La revista Escalar ve por última vez la luz

Este número que acabamos de editar es la despedida de Escalar. Atrás dejamos 113 revistas en papel que contienen el relato de lo que ha sido la escalada deportiva desde que Escalar comenzó a editarse en julio de 1997.

Autor: | 3 comentarios | Compartir:
Portada de la revista Escalar 113.
Portada de la revista Escalar 113.

El creador de la revista Escalar fue José Manuel Velázquez “Cristo”, y no podía ser de otra manera porque se trata de una de las mentes más despiertas, cultas y transgresoras del periodismo de montaña.

Un gran escalador que, a la vez, cuenta con una inteligencia y agilidad mental que genera sobre cualquier tema una respuesta rápida en clave de humor.

 José Manuel abandonó a su criatura, Escalar, para entrar a formar parte de la redacción de la revista Desnivel.

Un mundo algo más serio pero en el que ha sabido dejar, en muchas de sus páginas, su propio estilo.

Llevó de la mano un tiempo a su sucesora, Pati Blasco, hasta dejar la revista a su cargo. Escaladora, apasionada de la vida pirata y las palabras. Una mujer idealista, siempre fiel su manera de vivir la vida, que es capaz de llevar a sus últimas consecuencias.

Pati vive intensamente la escalada y las experiencias al aire libre y tiene una capacidad única para sembrar de poesía y filosofía un mundo aparentemente tan técnico y deportivo como el de la escalada.

Tras su paso por la revista decidió centrarse en los libros; en escribirlos y ayudar a otros, como editora, a ir más allá en sus palabras y pensamientos para que historias cargadas de magia vean la luz.

Y sigue escalando y transmitiendo con bellas palabras sus sentimientos de mujer, madre y escaladora.

Y la sustituyó Jordi Pastor otro que tenía las manos gastadas de magnesio y roca. Periodista riguroso, unido a sus antecesores en amistad y batallas al otro lado de la cuerda… quizás el más profesional de todos los que dirigieron esta atípica revista.

Tras su paso por Escalar Jordi siguió el camino que su espíritu de periodista le pedía para trabajar en El País especializándose en el mundo de los viajes.

La última en recoger el testigo ha sido Eva Martos, también con el impulso de subirse por las piedras aunque de corte menos deportivo y más tirando para la tapia.

En realidad Eva no quería hacerse cargo de Escalar porque ya sus amigos José Manuel, Pati y Jordi la previnieron de lo que se le venía encima… pero es una mujer valiente y decidida y aguantó ¡43 números! Ella había seguido el camino inverso a José Manuel: comenzó trabajando en la redacción de Desnivel que dejó para vivir unos años viajando y escalando por el mundo hasta recalar, a su regreso, nuevamente en la redacción y hacerse cargo de esta revista que parece sencilla pero siempre encierra una gran complejidad.

Una revista abierta a quienes quisieran embarcarse y tripular cada número para transmitir, compartir conocimientos, zonas de escalada y profundizar en los interesantes personajes que pueblan este mundo de rocas y superación.

Escalar nunca fue un proyecto viable, pero soñábamos con que la escalada deportiva y sus protagonistas se merecían un hueco más amplio que unas pocas páginas entre alpinistas y montañas o unas fotos perecederas en las redes sociales...

Hay proyectos que alientan, impulsan y sostienen una parte importante de este mundo de encadenes y competiciones: a todos los escaladores y escaladoras que quieren información contrastada, a todos los colaboradores, fotógrafas, entrenadores, escritoras, periodistas… que son una parte esencial para la historia que se cuenta y que queda de esta comunidad.

Con tristeza, tenemos que reconocer que, en los tiempos que corren, con internet y las redes sociales en pleno auge, y con el mundo del periodismo intentando buscar un nuevo y digno lugar, es inviable continuar editando Escalar.

Son los tiempos y hay que aceptarlos. Con todo lo positivo que traen: otra forma de comunicación más rápida, más abierta y democrática, más libre, más participativa. Y también hay que aceptar todo lo que se llevan.

