EXPLORANDO

El infierno australiano en BTT, en la Librería

Juan Menéndez Granados nos contará los detalles de su Australia Infernal Track, 5.000 kilómetros en solitario y con total autonomía sobre un territorio casi impracticable.

| No hay comentarios |
Juan durante la travesía por los desiertos de Australia.- Foto: Col. Juan Menéndez GranadosJuan durante la travesía por los desiertos de Australia.- Foto: Col. Juan Menéndez Granados

Hace unos días entrevistamos a Juan Menéndez Granados quien cruzó el continente australiano de este a oeste en bicicleta, sólo y sin apoyo logístico, una ruta de 5.001 kilómetros coincidiendo con uno de los veranos australes más calurosos de la historia.

Todo esto nos lo contará su protagonista el miércoles 11 de marzo a las 19 horas en la Librería Desnivel.

El asturiano completó ante la Ópera de Sidney esta travesía de poco más de tres meses, que coincidió con uno de los veranos australes más calurosos de las últimas décadas. Juan Menéndez Granados fue recibido ante la Opera de Sidney por el canciller de la ciudad, John McInerney, que le dio la bienvenida en nombre de la alcaldesa, Clover Moore; y por Alex Unwin, director ejecutivo del ´Bicycle NSW CEO´, la organización ciclista más importante del Estado de Nueva Gales del Sur.

El asturiano, que realizó este recorrido en solitario en montain bike y sin ningún tipo de apoyo logístico, inició su aventura el 2 de noviembre de 2008 en la costa oeste de Australia, desde donde se adentró por los desiertos Gran Arenoso y Gibson, para llegar hasta Alice Springs, en el centro del país. Durante esta primera parte, visitó algunas de las comunidades aborígenes más remotas, y se enfrentó a la ausencia de puntos de avituallamiento en grandes áreas. Tras rebasar Alice Springs, en los primeros días de 2009 cruzó el Desierto Simpson, uno de los territorios más peligrosos de Australia, donde algunas zonas se cierran a las visitas durante ciertas épocas del año para evitar complicados rescates, para luego recorrer las áreas desérticas de Pedirka y Strzeleck.

Las altas temperaturas han sido una constante durante esta travesía. Casi a diario, Menéndez Granados tuvo que soportar unas máximas a la sombra que superaban los 43º, con máximas absolutas cerca de los 50º. Para protegerse del extremo calor, se vio obligado a resguardarse con una manta térmica durante las horas centrales del día y aprovechar el amanecer y atardecer para rodar en la bicicleta. El hecho de tener que cruzar además zonas desérticas muy escasamente pobladas tuvo que cargar habitualmente con un equipo y provisiones (60 litros de agua) que superaban en su conjunto los 100 kilos.

La soledad, las tormentas de polvo, las lluvias e inundaciones, la convivencia con las comunidades aborígenes más aisladas o las averías mecánicas fueron algunas de las distintas situaciones a las se tuvo que enfrentar durante estos tres meses este joven deportista, que logró completar este recorrido gracias a la experiencia adquirida en otras travesías por territorios extremos como los Andes, la Amazonia, Montes Urales, Escandinavia en invierno o Marruecos.

 

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.