EXPLORANDO

Sobre la viabilidad de San Glorio

Dos estudios analizan la viabilidad de la estación de San Glorio a través del clima, la nieve y los intereses de cada parte.

| No hay comentarios |
Parque natural de la montaña palentina, donde se quiere construir la estación.~ desnivelpress.comParque natural de la montaña palentina, donde se quiere construir la estación.~ desnivelpress.com

Desde que hace unos meses se presentó el proyecto de crear una nueva estación de esquí en San Glorio, son muchas las voces que se han alzado a favor o en contra de esta construcción.

Por un lado, los promotores de la estación, el Gobierno de Castilla y León y la organización vecinal «Salvemos la montaña palentina», defienden el proyecto como base para la recuperación económica de la zona, y niegan el impacto ambiental que tendrá en las áreas naturales.

Por otro, Ecologistas en acción, la Plataforma en Defensa de San Glorio y geógrafos expertos, llevan meses organizando marchas de protesta y presentando alegaciones en el gobierno. Sus quejas se basan en que la estación de San Glorio se ubicará en dos espacios protegidos: el Parque Natural de la montaña palentina y el Parque Regional de Picos de Europa, en León; provocando grandes daños para la flora y la fauna de la zona.

Estudios sobre San Glorio

Cada año nieva menos, con lo que las estaciones resultan menos rentables. Desolador aspecto de la estación leonesa de Leitariegos...¡un 8 de febrero!<br />Fuente:Desnivelpress.com» src=»http://static.desnivel.com/images/2006/01/19/leitariegoscerrada_p2.jpg» /></a><span>Cada año nieva menos, con lo que las estaciones resultan menos rentables. Desolador aspecto de la estación leonesa de Leitariegos…¡un 8 de febrero!<br />Fuente:Desnivelpress.com</span></div>
<p>Además de estas dos opiniones, expertos geógrafos han llevado a cabo estudios objetivos que analizan la rentabilidad y viabilidad de la construcción de nuevas pistas de esquí como la de San Glorio.</p>
<p> Uno de ellos, cuyo informe reproducimos íntegro a continuación, Javier G. Corripio, Dr. en Geociencias, que actualmente investiga los recursos hídricos derivados de la nieve y glaciares, nos presenta un estudio sobre esta estación analizando las precipitaciones nivológicas (cada vez menos frecuentes), el cambio climático y los intereses sesgados de diferentes organizaciones en la zona, diferentes a los que nos quieren hacer creer.</p>
<p><p>Además de este informe, añadimos un trabajo sobre San Glorio presentado al XIX Congreso de Geógrafos Españoles (archivo PDF), que nos ha hecho llegar amablemente Manuel Frochoso, geógrafo de la Universidad de Cantabria. En este estudio se trata también sobre la nieve, las estaciones de esquí, y se centra en San Glorio. Alguna de sus conclusiones habla de que las estaciones de esquí alpino esconden, bajo la perspectiva de un turismo ambiental sostenible, procesos indiscriminados de urbanización, además de instalarlas en áreas de gran valor natural.</p>	
<p> Ambos trabajos ponen en duda el beneficio económico de las estaciones de esquí, ya que cada año nieva menos y la temporada de esquí se ha reducido de 5 meses a 3 y medio.</p>
<p> <a href=Descargar Actas del XIX Congreso de Geógrafos Españoles en PDF (45 kb)

A propósito de San Glorio, el clima, la nieve y los intereses sesgados (Javier Corripio)

Figura 1.- Precipitación invernal (diciembre-marzo) a 43°N, 4.7°W y tendencia desde 1948 hasta el 2005.  Pese a la variación entre un año y otro, hay una clara tendencia a la disminución (línea roja). Datos de NCEP/NCAR Reanalysis, NOAAA Climatic Diagnostic Center.Figura 1.- Precipitación invernal (diciembre-marzo) a 43°N, 4.7°W y tendencia desde 1948 hasta el 2005. Pese a la variación entre un año y otro, hay una clara tendencia a la disminución (línea roja). Datos de NCEP/NCAR Reanalysis, NOAAA Climatic Diagnostic Center.

Durante los últimos meses hemos seguido en Desnivel el debate del proyecto de la estación de esquí de San Glorio. Muchos de los argumentos se basan en la crítica al oponente sin pararse a mirar la realidad. Unos inventan enemigos de cartón a los que es fácil derrotar, por ejemplo un proyecto mucho mas dañino con el medio ambiente para decidirse por el proyecto de casa. En el bando contrario es desalentador ver como los seres humanos siguen fuera del paisaje ecologista, lo que lleva a muchos a pensar que a veces el ecologismo militante es una profunda misantropía vestida de verde.

Entre el modelo trasnochado de desarrollo a base de excavadora y el inmovilismo verde hay soluciones intermedias. Sin embargo, lo que me parece más sorprendente es que no haya ni un solo estudio serio de la viabilidad de la estación a medio plazo. Y más que nada de la materia prima que necesita la estación para funcionar: la nieve. Los promotores enseñan unas cuantas fotos, pero eso no demuestra nada. Una estación viable necesita un mínimo de nieve y continuidad, sin embargo es imposible encontrar un solo estudio sobre la cobertura nival en la zona durante los últimos años.

Figura 2.- Temperatura media invernal (diciembre-marzo) a 43°N, 4.7°W y tendencia desde 1948 hasta el 2005.  El cambio es menos acusado que en el caso de la precipitación pero claramente positivo. Datos de NCEP/NCAR Reanalysis, NOAAA Climatic Diagnostic Center.Figura 2.- Temperatura media invernal (diciembre-marzo) a 43°N, 4.7°W y tendencia desde 1948 hasta el 2005. El cambio es menos acusado que en el caso de la precipitación pero claramente positivo. Datos de NCEP/NCAR Reanalysis, NOAAA Climatic Diagnostic Center.

