50 ANIVERSARIO

El desafío del Everest

Lo fue para sus exploradores, primeros ascensionistas, y quienes lo imaginaron difícil y sin oxígeno. Todos en El Everest de Juanito Oiarzabal.

| No hay comentarios |
Portada de El Everest de Juanito OiarzabalPortada de El Everest de Juanito Oiarzabal

¿Quién no ha oído nunca hablar del Everest? Seguro que pocos, muy pocos.Es la montaña más alta del mundo, «carne de Trivial», e iconomundial dentro y fuera del universo alpinístico, gracias a sus casi nueve milmetros de altura. Posiblemente, algunos menos sepan que sus primerosascensionistas fueron el neocelandés EdmundHillary y el sherpa TensingNorgay el 29 de mayo de 1953. Una conquista que en pocos meses cumplirámedio siglo de historia.

Pero antes hubo mucho más. Concretamente, otros 50 años donde se agolpan laexploración de lo desconocido, la búsqueda de los límites humanos,dramáticos episodios alpinísticos, y leyendas quepermanecerán ligadas para siempre a tan especial montaña. Otro medio siglo dehistoria, que tras su conquista, ha continuado hasta las más de 1.500ascensiones actuales…y que se sigue hoy escribiendo.

Kiko Betelu lo ha hecho en ElEverest de Juanito Oiarzabal. Primero, recorriendo los años dedescubrimiento, avance y conquista de la más alta de las montañas, así comolo que vino después. El himalayismo de vanguardia, el más difícil,comprometido y duro, trasladado a la cota más alta. Por ejemplo, la suroestebritánica de 1975, o la única ascensión solitaria auténtica de Messneren 1980.

Juanito y el Everest

Durante el intento vasco a la Británica de la cara suroeste - Foto: Col. J. OiarzabalDurante el intento vasco a la Británica de la cara suroeste – Foto: Col. J. Oiarzabal

Diez años después de aquello, en 1990, el alavés JuanitoOiarzabal se propuso, junto a un potente grupo vasco con los mejoresalpinistas de entonces, ascender la cara suroeste del Chomolungma, junto a lavertiente Kangshung, la pared más seria de la montaña. La cima ya no era elúnico objetivo. MartínZabaleta lo había logrado una década antes para el alpinismo nacional. El»cómo» lograrla era lo importante. Y por allí, sólo dos expediciones habían salido victoriosas. Así se inicia una particular relaciónque tuvo tres encuentros más -1993, 2000 y 2001- y que conforma la segundaparte de El Everest de Juanito Oiarzabal.

Un libro con el que Desnivel y Kiko Betelu pretenden conmemorar, tanto elaniversario de la primera ascensión a la cima del mundo, como repasar lasexpediciones que Juanito, sexto hombre en el mundo en coronar los CatorceOchomiles, ha vivido en la montaña. En la última, hace año y medio, consiguió el único ochomil principal sin oxígeno que le quedaba…elEverest.

Como anticipo, os ofrecemos dos capítulos del libro -uno de cada parte-,estrechamente relacionados entres sí. Hitos del Everest, recoge lo que vinodespués de la conquista del Everest. La demás aristas y caras de su piramidalfigura seguían ofreciendo retos y problemas para quienes quisieran afrontarlos.En este capítulo se recogen las grandes ascensiones que siguieron a la primerade Hillary y Tensing. Y uno de esos retos, su cara suroeste, resuelta porbritánicos y rusos en 1975 y 1982 respectivamente, queda recogido en elcapítulo 1990, el gran desafío, en el que Juanito recuerda su primer intentoal techo del mundo, dentro del ambicioso intento vasco a esta descomunal muro deroca negra.

Ver ficha dellibro

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.