Publicar en papel exige tiempo y reflexión. Contar con un espacio limitado, un final físico, como el de la propia vida. Estos límites favorecen la selección de contenidos: cuando no cabe todo es necesario reflexionar la importancia de cada palabra para darle su espacio.

También exige a la redacción buscar temas nuevos, creativos, diferentes… temas que, difícilmente, un lector encontrará en las redes sociales o internet.

Detrás de una revista como Escalar está un oficio en peligro de extinción: el periodismo, que realiza un personaje poco o nada visible, que no habla de sí mismo sino de los demás.

Un personaje cuyo oficio es contar historias que sean interesantes, publicar información contrastada, investigar, documentar.

Mantener viva la leyenda de la escalada, hablando no sólo de quienes están haciendo actividades increíbles ahora sino de aquellos que nos precedieron, motivaron e inspiraron. Aquellos que han hecho posible lo que es hoy el mundo de la escalada que vivimos.

Publicamos en papel y también en digital. La página web de Desnivel es la más importante del mundo de la montaña de habla hispana. Y tenemos muchos seguidores en nuestras distintas redes sociales. Ponemos la máxima atención en los dos formatos y al mismo tiempo podemos observar que ni el proceso ni el resultado es el mismo.

En digital se escribe rápido, con presión, con la sensación de que se puede borrar, con la premisa de “cuanto más mejor”… El papel entraña la responsabilidad de que lo que escribes quedará allí para siempre, hay más tranquilidad para revisar los textos que además pasan por otros compañeros de redacción -que aportan su granito de arena- hasta ver la luz.

Me pregunto dónde quedará recogido todo lo ocurrido en nuestro mundo de rocas a partir de ahora ¿En las redes sociales donde la gran mayoría escribe para “promocionar” su marca personal? ¿En internet dónde hay información de calidad y también mucha sin contrastar hasta el punto de que , en ocasiones, llega un momento en que todo se mezcla?

La desaparición de Escalar deja un gran vacío. También deja un gran tesoro: Un inmenso libro de casi ¡8.000 páginas! De información contrastada, seria, rigurosa y también divertida e irreverente. De diseños pensados con arte, de titulares que llevan mañanas enteras… Un inmenso libro que constituye un legado para las próximas generaciones.

Seguiremos contando lo que pasa en el mundo de la escalada en nuestras redes sociales y en la web y páginas en papel de nuestra revista hermana Desnivel. También en los libros que editamos.

A quienes hemos formado parte de este proyecto nos entristece pasar página. Y también nos sentimos inmensamente agradecidos de los tiempos que hemos podido protagonizar.

Quién sabe si nos encontraremos de nuevo con el sonido gamberro y culto de José Manuel “Cristo”. La poesía e idealismo de Pati. La profesionalidad de Jordi. El espíritu coherente y eficaz de Eva. Y con tantas gentes que nos habéis acompañado estos años escribiendo en nuestras páginas o comprando la revista o mandando imágenes e info. O simplemente disfrutando, equipando y cuidando este paisaje de rocas.

Quizás, un día, la magia de las palabras mezclada con el olor del papel vuelva a ser una cordada imprescindible para contar la historia de la escalada. Ese día ahí estaremos. A vuelta de página.  Mientras tanto nos vemos a pie de vía.

Darío Rodríguez


 
Lecturas relacionadas
Portada de la revista Escalar 113.

Escalar nº113

¡Adiós!l Este es el último número de la revista Escalar. Entrenamiento…

3 comentarios

  1. Gran lástima. Desconozco el caso desde el seno. Pero creo que el Ministerio de Cultura y Deportes debería ayudarles con subvenciones.

  2. Una gran lástima. Siempre me traerá recuerdos de los momentos de relax en el Bulderking, cuando cogíamos las revistas que había por allí, cubiertas de magnesio y medio deshechas, para leerlas un rato. También es verdad que algunos deberían haber entrenado más y haberlas leído menos, ¿eh, Dani? No me extraña que nunca consiguieras hacerte el techo entero…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.



 

Novedades editorial

Últimas noticias