También se ha tenido que adaptar el formato.En suis inicios tenía uno similar al viene utilizando hoy día National Geographic y salía cada mes. Luego se cambio el formato y se cambió la periodicidad. Pasó a salir dos veces al año, seis, doce… siempre muy variable. Ahora llevamos bastante tiempo en que la revista sale cuatro veces al año.

D. Nicolás Ortega Cantero, miembro de honor de Peñalara. Foto: RSEA Peñalara.D. Nicolás Ortega Cantero, miembro de honor de Peñalara. Foto: RSEA Peñalara.

Hubo dos momentos en los que la revista no puede salir, en 1914 y en la guerra civil española.
En 1914 no hubo gente para poder escribir. En los primeros 14 meses de la publicación salieron doce números, pero no se perdíó la tirada. No ocurrió lo mismo en la guerra civil. Ahí sí se perdió la tirada. Por aquel entonces no estaba la cosa nada bien…

Para sobrevivir todo este tiempo, supongo que la publicación siempre se habrá visto obligada a mantenerse al margen de la política.
Siempre. La revista, al igual que el club, es totalmente apolítica. Yo no conozco que se haya vertido nunca una opinión en ese sentido. Si que es verdad que hay momentos, una vez que acaba la guerra civil, donde se ve que andan con más cuidado en las cosas que se dicen debido a la censura… pero nunca hubo proclamas hacia ninguna tendencia política.

¿Cómo se vivieron los años del franquismo?
En algunas revistas aparecen personajes que en aquel momento era obligado sacar, como el general Moscardó o Franco. Aunque Peñalara se ha distanciado siempre de cualquier gobierno, la coyuntura política se dejaba notar. En 1927 el rey Alfonso XIII le concede el título de Real sociedad Peñalara. En la época de la República desaparece la corona y pasamos a llamarnos simplemente Sociedad Peñalara. Viene la guerra civil y volvemos a llamarnos Real Sociedad…

Y ahora, ¿a seguir la misma línea y celebrar el centenario?
Sin duda. Ahora más que nunca, Peñalara tiene mucha vida.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.