CASOS DE ESCALADORES

La enfermedad de Lyme: riesgo y consejos para su prevención

Lyme es una infección bacteriana que se transmite principalmente a través de la picadura de garrapatas infectadas, que suelen encontrarse en áreas de monte con vegetación, como las zonas de escalada que solemos frecuentar. Exponemos en este artículo sus riesgos y consejos para evitarlo, así como casos reales de escaladores.

Garrapata. Foto: Gonzalo Jara / Adobestock.
Garrapata. Foto: Gonzalo Jara / Adobestock.
| 2 comentarios |

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que se ha convertido en una preocupación de salud creciente en varias partes del mundo, incluida España. Provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi, esta enfermedad se transmite principalmente a través de la picadura de garrapatas infectadas con esta bacteria, que suelen encontrarse en áreas boscosas, pastizales y lugares con vegetación densa. Estas garrapatas suelen ser del género Ixodes, comúnmente conocidas como garrapatas de patas negras o garrapatas de venado.

Garrapata.  ()
Garrapata de patas negras.

Los escaladores y escaladoras estamos más expuestos que otras personas a contraer la enfermedad, dado los lugares en los que se practica el deporte. Solemos estar largos periodos en contacto con la vegetación, sentándonos en prados o apoyándonos en superficies en los que pueden estar presentes las garrapatas.

La época más propicia para la presencia de garrapatas es durante los meses cálidos, específicamente en España desde la primavera hasta principios del otoño, es decir, de mayo a octubre. Las temperaturas cálidas y la mayor humedad relativa proporcionan un ambiente ideal para que las garrapatas prosperen y busquen hospedadores para alimentarse.

Los lugares más propicios para la presencia de garrapatas son precisamente aquellos con humedad alta y vegetación densa, como bosques y praderas. También la presencia de animales, ya sean animales silvestres (ciervos, roedores…) o bien ganado tipo vacas, cabras.. que son hospedadores de las garrapatas, influyen en la abundancia de estos parásitos.

En España, las zonas del norte (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco) suelen tener una mayor incidencia de garrapatas debido a su clima húmedo y con vegetación.

Zona de escalada de Valdegovía. Foto: E.Martos
Zona de escalada de Valdegovía. Foto: E.Martos

Casos de escaladores

Recientemente la escaladora estadounidense Margo Hayes ha hablado abiertamente en sus redes sociales de esta enfermedad que ella misma padece. Según explica, fue diagnosticada con la enfermedad de Lyme y tres infecciones adicionales hace unos años. Cuenta que probablemente contrajo la enfermedad en Red River Gorge cuando tenía 13 años (actualmente tiene 26 años). La enfermedad ha tenido un impacto muy importante en su salud y en su rendimiento, alternando los periodos en los que puede desarrollarse como la deportista profesional que es, con otros periodos en los que ha de guardar cama, sufriendo de fatiga crónica, dolor, migrañas o afectaciones neurológicas, entre otros síntomas, sometiéndose a diversos tratamientos.

Ha decidido hacer pública su enfermedad para concienciar sobre la misma y para apoyar a otras personas que estén en situaciones parecidas. Ante las críticas que en estos años ha recibido por su desempeño irregular como escaladora de alto nivel, reivindica que las personas no se juzguen entre ellas sin conocimiento.

También agradece a sus fans y patrocinadores que vean en ella algo más que un número 5.15 (recordamos que Margo fue la primera escaladora en encadenar un 9a+ con La Rambla, y repitió después con Biographie y Papichulo).

Conocemos otros casos como el del escalador y periodista Trond Tilseth, noruego afincado actualmente en Granada. Según él mismo nos cuenta, es probable que contrajera la enfermedad en el verano de 2018 en la zona de escalada Hell, en Noruega, que frecuentaba mucho en esa época. En su caso, la garrapata no llegó a quedarse adherida en su piel, por lo que no fue consciente de su picadura. Según le dijeron los médicos, en la mayoría de los casos no llega a detectarse la picadura, por eso es difícil su diagnóstico.

Trond comenzó con síntomas habituales de una gripe y con dolores especialmente en la espalda que se fueron intensificando. Fue al médico pero no acertaron con el diagnóstico. También tuvo problemas a la hora de orinar, por lo que fue a urgencias y le aplicaron una sonda. Todavía tardaron unas semanas en diagnosticarle la enfermedad, hasta que acudió a un neurólogo al incrementarse los dolores que padecía. Una vez detectada (dio positivo a la bacteria de borreliosis en los análisis), le aplicaron tratamiento que implicó ingreso en el hospital, antibióticos y otros medicamentos.

En solo dos semanas llegó a perder 10 kilos de peso y en pocos meses perdió completamente todas sus fuerzas. De estar encadenando 7c sólido, en los meses siguientes tenía dificultades hasta para levantarse del suelo (no podía hacer ni una flexión). Tardó unos seis meses en empezar a recuperarse poco a poco. Afortunadamente, en la actualidad no tiene ninguna secuela y ha recuperado por completo su estado físico.

