EXPLORANDO

Darío Rodríguez, 27 años de fotografía de montaña

Darío Rodríguez, fundador de esta casa, acudió como conferenciante al ciclo convocado por el Club Peñalara de Madrid y en ella repasó las últimas tres décadas de sus persecuciones a los «locos de las montañas».

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Darío Rodríguez, ¿mejor con el objetivo que con los ojos?.- Foto: desnivelpress.comDarío Rodríguez, ¿mejor con el objetivo que con los ojos?.- Foto: desnivelpress.com

Texto y fotos de Ángel Pablo Corral

Darío Rodríguez, Director de Desnivel, fue el primer conferenciante invitado al IV Ciclo de Conferencias Constancio Bernaldo de Quirós organizado por la RSEA Peñalara en el Real Jardín Botánico de Madrid. Este Ciclo contará con seis conferenciantes invitados y finalizará el próximo mes de noviembre. Darío compareció el martes 19 de febrero para hablar de fotografía de montaña ante un selecto público de peñalaros incondicionales de la montaña… y también de la fotografía.

Tras una breve introducción a cargo de Pepe Hurtado, Presidente de Peñalara, y de Gonzalo Nieto, Director del Real Jardín Botánico, Enrique Hidalgo, organizador del ciclo, se encargó de presentar a Darío y destacó de él que haya sido capaz de organizar una librería de montaña -«vender libros ya tiene su mérito» -dijo Enrique- y un concurso de literatura de montaña.

Binomio inseparable

Darío caza a dos peñalaros en la Librería Desnivel, Carlos Muñoz-Repiso y Jerónimo López, el 24 oct 2007.- Foto: Ángel Pablo CorralDarío caza a dos peñalaros en la Librería Desnivel, Carlos Muñoz-Repiso y Jerónimo López, el 24 oct 2007.- Foto: Ángel Pablo Corral

Como no es posible desligar la trayectoria de este periodista-fotógrafo de la historia de Desnivel, la primera imagen de la proyección de Darío fue la portada de aquel número cero dedicado a su amigo Eduardo Benedé y que se ha convertido, dada su escasez, en una pieza para coleccionistas (al menos yo no lo tengo, es el único que me falta de los 259 números). En estos primeros años de actividad fotográfica aparecieron en pantalla personajes revolucionarios como Manolo Martínez (apodado «el Musgaño»), peculiares como Jesús Gálvez o Josechu Jimeno y representativos de la ética y estética de la época, como Javier Orive (apodado «Chochín»).

Con todos ellos mantuvo una estrecha relación Darío, quien considera precisamente la década de los ochenta como una época dorada en esta actividad y las escuelas madrileñas de la Pedriza y Patones, como sus preferidas para las fotos de escalada. Viajó en aquellos entonces a las gargantas del Verdón y después de alucinar con las fotos de escalada que vió en el bar de la zona junto a sus amigos, tomó la decisión de hacerse fotógrafo de montaña. La decisión de devenir fotógrafo, que diría un francés.

A viajar se ha dicho

Pepe Hurtado y Enrique Hidalgo, de Peñalara, junto a Darío al termino de su intervención en este IV Ciclo de Conferencias Bernardo de Quirós.- Foto: Ángel Pablo CorralPepe Hurtado y Enrique Hidalgo, de Peñalara, junto a Darío al termino de su intervención en este IV Ciclo de Conferencias Bernardo de Quirós.- Foto: Ángel Pablo Corral

Semejante decisión «obligó» a Darío a viajar allí donde se producían los eventos más interesantes del alpinismo, la escalada o el esquí, de manera que ha recorrido algunos de los entornos de montaña más importantes del mundo y numerosos rincones de las montañas españolas, escalando en muchas ocasiones vías comprometidas detrás del amigo escalador que ejercía de guía, por cierto, la mejor manera de hacer las mejores fotos.

