EXPLORANDO

Encordades: “Las mujeres lo han tenido difícil en la montaña”

Está trabajando en Encordades, un proyecto de documental sobre la evolución de la mujer en la escalada que reúne a protagonistas desde Carme Romeu (91 años) hasta Helena Alemán, pasando por Eli Vergés, Mònica Verge o Esther Sabadell.

Autor: | 45 comentarios | Compartir:

Detrás de Encordades hay profesionales del audiovisual y aficionados a la escalada. Un equipo que no ha dudado en poner en común esas dos facetas, con la realización de varios documentales sobre escalada, que intentan mantener el nivel técnico y profesional lo más alto posible, sin caer en la etiqueta de ‘vídeos para escaladores’. Con esta filosofía presentaron sus trabajos anteriores (Inclinacions y Vies blaves) en el Festival de Cine de Montaña de Torelló.

Encordades, es el último proyecto audiovisual y el más ambicioso hasta la fecha. Y está compuesto por un grupo de profesionales del mundo audiovisual de Barcelona, con los que ha puesto en práctica técnicas propias de ese sector que pocas veces se ven en paredes de escalada o en la montaña en general. Más allá de lo técnico, el contenido del documental versa sobre el papel de la mujer en la escalada. Lo cuentan en primera persona cinco escaladoras catalanas de referencia para sus respectivas generaciones: Carme Romeu, Eli Vergés, Mònica Verge, Esther Sabadell y Helena Alemán.

¿En qué consiste el proyecto Encordades?
Encordades es un documental que quiere hacer referencia a toda la evolución de las mujeres dentro del mundo de la escalada, un mundo que tradicionalmente no ha sido femenino pero que poco a poco se han ido abriendo paso a través de las generaciones. La idea era que no sólo fuera un documental para escaladores. La escalada sería una excusa para explicar la evolución de la mujer y el papel que ha jugado en la sociedad: a principios del siglo pasado, las mujeres tenían dificultades para votar y para cincuenta historias diferentes; paralelamente, tenían dificultades para escalar o para ir a la montaña, y ha ido cambiando todo poco a poco. El proyecto se titula Encordades porque entre ellas están encordadas, ya que ninguna hubiera evolucionado más adelante sin lo que había hecho la anterior a ella.

¿Quiénes son las protagonistas del documental?
Hemos cogido diferentes escaladoras que no son ni mejores ni peores que otras, sino que son simplemente las que pensamos que podían funcionar. Y eso no quiere decir que, por no estar Berta Martín o Anna Ibáñez, por decir algo, ellas no formen parte de esto; quiere decir que, cuando haces un proyecto así, tienes que decantarte por unas que representen cada generación.

Hagamos un repaso de las escaladoras que forman parte y qué paso adelante dio su generación.
La primera escaladora es Carme Romeu, que ahora tiene 91 años. Ella fue de las primeras personas que hizo escalada en serio en Catalunya. Fue fundadora del Club Muntanyenc Barcelonès, con lo que significa de apertura, ya que los clubes en un principio no aceptaban a mujeres. Fue la primera mujer en subir al Cavall Bernat, que ha sido la roca mítica de la escuela cuna de la escalada de Catalunya. Carme era una persona super activa y lo sigue siendo; fue campeona en campeonatos de esquí, tanto nacionales como internacionales, campeona de atletismo, sigue haciendo piscina diariamente con 91 años… es una deportista.


 

Después viene Eli Vergés, de 75 años y mujer de Anglada, que ya hizo un paso más, y empezó a hacer escaladas de dificultad. Ella habla de que pudo hacer todo lo que hizo porque iba con los hombres. Iba con Anglada, con Sardà, con Guillamon… con toda una generación de tipos que la llevaban con ellos pero que a la vez ella subía por sus propios medios. Ella estaba rompiendo. Eli está trabajando y documentándose mucho para que se reconozca todo lo que ha representado la escalada femenina y el deporte de montaña femenino. Sin ser feminista, hace valorar el papel de la mujer en la escalada. Además, nos aporta el hecho de la montaña en familia, que es algo muy importante en el documental: cada una nos habla de la faceta laboral, de la maternidad, no sólo de la escalada en sí.

Después, Mònica Verge, primera catalana (y española) en hacer un ochomil, el Cho Oyu en 1989. Rompe con todo: rompe con Barcelona y se va a vivir al refugio de Salardú, viviendo y entrenando en la montaña. Es un cambio de chip, es un paso más. Entra también en la época de los sponsors, y empieza a buscar sponsors con dificultad pero, poco a poco, los va consiguiendo para hacer expediciones.

Después tenemos a Esther Sabadell, que ya no sólo vive en la montaña sino que vive de la montaña en cierto modo. Trabaja de cámara de Al filo de lo imposible, con ello puede permitirse viajar, ir de expediciones, subir tres ochomiles… Es la generación que empieza a buscarse la vida y a entrar más en una profesionalización de la montaña.

Y la última es Helena Alemán, que ya es la profesionalización total. A la vez, todo esto va creciendo con la libertad de mente, la facilidad de entrada en este mundo, etc. Helena es la profesionalización, los sponsors, las competiciones… pero a la vez pensamos que ella es todavía de las personas que mantiene el espírito romántico de las primeras como Carme Romeu, cerrando un poco el círculo.

A nivel técnico, ¿cómo se ha realizado Encordades?
A nivel técnico, mi propuesta para este documental incluye a un grupo de profesionales que trabaja en el sector audiovisual en Barcelona. La idea era traer todos los medios técnicos que existen, como grúas, grabaciones desde helicóptero… cosas que son difíciles de llevar o de mover por la montaña (es difícil llevar una grúa porque tienes que portearla) y sin grandes presupuestos (no somos una productora americana). Pero, en comparación con lo que se había hecho aquí hasta ahora creo que puede ser un salto, porque se ha podido grabar desde helicóptero, se han llevado grúas a pie de pared a Margalef… A parte, se ha grabado en alta definición, se juega mucho con el tema de ópticas, diferentes cámaras y siempre grabando tanto desde la subjetividad de dentro de la pared como desde fuera. Somos gente profesional del audiovisual pero también nos hemos colgado de las paredes para grabar con ellas.

¿Cuánto tiempo lleváis trabajando en el tema?
Llevamos trabajando en esto desde septiembre del año pasado. Cumplirá un año en septiembre y la idea es poder terminarlo entonces. Pensamos que podíamos grabar durante todo un año, para seguir la evolución de estas personas.

Entonces, ¿la idea es terminar el montaje en septiembre?
La idea es ir al Festival de Torelló de este año. En octubre, que es cuando se presentan las películas para Torelló es cuando lo queremos tener terminado.

¿Qué experiencia tienes en montaña?
Antes de este documental, yo ya había hecho otros dos por cuenta propia, que ambos habían sido presentados y seleccionados en Torelló: Inclinacions y Vies blaves. Son dos documentales de escalada y los dos han estado en los dos festivales más importantes de montaña de España, que para mí son el de Vitoria y el de Torelló.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.