También hace unos años publicamos otro artículo sobre un escalador que contrajo una meningitis por una picadura de garrapata, incluyendo consejos de los doctores Enric Subirats e Íñigo Soteras.

Síntomas de la enfermedad

La enfermedad de Lyme puede manifestarse en varias etapas, con síntomas específicos. Uno de los más tempranos, que se puede producir unos días o semanas después de la picadura es una erupción cutánea (llamada Eritema migrans) en forma de diana que aparece en el lugar de la picadura. También pueden aparecer fiebre, escalofríos, fatiga, dolores musculares y articulares y dolores de cabeza (síntomas similares a una gripe). Semanas o meses después pueden aparecer erupciones adicionales, dolor en articulaciones, irregularidades cardiacas… Más adelante, meses o incluso años después de la picadura, puede derivar en enfermedades más graves como meningitis, artritis severa o problemas neurológicos crónicos.

En caso de síntomas sospechosos, es crucial buscar atención médica rápidamente para asegurar un diagnóstico y tratamiento oportunos, que suele incluir la toma de antibióticos.

Consejos para su prevención

Para evitar esta enfermedad es importante en primer lugar ser consciente de ella y estar atentos a las zonas que visitemos. Entre los hábitos que reducen el riesgo de que te pique una garrapata están:

  • Cuando se visite áreas con vegetación alta o bosques, usar pantalones largos y camisas de manga larga.
  • Evitar caminar por vegetación alta y mantenerse en los senderos marcados.
  • Aplicar repelentes de insectos que contengan DEET en la piel y permetrina en la ropa.
  • Después de estar en áreas propensas a garrapatas, revisar con detalle el cuerpo y la ropa para detectar y eliminar cualquier garrapata.

Pautas para la extracción de la garrapata

Según estudios del organismo CDC (Centre for Disease Control), las garrapatas necesitan estar adheridas y alimentándose durante al menos 36 a 48 horas para transmitir la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. Por lo tanto, la rápida eliminación de una garrapata es crucial para reducir el riesgo de contraerla. Estas son las pautas para una extracción adecuada que indica la fundación SOS Lyme:

  • Usa pinzas de punta fina para agarrar la garrapata de la manera más cercana posible a la superficie de la piel.
  • No aprietes la garrapata por el cuerpo, ya que esto puede hacer que las bacterias entren en la herida.
  • Tira hacia arriba con firmeza y con una presión constante y uniforme. No retuerzas ni gires la garrapata, ya que esto puede hacer que las partes de la boca se rompan y queden incrustadas en la piel.
  • Evita usar métodos como aplicar calor, esmalte de uñas, vaselina u otros productos químicos sobre la garrapata mientras aún está adherida a la piel. Estos métodos no son eficaces y pueden hacer que la garrapata libere más bacterias en la herida.
  • Una vez que la garrapata ha sido quitada, limpia bien el área de la picadura y tus manos con alcohol, yodo o agua y jabón.
  • Puedes eliminar la garrapata metiéndola en alcohol, envolviéndola con cinta adhesiva, metiéndola en una bolsa sellada o simplemente tirándola por el inodoro. No aplastes la garrapata con los dedos.
  • Después de extraer la garrapata, observa el área de la picadura y tu salud general. Si desarrollas una erupción en forma de diana, fiebre, dolores musculares o cualquier otro síntoma similar a la gripe, consulta a un médico de inmediato.

Incidencia de la enfermedad

La probabilidad de contraer la enfermedad de Lyme tras una picadura de garrapata varía en función de factores como la duración de la picadura y la región geográfica. Según estudios internacionales (CDC y Lyme Time), de media solo del 2% al 3% de las personas que son picadas por garrapatas desarrollan la enfermedad de Lyme. En los Estados Unidos, se estima que aproximadamente el 20% de las garrapatas están infectadas con la bacteria de Lyme, si bien este porcentaje disminuye mucho en los estados del sur.

En cuanto a España, aunque no hay datos tan detallados como en los Estados Unidos, se sabe que la incidencia de la enfermedad de Lyme ha mostrado una tendencia al alza. Según la fundación SOS Lyme, hay un promedio de 15 casos por cada 100 000 habitantes, aunque hay áreas como Galicia, Asturias, Cantabria, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana donde la incidencia es mayor.

Prueba del riesgo que presentan las garrapatas en nuestro país es que el Ministerio de Sanidad ha presentado recientemente su Plan Nacional de Vigilancia y Control de Enfermedades transmitidas por Vectores, centrado en las garrapatas.

Fuentes consultadas:

Lecturas relacionadas
Comentarios
2 comentarios
  1. Muy buen articulo. Me suelo tirar en los prados como si estuviera en el sofá de casa, algo que mi pareja siempre critica por miedo a los insectos.
    Va a resultar que tiene razón. En adelante iré con más cuidado.
    Gracias por el artículo.

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.