Estudios recientes en Austria 1 revelan que el futuro de muchas estaciones de esquí en los Alpes puede ser problemático, y esto tomando como referencia los pronósticos más conservadores del IPCC (panel intergubernamental para el cambio climático). En Suiza no se permiten nuevas estaciones de esquí y ningún banco está dispuesto a proveer crédito a este tipo de proyectos.

Si los bancos no ven el beneficio en el centro de los Alpes, uno se pregunta quién va a pagar los platos rotos en la Cordillera Cantábrica. Pero volvamos a la materia prima, la nieve. Es impensable que una empresa minera no haga prospecciones geológicas o que una industria del petróleo ignore los estudios geosísmicos, sin embargo no hay un solo estudio nivológico en la zona.

Es cierto que en España ese tema está bastante descuidado, a pesar de sufrir escasez constante de agua. Sin embargo, se puede estimar la cobertura nival y su evolución futura por otros medios. No me consta que haya ningún intento de estudio en este sentido.

Ni los datos meteorológicos ni los hidrológicos en España son públicos, a pesar de ser pública la financiación de los organismos que los miden. Esto perjudica al ciudadano normal al privarle de su derecho a saber lo que ocurre en su entorno, pero hay una vía alternativa.

Desde 1948 la Agencia Estadounidense para la Atmósfera y el Océano1 archiva datos climáticos de todo el planeta y el acceso es público y sin restricciones. Este archivo consta de 57 años, lo cual empieza a darnos una indicación fiable de cuál es la variabilidad del clima medio plazo. Utilizando esta información, si vemos que la temperatura y la precipitación se mantienen más o menos igual, podremos decir que, con algún altibajo, vamos a seguir esquiando con tanta nieve como hasta ahora.

Figura 3. Previsiones de cambio entre las condiciones presentes y el 2080 según el modelo Hadley 3 y los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero del IPCC. El cambio previsto en la Cordillera Cantábrica es de una disminución de la precipitación del 15%. Modelo del Hadley Centre for Climate Prediction and Research, UK Met Office.Figura 3. Previsiones de cambio entre las condiciones presentes y el 2080 según el modelo Hadley 3 y los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero del IPCC. El cambio previsto en la Cordillera Cantábrica es de una disminución de la precipitación del 15%. Modelo del Hadley Centre for Climate Prediction and Research, UK Met Office.

Si vemos que la temperatura baja y la precipitación aumenta, tendremos toneladas de nieve polvo para delicia de los freeriders. Ahora bien, si la precipitación disminuye y la temperatura aumenta, mal negocio tenemos a la vista. Y esto es precisamente lo que está pasando.

Los datos son evidentes en las figuras 1 y 2, que muestran la precipitación media durante el invierno (de diciembre a marzo) desde 1948 al 2005, para la latitud y longitud donde se encuentra San Glorio. Tenemos una bajada enorme de las precipitaciones, con una pérdida de más de 70 mm (equivalente a 70 cm de nieve) de promedio en medio siglo, que es muchísimo.

Las temperaturas han aumentado casi un grado, lo cual es equivalente a un cambio en la línea de nieve de más de 150 m de altura. Estos datos provienen de observaciones locales y modelos globales, y abarcan un área mucho más extensa que la zona de montaña donde se planea la estación de esquí. Localmente hay cambios debido a la altura, la insolación, y en general, al efecto que las montañas tienen sobre el clima local.

Figura 4. Previsiones de cambio entre las condiciones presentes y el 2080 según el modelo Hadley 3 y los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero del IPCC. El cambio previsto en la Cordillera Cantábrica es de un aumento de la temperatura de hasta 4°C. Modelo del Hadley Centre for Climate Prediction and Research, UK Met Office.Figura 4. Previsiones de cambio entre las condiciones presentes y el 2080 según el modelo Hadley 3 y los escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero del IPCC. El cambio previsto en la Cordillera Cantábrica es de un aumento de la temperatura de hasta 4°C. Modelo del Hadley Centre for Climate Prediction and Research, UK Met Office.

Es poco probable que la tendencia local y la global sean radicalmente diferentes. Sería lógico combinar la observación detallada con los modelos globales antes de poner en el mercado un producto que quizás no llegue a existir nunca. Por eso cabe preguntarse si lo que realmente se quiere es el desarrollo y el beneficio de la comarca o el beneficio rápido de la actividad inmobiliaria y las construcciones masivas.

Si es esto último no sorprende que no haya estudios de viabilidad climática, si es lo primero, no encuentro explicación alguna para su ausencia. Menos aún, cuando todos los pronósticos coinciden en que el cambio va a ser más drástico en los próximos años.

Véanse si no las figuras 3 y 4 que recogen los cambios en precipitación y temperatura para el oeste de Europa desde el presente hasta final del siglo XXI. Reflejan una disminución de la precipitación del 15% y un aumento de la temperatura de hasta 4°C en la zona de la Cordillera Cantábrica. Con este panorama, es difícil comprender el interés o la viabilidad de una nueva estación de esquí en la zona.

Javier G. Corripio es Dr. en Geociencias, ha trabajado en el Centro de Estudios de la Nieve de Meteo France, y actualmente investiga los recursos hídricos derivados de la nieve y glaciares en el Centro Federal de Tecnología de Suiza (ETH) en Zürich.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.