Vivió la carrera de esquí de montaña Pierra Menta en sus primeros dos años en vuelos frenéticos en helicóptero -a los que confesó haberse enganchado para los restos-, estuvo en Alaska siguiendo la Iditarod, la legendaria carrera de perros de trineo de más de 1.800 km. recorridos al trote por los perros durante quince días y a -20º, participó en los primeros raids de montaña cuando los corredores eran atletas amateurs y aún se dormía en tienda de campaña en plena soledad, luego llegaron los hoteles…

Fue a Australia con Carlos Suárez a escalar y una vez allí se dió cuenta de que una de dos, o le aseguraba o le hacía fotos. Visitó un entorno clave en la historia del himalayismo, el glaciar de Baltoro, hizo trekking en China a lomos de camello hacia el K2, recorrió media Africa en moto junto a su amigo Orive y visitó Malí junto a escaladores de primera como Carlos Suárez, Carles Brascó, Anna Ibañez y Orive de nuevo. La gente en Africa es increíblemente alegre -cuenta- a pesar de que no tienen nada, aunque en Mauritania ni siquiera quisieran ayudarle a levantar la moto del suelo…

La intimidad de los solos

Darío en el inicio de su charla en el Jardín Botánico.- Foto: Ángel Pablo CorralDarío en el inicio de su charla en el Jardín Botánico.- Foto: Ángel Pablo Corral

Dos momentos cumbre en la proyección fueron los relatos y las fotos de los solos de gran dificultad que Darío tuvo ocasión de presenciar y que «le ponen los pelos de punta». Se notaba por la seriedad de sus comentarios. Carlos García escaló con toda naturalidad en solo el desplome de La Visera de Riglos y con toda naturalidad quiso repetirlo para la sesión de fotos.

Aquella noche Darío apenas durmió, y a la mañana siguiente estuvo de los nervios colgado a 150 metros del suelo, mientras un relajado Carlos García reposaba y miraba hacia el pueblo para darle tiempo a cambiar varias veces de carrete. Su amigo Carlos Suárez volvió a hacerle pasar el mismo trago en sus espectaculares solos en Cazaprimeras (8a, Cuenca) y Desmond Tutú (7c+, Patones). Darío contó que no le gusta hacer fotos de estos solos, le pesa una gran responsabilidad. Únicamente lo hace cuando se dan varias circunstancias juntas: primero se asegura de que al escalador le apetece hacerlo, tiene una confianza total en el escalador, a éste le sobra nivel para la vía elegida y su ánimo para realizar el solo es sincero y privado. Ya ha visto a algún escalador descerebrado jugarsela porque había cámaras grabando…

Personajes de todo tipo

El cazador cazado, junto a Carlos Soria, el 15 sep 2004.- Foto: Ángel Pablo CorralEl cazador cazado, junto a Carlos Soria, el 15 sep 2004.- Foto: Ángel Pablo Corral

También vimos en el desfile de fotografías a personajes conocidos de todos nosotros, algunos de ellos ya legendarios. Por allí apareció Joan Quintana escalando la cascada Alea iacta est en Malaval, Javier Orive en la Directísima del Naranjo primero y en Malí después, Suárez y Brascó en Malí, Pepe Hurtado, Presidente de Peñalara, en nuestro Almanzor, Manu Córdova en pleno «dry tooling», Josune Bereciartu, que escala sólo medio grado por debajo de los mejores hombres. Vimos a Cintero rememorar la primera a El Puro 50 años después y a Josechu descalzo hacer lo propio en El Naranjo 100 años después de la primera a la Cainejo-Pidal, a Darío le pareció increíble que subieran por allí en 1904. Vimos a Araceli Segarra y Ruth Planells, espléndidas las dos, escalar El Naranjo, a Laureano Casado y Carlos Suárez volando «al filo» desde su cumbre y a Suárez de nuevo en Sólo al viento en la cara Oeste. Sí, efectivamente, «el Picu» ha atraído constantemente los pasos de Darío y sus vuelos en helicóptero, más aún, así, editar un libro de fotos aéreas de los Picos de Europa fue el paso siguiente. En la pantalla estuvieron también el incomparable Reinhold Messner, el irrepetible Kurt Diemberger, del que acabó haciendose amigo, el gran Edmund Hillary, el entusiasta Chris Bonington, el tranquilo José Manuel Anglada, el entrañable ecuatoriano Iván Vallejo y el infatigable Carlos Soria. Que me perdone alguien si olvidé anotar su nombre.


 

Terminó Darío con fotos de anécdotas y curiosidades de las situaciones fotográficas vividas, nos mostró «cómo se lo montan en el andamio» los fotógrafos que hacen fotografía de escalada, imágenes que resultaron como empequeñecidas por la entidad de los momentos y personajes ya históricos que habíamos visto a lo largo de la proyección. Todavía recuerdo bien cuando, allá por 1981, un colaborador de aquella nueva revista me ofreció el número 2 de Desnivel en el refugio de Urriellu… Dentro de 27 años volvemos a hablar, Darío.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias