EXPLORANDO

La esbelta figura del Ama Dablam

Hasta la Librería Desnivel se acercaron los alpinistas leoneses Roberto de Paz y Emilio Valdés para contarnos sus 28 días de aventura en el Ama Dablam, una de las montañas más bellas del Globo.

| No hay comentarios |
Emilio Valdés (derecha) y Roberto de Paz en la Librería este miércoles 23 de mayo.- Foto: Jorge JiménezEmilio Valdés (derecha) y Roberto de Paz en la Librería este miércoles 23 de mayo.- Foto: Jorge Jiménez

Para hablar de la belleza se suelen usar infinitos sinónimos, argucias técnicas de escritor bienhadado o símiles encantados. Yo lo voy a hacer con palabras de montaña. Quien diga que el Ama Dablam es la montaña más bella de la Tierra, sin duda alguna, se equivoca. La montaña es hermosa según con que ojos se miren. Ahora, se acertará de pleno cuando se proclame que ante su esbelta figura de dama blanca, ante su línea aérea de nieve y roca uno se sobrecoge hasta saciar sus ojos y, si hay suerte, su espíritu. 

«El Ama Dablam es más que una montaña, es la cumbre sagrada del pueblo sherpa, es un símbolo para una cultura y para el alpinismo», comenzaba así su charla Emilio Valdés, que acompañado de Roberto de Paz, acudió a la Librería Desnivel un 23 de mayo para hablar sobre una de las cimas perfectas que nos reinan, y luego el DVD.  Para ilustrar la importancia de dicha montaña en el Nepal, nos recuerdan que el Ama Dablam y su vertiginosa imagen aparecen impresas en el billete de una rupia. «Hace siete años se me quedó su figura grabada en la mente», y así se alumbró una aventura que les hizo hollar la cima del Collar de la Madre.

Iban sin sherpas, al yo me lo guiso y yo me lo como, ayudados, eso sí, por las cuerdas fijas que instalaran otros antes que ellos. «Hoy en día todos nos quejamos de las expediciones comerciales, pero sus sherpas son los que nos preparan el camino a la mayoría. Si el Ama Dablam no estuviera equipado no lo subía ni Dios». Vale. Pues adelante con ello. La cinta se establece tres pilares que pueden hundirse, tres posibles errores que nunca fueron -en este caso, al menos-. ¿Quién puede conquistar la belleza?. Nadie. ¿Primer error?. Se encuentra con Juanito Oiarzabal, selvático animal, y les comenta que llegan tarde, que en noviembre ya hace mucho frío. En otra ocasión les dijo lo mismo y no hicieron cumbre. ¿Segundo error?. Los grandes también se equivocan. El mismo Hillary dijo que el Ama Dablam era inescalable, y él mismo dirigió la primera expedición que lo conquistó. Hillary iba en busca del Yeti, entre otras cosas. ¿En busca de qué van Roberto y Emilio?.

Oro y Carbón

La esbelta figura del Ama Dablam.- Foto: Jerónimo LópezLa esbelta figura del Ama Dablam.- Foto: Jerónimo López

Veinte kilos a la espalda. Comienza la ascensión. Las mochilas se hacen muy pesadas. Debieron coger sherpas. ¿Tercer error?.  Pero algún duende que vive a 6.812 metros les espera. Y les llama. Van por la vía normal, la menos normal de todas las normales del Himalaya. El Ama Dablam ya se ha cobrado demasiadas vidas, ha vivido demasiadas tragedias. Ha asolado el mundo de alpinismo con historias tristes e historias mágicas.

«Imaginad tener una bolsa de plástico en la cabeza impidiéndoos respirar. Tirar de un carro de la compra a reventar, subiendo por un andamio, con unas gafas de buceo que se empañan constantemente, con guantes de boxeo y haciendo fotos. Esa era nuestra sensación». Andan por la Torre Amarilla, una suerte de ascenso por cuerda fija, de veinte metros, de embotellamiento alpino donde se acumulan los pretendientes, llegando a esperar de una a dos horas para agarrar tu turno.

El documental sigue, imágenes de calidad más que notable, si te giras puedes ver en la cara de los que han asistido una sonrisa perpetua. Y han asistido muchos. Y se lo están pasando bien. Hay humor, hay potencia. 1, 2, 3, 4. 1, tenemos que llegar. 2, esto no se acaba nunca. 3,  me cagüen la mar. 4, tenemos que llegar.  Los dos leoneses se ven con fuerzas, algo puteados, pero con fuerzas. Y asoma la cumbre. Y ya es suya. Y.. «¡lo que nos ha costado la puta montaña!». Y la aventura acaba. 28 días en el Ama Dablam, algo justos según ellos. Sólo hay tiempo para una oportunidad. Y a seguir con sus vidas.

Emilio Valdés es parte del equipo de Desafio Extremo, el programa de Cuatro Televisión que protagonizará Jesús Calleja. Ahora se marcha al Kilimanjaro, con su cámara. Luego al Elbrus, al Rally de los Faraones, al Dakar y al Polo Norte. Y lo espera con avidez. Roberto de Paz, por su parte, ha cumplido su sueño. Se va a dedicar a vivir tranquilo con su mujer en Cangas. «Siempre me queda el Naranjo», dice él. Seguro que se terminan engañando para iniciar otra senda juntos. El documental ha terminado, ¿todo ha salido bien?. Última frase: Días después el Ama Dablam se cobró la vida de seis alpinistas. En la montaña todo es Oro y Carbón.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.